Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un baile a ritmo de «Roca & gol» (5-0)

La delantera Sara Roca lidera la victoria con un «hat-trick», apoyada por los tantos de María Ángeles e Inés Rizo

Sara Roca se besa el escudo del Elche, durante la celebración de uno de los tres goles marcados ante La Garita, ayer. | MATÍAS SEGARRA

Sara Roca se besa el escudo del Elche, durante la celebración de uno de los tres goles marcados ante La Garita, ayer. | MATÍAS SEGARRA

Once mujeres sin piedad. El Elche arrolló a La Garita en el partido de ida de la final del «play-off» de ascenso a la liga Reto Iberdrola, segunda categoría del fútbol nacional, y dio un paso de gigante para conseguir el ascenso. Quedan 90 minutos en Canarias, pero la sensación de superioridad mostrada por las ilicitanas en el primer partido no deberían dar opción a la sorpresa.

Cinco goles de diferencia. Y pudieron ser más. Un baile, liderado en ataque por una Sara Roca que se exhibió en la primera parte con tres goles de diversas formas y colores. El Elche obtuvo su triunfo a ritmo de «Roca & gol». La ariete estaba señalada como uno de los factores diferenciales de la eliminatoria y no decepcionó.

Pero este Elche no fue solo Sara. Las pupilas de Quique Cano dominaron el duelo de principio a fin. No concedieron apenas opciones a su rival, al que manejaron a su antojo, especialmente cuando el físico resistió al calor ilicitano. Después, no se confiaron y supieron cerrar el partido a lo campeón, sin encajar ningún gol y sin permitir ni un mínimo resquicio de ilusión a sus oponentes.

Las franjiverdes tenían grabado a fuego no solo la posibilidad de la goleada, también que el inicio debía ser arrollador. Así ocurrió. Antes del primer cuarto de hora, la brecha en el marcador ya era de dos goles. Una montaña para las canarias, incapaces de crear peligro más allá de una acción bien resuelta por María Ángeles con dos cortes defensivos al borde del área.

En la otra portería, Sara Roca montaba su fiesta particular, para desgracia de Zenaida y las defensas de La Garita. En el primero, aprovechó una buena recuperación tras presión en campo contrario para definir dentro del área tras varios rechazos. En el segundo, remató perfectamente en el primer palo un centro desde la banda derecha.

Esther conduce una acción ofensiva por la derecha. | MATÍAS SEGARRA davidmarín

Con la tranquilidad del 2-0 y tras la pausa para la hidratación, Sara tuvo el tercero de su cuenta particular, en una salida en falso de la portera rival, pero una defensa salvó la acción bajo palos. Sin embargo, la «22» franjiverde celebró su «hat-trick» personal antes de marcharse a vestuarios, culminando una nueva brillante acción ofensiva de sus compañeras. Era la reina del baile.

En la segunda mitad, la mejor cualidad del Elche fue no fiarse de un rival aparentemente tan inferior. El premio no fue solo mantener la renta obtenida antes del entretiempo sino ampliarla hasta cinco goles que se hacen muy cuesta arriba para las canarias.

Mención especial merece el cuarto ilicitano, una delicia técnica de María Ángeles. La defensa franjiverde remató de espuela un córner para levantar de sus asientos a un público que pudo darse cita en el Polideportivo de Altabix para animar a sus jugadoras en la cita más importante de la temporada en casa.

Inés Rizo fue la encargada de cerrar la «manita» en una acción en la que provocó y transformó un penalti en el que engañó a Zenaida. El tramo final tuvo mucha dosis de control por parte de las ilicitanas, con un mediocampo capaz de soportar el paso de los minutos, y aplausos para las jugadoras sustituidas por Cano, especialmente Sara Roca.

Dentro de una semana tocará otro baile, esta vez lejos de casa. Si el Elche sale como ayer, sin confianzas pero sí con confianza, debería completar el duro trayecto de la ruta hacia la categoría de plata. Será el momento del último baile de un equipo histórico.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats