Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo vale ganar... y esperar

Los franjiverdes deben imponer su mayor intensidad y necesidad ante un rival que tiene la salvación asegurada después de una meritoria campaña

Lucas Boyé dando toques al balón y Luismi iniciando una jugada, en un entrenamiento. | ANTONIO AMORÓS

Lucas Boyé dando toques al balón y Luismi iniciando una jugada, en un entrenamiento. | ANTONIO AMORÓS

El Elche sabrá hoy si certifica su descenso a Segunda División o aún llega a la última jornada con opciones de permanencia en la Liga de las Estrellas. Al conjunto ilicitano solo le vale la victoria esta tarde (18.30 horas) -horario unificado- en el Ramón de Carranza de Cádiz y que sus rivales en la lucha por la salvación, principalmente el Huesca en el Benito Villamarín, frente al Betis; no lo haga.

El conjunto de Fran Escribá ha llegado al penúltimo partido de la temporada con la soga al cuello, aunque todavía con posibilidades matemáticas de quitársela y evitar el nudo final. Un triunfo en el Carranza, unido a una derrota de los oscenses permitiría ver luz. Incluso si el Elche y el Eibar, que juega en Mestalla con el Valencia, son capaces de ganar y el equipo de Pacheta pierde, se produciría un triple empate a 33 puntos y serían los franjiverdes los que saldrían del descenso antes de la decisiva última batalla.

Pero todo pasa, única y exclusivamente, por la victoria en la Tacita de Plata y ante un rival maldito a lo largo de la historia para los ilicitanos. Además del día negro del Elche-Cádiz de 1981, que dejó a los franjiverdes sin ascenso; uno de los peores momentos de la historia reciente del club ilicitano fue el descenso a Segunda B de 2017. Los franjiverdes quieren evitar por todos los medios volver a llorar en el Ramón de Carranza.

Escribá se ha llevado a tierras gaditanas a toda la plantilla, a excepción del colombiano Mojica, que no se ha recuperado a tiempo de su lesión. Adivinar el once inicial que presentará el técnico valenciano es complicado, sobre todo después de las sorpresas que ha dado en los últimos encuentros. De todas formas, se barruntas algunos cambios con respecto al equipo titular que jugó de forma deficiente el pasado martes con el Alavés (0-2). Además, la intención es que entren jugadores de refresco.

El técnico del Elche, Fran Escribá, durante el entrenamiento del pasado jueves. | ANTONIO AMORÓS

Lo normal es que Gazzaniga siga en la portería. Sería otra sorpresa repescar a Edgar Badia después de cargárselo en la recta final del campeonato. En el lateral derecho, Helibelton Palacios realizó su peor encuentro de la temporada frente a los vitorianos, por lo que lo lógico sería la vuelta de Barragán que, además, cuenta con mucho más experiencia en este tipo de situaciones límite.

En el centro de la defensa, incomprensiblemente, Gonzalo Verdú se quedó el martes en el banquillo y Escribá apostó por la dupla Dani Calvo-Diego González. Que el cartagenero vuelva a ser suplente sería otra gran sorpresa.

Donde menos dudas puede haber de la defensa es en el lateral izquierdo. Mojica sigue lesionado y Josema tiene todas las papeletas para ocupar ese puesto. Frente a la Real Sociedad, Escribá puso a Palacios en la izquierda, algo que se antoja raro para esta tarde, pero no es descartable.

El doble pivote parece fijo con Iván Marcone y Raúl Guti, que vuelve después de su sanción por la discutida tarjeta roja que vio hace dos jornadas en San Sebastián. Se caerá Mfulu, que el martes jugó inicialmente y no lo hizo mal, pero sería extraño que Escribá quitase a Marcone.

En las bandas, Fidel también parece seguro por la izquierda y en la derecha podría entrar Tete Morente, que no jugó ningún minuto contra el Alavés, y sería el sustituto de Josan.

Para el ataque está la duda de si apostará de salida por los tanques: Lucas Boyé y Guido Carrillo o situará a Pere Milla como pareja de Boyé y dejará inicialmente en el banquillo a Carrillo ante cualquier necesidad durante el encuentro.

Álvaro Cervera hará cambios

El técnico del Cádiz, Álvaro Cervera señaló el viernes que, a pesar de tener la permanencia asegurada, su única intención es salir a ganar el partido frente al Elche y ponerle las cosas difíciles. Aún así, el preparador del conjunto gaditano tiene previsto realizar cambios en el once inicial y premiar a jugadores que han disfrutado de menos minutos durante la temporada. Incluso, podría haber relevo en la portería para que juegue David Gil en lugar del argentino Ledesma, que ha sido titular y uno de los más destacados de la temporada.

El Cádiz, que ascendió igual que el Elche la campaña pasada, ha llegado a la penúltima jornada en una meritoria décimo segunda posición, con 43 puntos.

Álex Fernández y el ilicitano Akapo son bajas por lesión

El exfranjiverde Álex Fernández, que vivió el último descenso del Elche a Segunda B en 2017 en Cádiz, y el jugador ilicitano Carlos Akapo, al que le hacía ilusión enfrentarse al equipo de su ciudad, serán bajas en el choque de esta tarde. Ambos se encuentran lesionados y no se han recuperado a tiempo para medirse a los ilicitanos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats