Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche CF - Celta de Vigo: A las dos de la tarde, a 30 grados, con mascarilla y sin comida

Las nuevas medidas de la Generalitat no permiten todavía superar el 60% de aforo

Aficionados del Elche, durante el último partido disputado en el estadio Martínez Valero frente al Levante. | MATÍAS SEGARRA

Los aficionados del Elche volverán a disfrutar de un nuevo partido de su equipo como local este próximo domingo, a partir de las dos de la tarde, frente al Celta. Un horario complicado, sobre todo por las altas temperaturas que todavía se producen en estas fechas y por las restricciones sanitarias anticovid.

Para el domingo a mediodía se espera mucho calor, unos 30 grados a la hora del partido, y, además, los seguidores deberán ir protegidos con su mascarilla y no podrán introducir comida. Sí que se podrá acceder a las gradas con botellas de agua, pero de un máximo de 50 centilitros.

Una lipotimia en Mallorca

En el encuentro del pasado domingo entre el Mallorca y Osasuna, una joven aficionada del conjunto bermellón sufrió una lipotimia que, afortunadamente, no tuvo consecuencias. Sin embargo, eso provocó la indignación de muchos seguidores que no entienden cómo se programan partidos a las dos de la tarde en ciudades en las que en estas épocas del año las temperaturas todavía alcanzan los 30 grados, con el consiguiente riesgo para la salud de los aficionados.

LaLiga es la que fija los horarios y las televisiones son las que pagan y mandan. Pero en localidades como Palma el pasado domingo o Elche este próximo jugar un partido a las dos de la tarde, a 30 grados y teniendo que asistir provistos de mascarillas y sin poder comer se antoja un tanto osado. Además, hay otros encuentros en otras partes de la geografía española donde ya no hace tanto calor que se pueden programar a esa hora sin tantos riesgos.

Ayer, tras el anuncio de las nuevas medidas por parte de la Generalitat Valenciana, el club ilicitano estaba intentando ver la posibilidad de si se abría la mano teniendo en cuenta el horario del encuentro. Pero la respuesta fue negativa.

Además, a pesar de la flexibilización de las restricciones, sobre todo en la hostelería y en los espectáculos culturales y deportivos, en el caso del Elche y del fútbol profesional todavía no se permite superar el 60% del aforo de los estadios, que quedó marcado en el Consejo Interterritorial de Comunidades Autónomas y del Ministerio de Sanidad.

De esas forma y si no cambia la normativa a lo largo de los próximos días, la capacidad máxima de espectadores que se pueden reunir en el Martínez Valero el próximo domingo no podrá superar los 20.000 aficionados.

Hasta el momento, en los tres primeros encuentros que ha disputado el Elche como local, la asistencia apenas ha superado los 10.000 seguidores, por lo que, en principio y teniendo en cuenta la hora del partido ante el Celta, no debe haber problemas.

Sin embargo, esa capacidad máxima sí que está provocando problemas en la entidad franjiverde a la hora de vender abonos y de distribuir a los espectadores por las distintas gradas del estadio.

En estos momentos, el club ilicitano cuenta con poco más de 11.000 abonados y todavía hay disponibles unos 3.000 del paquete de 5.000 que puso a la venta la entidad franjiverde el pasado 13 de septiembre. Los aficionados que quieran adquirir su carné tienen de plazo hasta hoy martes, ya que a partir de mañana ya no lo podrán hacer porque comenzará la ubicación por las distintas gradas del estadio.

Los abonos puestos a la venta son solo para el anillo superior, ya que en el inferior, con las medidas de seguridad aún existentes que obligan a mantener una butaca de separación entre no convivientes, no se pueden vender más.

En el Elche confían en que este partido ante el Celta sea el último con restricciones y que a partir del siguiente, previsto para el fin de 24-25 de octubre, frente al Espanyol ya no existan restricciones y se puedan vender abonos y entradas en cualquier grada del estadio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats