Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Escribá: «Siempre hemos dicho que este equipo no está muerto»

El técnico del Elche vuelve a deshacerse en elogios hacia sus jugadores tras salvar la situación adversa y confía en la permanencia

Gonzalo Verdú entra a Saponjic, ayer en el Carranza. | EFE

Gonzalo Verdú entra a Saponjic, ayer en el Carranza. | EFE

Fran Escribá comparecía en la sala de prensa del estadio Carranza con la tranquilidad de haber salvado la primera situación tremendamente peligrosa de las dos que le quedaban a su equipo para poder mantener la categoría. El técnico del Elche mostraba su orgullo y reconocía, una vez más, el trabajo de sus jugadores.

«El vestuario está satisfecho. Nuestra obligación era ganar y lo hicimos con un muy buen partido», explicó el valenciano. «Siempre dijimos que el equipo no está muerto. Ahora pedimos calma. Pensaremos en ganar al Athletic, que será muy difícil. Y que, con suerte, tengamos algún resultado más que nos ayude», añadió.

Sobre el momento de angustia vivido tras el 1-0 del Cádiz en la primera mitad, el preparador franjiverde insistió que en el descanso la clave, una vez más, fue transmitir tranquilidad al grupo.

«Creo que el partido estaba donde estaba previsto, donde queríamos, salvo el resultado. Habíamos tenido algunas ocasiones claras», aseveró Escribá. El entrenador del Elche aseguró que estaba convendido de que el resultado se podía remontar. «Con 1-2 seguimos con tres delanteros centros. Transmitimos muy buenas sensaciones. No quería que nadie supiera nada del resto de partidos, que entre los jugadores no se transmitieran los resultados. La semana que viene contra el Athletic lo quiero igual. Solo quiero que estén pendientes de nuestro partido», zanjó.

En ese partido frente al conjunto vasco está previsto el regreso de la afición del Elche al Martínez Valero, en un número aún reducido debido a la pandemia. «Nuestra afición es espectacular. Ese partido no lo jugaremos solos. No solo los cinco mil que puedan entrar al estadio, lo jugará toda la ciudad», reconoció Escribá, que volvió a aprovechar para deshacerce en elogios hacia sus hombres: «Este equipo es muy honrado y honesto. Lo dejó todo hoy. Eso garantizamos para el próximo domingo. Con cinco mil que vengan y la ciudad entera detrás, nos sentiremos más fuertes».

El técnico también fue cuestionado sobre el papel que jugará en la última jornada el Valencia, club en el que Escribá pasó parte de su trayectoria profesional, primero como técnico de cantera y posteriormente como ayudante de Quique Sánchez Flores. «Todo depende de nosotros, que debemos ganar. Luego, no tengo dudas de ningún equipo. Conozco a su entrenador y a parte de su plantilla. Como han hecho hoy (4-1 al Eibar), querrán ganar en Huesca», finalizó.

Pere Milla, al terminar el partido, lanzó el mismo mensaje que su entrenador. «Nos queda una semana bonita. Hemos tirado de garra y de la franja verde la esperanza. Ahora vamos a por el Athletic. Tendremos público y seguro que nos ayudará mucho después de un año sin poder ir a los partidos en el estadio», afirmó.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats