Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche, a romper su gran maleficio

El Elche dilapidó el ascenso a Primera en 1981 ante el Cádiz - En 2017 bajó ante los gaditanos a Segunda B - Es hora de cambiar la historia

En 1981 el Elche se preparaba para una gran fiesta. Si ganaba al Cádiz ascendía a Primera. No lo consiguió y en el estadio se hizo «El gran silencio».

En 1981 el Elche se preparaba para una gran fiesta. Si ganaba al Cádiz ascendía a Primera. No lo consiguió y en el estadio se hizo «El gran silencio».

Con el descenso prácticamente asumido -las esperanzas existen, siendo remotas, sigue siendo posible-, el Elche afronta mañana la jornada 37 de LaLiga Santander, la penúltima, con el objetivo de cada una de las 36 anteriores, la victoria. Hoy, es más que necesaria. El partido de este domingo, 18.30 horas, estadio de Carranza, determinará lo que ocurra en la siguiente jornada, pero también será la sentencia a todo lo realizado durante la temporada. La victoria, dependiendo de los rivales, puede servir para seguir teniendo esperanza de cara a la última jornad , la que cuelga en el cartel un Elche-Athletic Club al que incluso puede ser posible la entrada de 5.000 espectadores.

El regreso a Segunda B se consumó en Cádiz en 2017. Diego García pidió perdón a la afición. Fue un día «triste». El Elche debe sobreponerse y cambiar su nefasta historia ante el Cádiz en momentos cruciales.

El regreso a Segunda B se consumó en Cádiz en 2017. Diego García pidió perdón a la afición. Fue un día «triste». El Elche debe sobreponerse y cambiar su nefasta historia ante el Cádiz en momentos cruciales.

Para llegar con opciones a la postrera batalla, el Elche tiene que ganar al Cádiz. Pero no solo vencer. También debe acabar con la maldición del equipo de la Tacita de Plata, su gran bestia negra. Doble maldición, por cierto. Una de ellas viene de la temporada 1980/81. La otra es más reciente, de hace casi cuatro años.

El Elche, a romper su gran maleficio

El Elche, a romper su gran maleficio

Comenzando por el principio y, seguramente, el más doloroso. El 24 de mayo de 1981 se vivía una de las jornadas más dolorosas para la afición franjiverde. Elche y Cádiz se veían las caras en la última jornada de la Liga en Segunda División. Un empate de los ilicitanos significaba su ascenso a Primera. Elche lo vivía como una gran fiesta. Los cronistas de la época, Pedro Muelas y José Andreu, narraban cómo la ciudad engalanaba sus calles para celebrar el ascenso. En el entonces Nuevo Estadio, cerca de 60.000 personas. Pero muy pronto la celebración se tornó en decepción. Campos realizaba una mala salida y Zúñiga marcaba para el rival. Algunos llegaron a decir que se había vendido. Un atisbo de esperanza llegó con el gol de Txomin, pero Megías marcó el 1-2 y el ascenso se esfumó.

El Elche, a romper su gran maleficio

El Elche, a romper su gran maleficio

Rotura de carnets

Lágrimas, decepción, desilusión... Muchos rompieron su carnet aquella tarde, en la que el Elche sufrió el maleficio del Cádiz. Una maldición que todos los seguidores del conjunto franjiverde recuerdan o han oído hablar de ella. Un partido que persigue a los aficionados que, hoy, se conjuran para que algo similar nunca se vuelva a repetir, clamando incluso venganza pero no solo por este momento.

El Elche, a romper su gran maleficio

El Elche, a romper su gran maleficio

Hace ya cuatro temporadas, el 4 de junio de 2017, el Elche descendió a Segunda División B después de 18 años. Otra derrota ante los gaditanos era el detonante deque provocó la debacle. Aquella ocasión fue mucho más parecida a la actual afrenta. Se jugaba en el Ramón de Carranza, donde los franjiverdes estaban obligados a ganar para continuar con aspiraciones de permanencia.

El Elche, a romper su gran maleficio

El Elche, a romper su gran maleficio

La primera parte finalizaba, según narraba el redactor Julián Palomar con empate a cero, pero al poco de comenzar la segunda, Pelegrín se marcó un gol en propia meta. Salvi remató a los ilicitanos con el 2-0 en el minuto 70. El partido finalizó 2-1, con un gol de Guillermo que maquillaba el embite pero que no servía para nada. Nino podrá contar a sus compañeros cómo fue aquella jornada y seguramente ya habrá dicho en el vestuario que no quiere volver a repetir una situación similar. Ahora, el Elche no solo no depende de sí mismo, sino que lleva sin vencer fuera de casa desde el 18 de octubre ante el Alavés. Todo lo que no sea una victoria no deja opción al equipo de Fran Escribá.

El Elche de Pacheta también perdió en Cádiz hace dos temporadas. Por 5-1. Y empezó ganando, con gol de Sory Kaba. El querido entrenador Pacheta, artífice del último ascenso, llegó a pedir disculpas por la derrota. «De nuevo en el infierno», tituló este diario.

Muchos maleficios debe romper el Elche, pero mañana hay una oportunidad de hacerlo.

El equipo viaja sin Mojica y podría jugar Jony Álamo

El Elche realizará hoy por la mañana una sesión de activación en el campo y viajará por la tarde en avión hacia Cádiz, con salida a las 18.30 horas desde el aeropuerto de El Altet. El regreso a tierras ilicitanas, también en avión, será a la conclusión del partido. En esta expedición, el único futbolista de la primera plantilla que no estará es Johan Mojica. Por su parte, el canterano Jony Álamo, inédito con Escribá, viaja con el grupo y puede tener una oportunidad. El técnico señalaba ayer que «enlazar lesiones le ha impedido participar más con el filial y el primer equipo. No sólo en partidos, en entrenamientos. Vamos a ver. Habrá que proponer y buscar talento, pero también buscar la experiencia».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats