30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Difícil pero no imposible

El Elche se ha situado penúltimo, pero depende de sí mismo para conseguir la permanencia - De los siete partidos que restan, los franjiverdes disputarán cinco en casa y solo dos fuera - El equipo tiene que recibir a Valladolid y Alavés

Fidel, en el centro de la imagen, volverá para la «final» de mañana frente al Valladolid.

Fidel, en el centro de la imagen, volverá para la «final» de mañana frente al Valladolid.

La derrota del Elche frente a Osasuna fue, como reconoció Pablo Piatti, «dura y de las que hacen daño». La mala imagen mostrada por el equipo de Escribá en El Sadar ha provocado que la ilusión y el positivismo que rodeaba al conjunto ilicitano hace apenas un par de semanas se haya transformado en pesimismo.

La situación del cuadro franjiverde es complicada y la continuidad en Primera División está difícil. Pero no imposible. El Elche se encuentra a un solo punto de los puestos de permanencia y sigue dependiendo de sí mismo para conseguir la salvación. Además, tiene una ventaja sobre sus rivales. De los siete partidos que restan, cinco los disputará como local en el estadio Martínez y solo dos a domicilio.

Con el Eibar casi desahuciado con 23 puntos, a cuatro de la permanencia, y el Getafe con 31 en situación ventajosa con cuatro de ventaja; todo apunta a que van a ser cuatro equipos: Alavés, Huesca, Valladolid y Elche los que se jueguen las otras dos plazas de descenso. Vitorianos, oscenses y pucelanos están empatados a 27 puntos y los franjiverde llevan uno menos.

El conjunto de Escribá tiene que recibir al Valladolid mañana (21 horas) y al Alavés en la antepenúltima jornada. Esos dos encuentros frente a rivales directos marcarán el futuro del Elche, porque también está en juego el golaveraje particular.

LA CIFRA

21 puntos todavía por disputar

Restan siete partidos para finalizar la Liga y todavía pueden pasar muchas cosas. El Elche lo tiene difícil, pero depende de sí mismo.

Otra ventaja que tiene el conjunto ilicitano es que ganó en Vitoria (0-2) y empató en Valladolid (2-2), por lo que, si no pierde como local antes estos dos equipos, podría estar por delante de ellos en caso de empate a puntos.

Todo el pesimismo que rodeaba al entorno franjiverde el domingo con la derrota de Osasuna ha ido ganando luz y esperanza con el paso de las horas viendo los números y el calendario de forma más tranquila y más fría.

El Elche afronta ahora tres encuentros de forma consecutiva en el Martínez Valero. Mañana frente al Valladolid, el sábado (14 horas) contra el Levante, que ya no se juega nada, y el sábado 1 de mayo (16.15 horas) ante el Atlético de Madrid, que sí vendrá a tierras ilicitanas jugándose el título de Liga.

Posteriormente al choque ante los colchoneros, los franjiverdes visitan a la Real Sociedad y, luego, llegarán los tres últimos encuentros definitivos frente al Alavés, Cádiz y Athletic Club de Bilbao. Otro de los factores a favor del equipo de Escribá es el hecho de que ni gaditanos ni bilbaínos se jugarán nada en las dos últimas jornadas, lo que siempre favorece a la hora de poder sumar puntos.

Vuelve Fidel y Carrillo es baja

La plantilla regresó ayer al trabajo con la única ausencia de Guido Carrillo, que sigue lesionado y al que se espera que pueda estar recuperado para el choque ante el líder Atlético de Madrid.

Escribá recupera para la «final» de mañana ante el Valladolid a un jugador importante como es Fidel Chaves, una vez que el onubense cumplió su partido de sanción, por acumulación de cinco tarjetas, contra Osasuna. El técnico del Elche podrá poner en liza un once con bastantes futbolistas que no jugaron en El Sadar. Además de Fidel, Gonzalo Verdú, Barragán o Tete Morente, que solo disputó los últimos minutos, apuntan a titulares.

Sin tiempo para lamentaciones

Pero lo más importante es superar el golpe de Pamplona y recuperar la motivación, como señaló Piatti. «No hay tiempo para lamentaciones ni para buscar culpables. Tenemos que resetearnos y avivar la llama competitiva. Todos los equipos que estamos luchando por la permanencia vamos a sufrir golpes en las siete jornadas que restan y el que mejor sepa soportarlos será el que consiga el objetivo», advirtió el argentino.

El mediapunta franjiverde admite que el partido ante el Valladolid es una «final» y pide «no pensar más allá» del encuentro frente a los pucelanos porque «sería inoportuno». «Es importante conseguir los tres puntos, tanto a nivel de clasificación como moralmente y es un rival que se juega lo mismo que nosotros. Tenemos la ventaja de jugar de locales y hay que aprovecharla», comentó ayer Piatti.

Ninguna derrota en el Martínez Valero desde que llegó Fran Escribá

Otro de los factores que invitan al optimismo para que el Elche pueda conseguir la permanencia en Primera División es la buena dinámica que lleva en el Martínez Valero el conjunto ilicitano desde que llegó Fran Escribá al banquillo franjiverde. El técnico valenciano no conoce la derrota en los tres partidos como local que ha estado al frente del equipo. Los dos primeros se saldaron con victorias frente al Eibar (1-0) y contra el Sevilla (2-1) y el último terminó con empate (1-1) ante un rival que llegó en un gran momento de forma y que está luchando por Europa, como es el Betis. El Elche ha sumado en casa con Escribá siete de los nueve puntos posibles, por lo que de mantener esa buena proyección, teniendo en cuenta que restan cinco encuentros en el Martínez Valero (Valladolid, Levante, Atlético de Madrid, Alavés y Athletic Club de Bilbao) y solo dos fuera ( Real Sociedad y Cádiz); hay suficientes motivos para el optimismo y para creer que la salvación es posible. El primer paso se deberá dar mañana frente al Valladolid. Saber jugar con la presión también va a ser determinante para poder alcanzar el objetivo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats