Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche, a levantar cabeza en Donosti

Los franjiverdes quieren puntuar hoy (21 horas) en San Sebastián para salir del pozo y olvidar el penalti fallado ante el líder - Mojica sigue lesionado, el técnico recupera a Guido Carrillo y podría reservar efectivos para la siguiente final ante el Alavés

El delantero Guido Carrillo vuelve a la convocatoria tras cuatro jornadas ausente por lesión. | SONIA ARCOS / ECF

El delantero Guido Carrillo vuelve a la convocatoria tras cuatro jornadas ausente por lesión. | SONIA ARCOS / ECF

El Elche afronta uno de los finales de temporada más ajustados de su historia y tiene la necesidad imperiosa de sumar para seguir en la lucha por la permanencia. Los franjiverdes quieren sacarse la espina del penalti fallado ante el líder y hoy (21 horas) abren la jornada 35 de LaLiga Santander ante la Real Sociedad en Donosti-San Sebastián, contra un rival que lucha por la quinta plaza, que da acceso a jugar la próxima campaña la Europa League.

El fallo de Fidel en el penalti ante el Atlético de Madrid debe ser olvidado y los ilicitanos tienen que levantar cabeza. Deben mirar hacia arriba tanto en sentido figurado como en la realidad. Y por dos cuestiones: no hay que despegarse de los puestos de permanencia y, como ayer decía el entrenador, Fran Escribá, «debemos buscar la victoria, por lo que será necesario no encerrarse atrás y jugar mirando a la portería contraria».

El partido lo dirigirá el colegiado Adrián Cordero Vega, cántabro de 36 años, con el que el Elche está invicto esta temporada. Arbitró el Alavés-Elche (0-2), el Elche-Eibar (1-0) y en el empate contra el Betis (1-1). En total, Cordero Vega ha dirigido nueve veces al equipo ilicitano. El balance es de cuatro victorias, un empate y cuatro derrotas.

El Elche ansía la victoria, pero no vería mal las tablas. «Todo lo que sea sumar es positivo, pero saldremos a ganar», apuntaba ayer el técnico franjiverde, que para este choque sigue sin contar con Johan Mojica, pero recupera al delantero Guido Carrillo tras cuatro jornadas lesionado. Su reciente regreso al grupo hace improbable que juegue de inicio, pero puede que disponga de minutos para coger tono competitivo. Escribá también podría introducir algunas rotaciones en su once inicial -aunque no lo reconocía ayer en rueda de prensa- para dar descanso a jugadores clave o para evitar que otros -Josema y Diego González-, puedan ver la quinta tarjeta y perderse el siguiente choque. Y es que la próxima final a la que el Elche hará frente será el martes (20 horas) en el Martínez Valero ante el Alavés, ahora mismo con un punto más que los ilicitanos y dos puestos por encima. Y, ante todas estas circunstancias, el Elche formará hoy con un 1-4-4-2 que podría sonar atípico. Lo que sí parece seguro es que Gazzaniga sigue bajo palos. La defensa podrían formarla los centrales Gonzalo Verdú y Dani Calvo, aunque el preparador valenciano podría reservar al cartagenero en favor de Diego González, que ya entró de inicio ante el Atleti. En la izquierda, al faltar Mojica, Josema es quien suele ocupar el puesto. En la derecha es probable que juegue Barragán, que incluso podría hacer de Josema y entrar de inicio Helibelton Palacios en la derecha. En el centro, el míster suele formar con Iván Marcone y Raúl Guti, Fidel por la izquierda y Tete Morente o Josan por la derecha. Arriba, el indiscutible Lucas Boyé y probablemente Pere Milla, aunque también podría el entrenador considerar la opción Piatti.

Por su parte, la Real no recupera para este partido a ningún lesionado: Illarramendi, Merino, Luca Sangalli, Zubeldia, Aihen y Carlos Fernández continúan sin entrenar con el grupo. El que sí podría entrar de inicio es David Silva, ya con más entrenamientos. Podrían formar de inicio: Álex Remiro en la meta; en defensa Ander Gorosabel/Joseba Zaldua, Aritz Elustondo, Robin Le Normand y Nacho Monreal; en el centro Ander Guevara y Martín Zubimendi; un poco por delante Portu, David Silva yMikel Oyarzabal. Arriba, Alexander Isak.

¿Qué pasa en la portería? El entrenador explica el cambio

El debate está en la «grada». ¿Qué pasa en la portería ilicitana? El que hasta ahora había sido el guardameta titular e indiscutible, artífice de paradas que habían dado la gloria al Elche, Edgar Badia, dejó de ser el elegido. Fran Escribá lo sentaba en el banquillo tras uno de los pocos errores que se recuerdan del catalán. Ante el Huesca. El argentino Pablo Gazzaniga lleva ya cuatro titularidades. El técnico así lo explica: «Nadie cuestiona que cambies a un central o a un delantero. Con el portero, como suele haber menos cambios, llama más la atención, pero el cambio no se produjo por ningún motivo especial. Simplemente, que igual que Badia pensé que era adecuado en un momento determinado, después pensé que Pablo podría hacerlo bien y, de hecho, lo está haciendo bien. Habrá gente a la que le guste más uno que otro, pero soy el entrenador y tengo que decidir. Para ello, siempre pienso en el mejor once. Es normal que la gente le tenga más aprecio y quiera ver jugar a Badia, por su cariño y por el rendimiento que ha dado. Pero soy yo el que tiene que tomar decisiones y nunca las he tomado con la intención de quedar bien con nadie sino simplemente pensando en sacar el mejor once. Y en ese mejor once a veces cambio al portero, a un delantero... o lo que haga falta. Lo más importante es que estoy contento con los dos porteros. Uno me ha rendido muy bien y, ahora, el otro también lo está haciendo. No hay otra idea».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats