Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla cambia el chip y solo piensa en el encuentro frente al Alavés

El equipo fue ayer directo del aeropuerto al estadio para entrenar tras regresar de Donosti

Los jugadores del Elche entrenando en el estadio Martínez Valero.

Los jugadores del Elche entrenando en el estadio Martínez Valero.

La expedición franjiverde pernoctó en San Sebastián después del partido del viernes frente a la Real Sociedad. Estaba ya planificado, porque Fran Escribá prefirió hacer noche en la capital guipuzcoana que regresar en un vuelo charter de madrugada.

El objetivo era que los futbolistas pudieran descansar bien y no trasnochar, porque el martes (20 horas) tienen un encuentro decisivo contra el Alavés y hay muy poco tiempo de recuperación.

Los jugadores franjiverdes regresaron a tierras ilicitanas a media mañana de ayer y desde el aeropuerto se marcharon directamente hasta el estadio Martínez Valero para llevar a cabo un entrenamiento y que el cuerpo médico y los fisioterapeutas cuidasen y recuperasen al máximo las piernas de los futbolistas.

Como es habitual, la sesión de trabajo fue suave y de recuperación para los jugadores que dispusieron de más minutos en Donosti, mientras que los que no lo hicieron o solo participaron en los últimos minutos del partido se ejercitaron con mayor intensidad.

Lo primero era recuperar mentalmente a la plantilla de la derrota frente a la Real y, sobre todo, por la manera como se produjo. Pero no hizo falta un gran trabajo psicológico del cuerpo técnico. Los primeros minutos después de terminar el encuentro en el Real Arena de San Sebastián fue de rabia contenida, sobre todo por la polémica expulsión de Raúl Guti, que obligo al conjunto ilicitano ha jugar casi todo el partido con un hombre menos. Sin embargo, tras el paso por la ducha y en el regreso al hotel, los jugadores tenían claro que no había tiempo para lamentaciones y que rápidamente tenían que cambiar el chip y pensar en el partido del martes frente al Alavés.

La matemáticas todavía dan opciones al Elche de conseguir la permanencia en Primera División y tienen que aprovecharla. La plantilla es consciente de que todas las posibilidades de continuar en la Liga de las Estrellas pasan por vencer a los vitorianos. Es más, en caso de conseguir un triunfo, el porcentaje de mantener la categoría crecerá de forma considerable.

Por ello, en la mente de los jugadores no hay otro pensamiento que el Alavés. Esta plantilla siempre se ha caracterizado por una fuerza mental y, como dijo Pere Milla el pasado martes, por saber sobreponerse y salir reforzados cuando más duros han sido los golpes. Los futbolistas franjiverdes saben que lamentare no sirve de nada. El fútbol les va a dar una nueva oportunidad el martes y la tienen que aprovechar.

Apoyo de Bragarnik y Nico

Los jugadores también han tenido en las últimas horas el apoyo del máximo accionista, Christian Bragarnik, y del director deportivo, Nico Rodríguez, que acompañaron a la expedición en el viaje a San Sebastián y estuvieron al lado de los jugadores en todo momentos, especialmente en los más difíciles, que fueron a la conclusión del encuentro.

La afición prepara un gran recibimiento al equipo el martes

Los aficionados del Elche no podrán estar el martes en las gradas del Martínez Valero en el decisivo encuentro ante el Alavés, pero quieren estar al lado de su equipo y mostrar su apoyo. Por ello, a través de las redes sociales, los seguidores franjiverdes están realizando una convocatoria para llevar a cabo un gran recibimiento a los jugadores a su llegada al coliseo ilicitano y que sientan su ánimo para afrontar el partido más importante de la temporada. Guardando las medidas de seguridad que requiere la pandemia, la intención es recibir al autocar con cánticos y banderas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats