Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Los cedidos tendrán que volver a buscarse un nuevo destino

Folch y Manu Justo tienen un año más de contrato en el Elche, pero no cuentan para el proyecto de la próxima temporada

Ramón Folch, en un entrenamiento con el Tenerife. | C.D.T./R.C.C.V.

Ramón Folch, en un entrenamiento con el Tenerife. | C.D.T./R.C.C.V.

Hasta cuatro jugadores con contrato en vigor: Ramón Folch, Manu Justo, Mourad y Nacho Pastor deben volver a la disciplina del Elche tras haber estado durante esta temporada cedidos en otros equipos.

Folch jugó dos minutos como franjiverde en el segundo partido de Liga frente al Eibar (0-1). En Ipurúa salió en el tiempo de prolongación sustituyendo a Raúl Guti. Pero días después, tras llegar el grueso de los fichajes, fue cedido al Tenerife, con el que ha disputado 25 partidos de Liga, 19 de ellos como titular, y ha marcado un gol.

El centrocampista catalán llegó al club ilicitano hace dos campañas y firmó por tres años. En su primera temporada tuvo bastante protagonismo y participó activamente en el equipo de Pacheta que logró el ascenso. Sin embargo, durante la pasada pretemporada estuvo lesionado y apenas pudo entrenar a las órdenes de Almirón. Eso le impidió tener posibilidades de quedarse en la plantilla y terminó siendo cedido en el Tenerife.

Manu Justo, durante un partido con el Celta B. | C.D.T./R.C.C.V.

Ahora, con un año más de contrato, deberá llegar a un acuerdo para rescindir, porque sus opciones de formar parte del proyecto de la próxima campaña son prácticamente nulas. Además, la intención del Elche es reforzar la posición de mediocentro, donde ya están Raúl Guti, Marcone y Luismi Sánchez, incluso el gaditano también saldrá y el argentino no tiene la continuidad asegurada. Escribá ha pedido entre dos y tres nuevos centrocampistas.

Manu Justo no ha llegado a vestir la camiseta franjiverde. Fue una apuesta de futuro de la comisión deportiva que lo fichó del Coruxo en 2019. Pero desde entonces ha estado cedido en el UCAM y en la última temporada y media en el Celta B, donde este curso ha disputado 23 partidos de Liga y uno del «play-off» de ascenso a Segunda División, en el que el filial celeste cayó eliminado por el Athletic de Bilbao B.

El delantero también tiene contrato hasta 2022 y se le buscará una nueva cesión o rescindir el contrato.

Canteranos

Por otro lado, también hay dos canteranos que esta temporada han estado cedidos como son el delantero Mourad Daoudi y el central Nacho Pastor.

Mourad ha jugado en el Alcoyano a las órdenes de Vicente Parras, disputando 22 partidos de Liga y cuatro de Copa, en la que fue uno de los protagonista de la hazaña de la eliminación del Real Madrid. Ha marcado seis goles.

El atacante regresa al Martínez Valero y, en principio, comenzará la pretemporada con el Elche si el próximo 5 de julio Escribá no cuenta con efectivos suficientes para la delantera. Pero tampoco cuenta para el proyecto de Primera División de la próxima campaña. El Alcoyano, que jugará en Primera RFEF, está interesado en volver a contar con sus servicios, pero si tarda en desvincularse del club ilicitano, y se espera demasiado a volver a salir cedido, buscará otro delantero.

En una situación similar se encuentra Nacho Pastor. Tras debutar con Pacheta hace dos años y cumplir en la Copa del Rey, después del ascenso a Primera División salió decido al Lorca, donde tuvo muy poco protagonismo, disputando solo cuatro partidos. En el último mercado de invierno se marchó al Tarazona, donde ha jugado algo más, once encuentros, pero tampoco teniendo los minutos deseados.

Ante esta situación y con contrato en vigor, lo lógico es que vuelva a salir cedido o resuelva su situación contractual y quede libre.

De momento, los planes iniciales son los mismos que con Mourad, si no hay acuerdo, podría empezar a entrenar, aunque no formará parte de la plantilla.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats