Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Motivos de un mercado parado

Se espera que la cercanía del cierre traiga consigo el ansiado movimiento

Christian Bragarnik, dueño del Elche, y Javier Tebas, presidente de LaLiga

Christian Bragarnik, dueño del Elche, y Javier Tebas, presidente de LaLiga

¿Por qué no ficha el Elche? Esa es la pregunta que se hace el franjiverdismo, tras haber visto como en dos meses desde que terminó la Liga el club ilicitano solo presenté tres refuerzos en sus filas para la temporada 2021/22.

La pregunta, eso sí, podría ampliarse al resto de equipos de Primera División. ¿Por qué Real Madrid y Barça solo han fichado a futbolistas que acababan contrato? ¿Por qué Messi lleva un mes sin equipo? ¿Por qué el movimiento más interesante del Sevilla ha llegado vía intercambio? El mercado en España está parado.

A los clubes les cuesta fichar. Y pasan aún más apuros para encontrar el mejor acomodo posible a los jugadores con los que no cuentan. Le pasa a grandes y humildes. En el Elche, por ejemplo, solo han salido Folch y Cifu. Los otros descartes aún siguen negociando el mejor modo posible de abandonar la entidad, con carta de libertad o a través de cesión.

Con el mes de agosto a punto de llegar, los clubes de Primera esperan que la situación se desatasque. Precisamente la renovación de Messi podría marcar ese pistoletazo de salida, ya que los clubes de LaLiga esperan que en breve se pueda llegar a algún tipo de acuerdo para aliviar la asfixia a la que muchos están sometidos por parte del famoso control económico, uno de los baluartes de Javier Tebas desde que llegara a la presidencia. Eso sí, desde la patronal no quieren abrir la puerta a un descontrol que sea el primer paso hacia el regreso a aquel pasado en el que las entidades acumulaban deudas millonarias.

En las presentaciones de los tres fichajes del Elche, llevadas a cabo durante la pasada semana, Nico Rodríguez, director deportivo franjiverde, puso las cartas sobre la mesa. Las cuentas son sagradas y, mientras LaLiga no diga otra cosa, hay que ceñirse a los números actuales. En este sentido, los ilicitanos consideran que no están tan agobiados como otros rivales, pero al ser uno de los presupuestos más modestos, la situación tampoco es boyante. Ahí, el mensaje es claro: no se quiere fallar en los fichajes.

Motivos de un mercado parado

El paso del tiempo, en este sentido, es un arma de doble filo en la táctica del Elche. Por un lado, conforme se acerque septiembre habrá clubes que necesitarán liberar masa salarial y deberán bajar sus pretensiones económicas y también se debe dar el caso de futbolistas que tendrán que elegir entre no perder un euro y no jugar o renunciar a algo de dinero y formar parte de un proyecto en el que puedan ser importantes.

La pandemia hizo explotar una burbuja en la que el fútbol se ha mantenido casi siempre, en épocas de bonanza y de penuria. Ahora mismo, gran parte de los contratos firmados antes del covid-19 están resultando ser una losa para los clubes. Y aquí no se libra nadie. Incluso podría decirse que los grandes, ahí está el caso del Barcelona, acaban siendo los más agobiados. Ha habido rebajas salariales, sí, pero muchos han optado por renovaciones a dos o tres años vista, en los que al final de esos contratos el jugador pueda recuperar una parte (o todo) de lo que supuestamente perdone a corto plazo. Los clubes que elijan esta vía se exponen a encontrarse con un problema aún mayor dentro de un tiempo. Pan para hoy y hambre para mañana.

La venta de activos (jugadores, principalmente) y las cesiones con opción de compra son otras salidas a este parón del mercado. Lo que ocurre es que aquí entra en escena el complejo sistema instaurado por LaLiga para reflejar en el límite salarial el dinero ingresado por traspasos. Si te dan un millón no puedes disponer de ese millón para fichar sino de un porcentaje determinado según sea tu situación económica actual. Sin embargo, esta debería ser la fuente principal para aumentar masa salarial. Y, como reconoció Nico Rodríguez, el Elche no puede taparse ojos y oídos a este respecto. En Primera es un club vendedor y si llega alguna oferta irrechazable esta se hará efectiva.

Las ampliaciones de capital, fórmula a la que se han acogido recientemente Atlético y Espanyol, son otro modo de aumentar ingresos. En este caso los clubes pueden utilizar toda la cantidad inyectada, aunque en cuatro años. En el caso del Elche no se ha informado de movimiento alguno al respecto y LaLiga anda muy pendiente de este asunto y retocará algunos criterios en 2022 para no fomentar la desigualdad. Mientras tanto, en agosto de 2021, todos los clubes de Primera, incluido el Elche, se preguntan cuándo y cuánto podrán fichar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats