Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un dilema para Escribá

La recuperación de Boyé provoca que el técnico del Elche tenga que decidir si mantiene a Benedetto y a Lucas Pérez en la delantera o apuesta por el argentino - El entrenador franjiverde tiene por primera vez en plenas condiciones a los tres atacantes

Darío Benedetto, Lucas Boyé y Lucas Pérez: dilema para Fran Escribá

Fran Escribá cuenta con un importante dilema para el encuentro del próximo domingo (14 horas), en Vallecas, frente al Rayo. El técnico del Elche tiene, por primera vez en plenas condiciones, a los tres delanteros de la plantilla llamados a luchar por los dos puestos de titulares.

Lucas Boyé reapareció en el último envite ante el Celta y ha tenido dos semanas para ponerse a punto después de su lesión. Darío «El Pipa» Benedetto se estrenó como goleador frente a los gallegos. Y Lucas Pérez tras debutar marcando en Getafe ha sido fijo en todas las alineaciones. Ahora, uno de los tres se tendrá que quedar en el banquillo.

Bendito problema, como diría el preparador franjiverde, de poder disponer de tres futbolistas con calidad y que marcan las diferencias.

Hasta antes de sus problemas con las lesiones, Boyé estaba siendo un jugador fundamental. Fue titular en los tres primeros encuentros contra el Athletic Club de Bilbao, Atlético de Madrid y Sevilla. En el choque frente a los hispalenses se tuvo que retirar lesionado, con problemas en el aductor, a los 32 minutos. Aprovechó el parón de selecciones de septiembre para recuperarse y en Getafe volvió a estar en el once inicial, aunque fue cambiado en el minuto 58 y acabó con molestias. Se perdió los tres siguientes encuentros ante el Levante, Villarreal y Real Sociedad por lesión. En la última jornada regresó contra el Celta y demostró que ya está recuperado, aunque, como reconoció posteriormente, se notó falto de ritmo.

Ahora, con dos semanas de entrenamientos en las que se ha ejercitado con normalidad, ya se encuentra a tope y preparado para ser de nuevo titular. Su presión a las defensas contrarias, el juego de espaldas y su presencia en el ataque siempre han complicado a los rivales.

Por su parte, Benedetto está cogiendo la forma progresiva y cada vez está mejor. Tras su llegada como fichaje estrella, como era normal, fue suplente en el primer partido ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. Desde entonces, ha sido un habitual en los once iniciales. Solo se quedó en el banquillo en el choque de Villarreal, en una jornada intersemanal en la que el entrenador del Elche decidió hacer rotaciones y darle la oportunidad a Guido Carrillo. Pero en los últimos encuentros, ante la Real y el Celta, volvió a ser titular. Su primer gol también le ha levando mucho la moral para una adaptación al conjunto ilicitano y al fútbol español que admitió que era un proceso largo en el que debe ir poco a poco. Ahora parece complicado ver a un Elche sin Benedetto en su once inicial.

Y Lucas Pérez no pudo entrar de mejor forma en el equipo. Después de su fichaje en los últimos días del mercado, debutó en Getafe, sustituyendo a Boyé en el minuto 58, y siete minutos después se estrenó como goleador y marcó el tanto dmás tarde, contra el Levante, volvió a marcar. Cayó de pie en el conjunto franjiverde y desde entonces siempre ha sido titular.

En los últimos tres partidos frente al Villarreal, Real Sociedad y Celta no vio puerta y fue sustituido en las segundas partes. A pesar de ello, es un jugador diferencial, que tiene gol y que, además, regresa a Vallecas, donde dio el salto al fútbol profesional y donde estuvo a punto de fichar antes de recalar en el Elche. Eso también provoca que tenga una motivación especial.

Ahora tiene que ser Escribá quien decida qué pieza le encaja mejor en el puzle que quiere poner sobre el césped de Vallecas. Lo que está claro es que el beneficiado será el Elche porque cualquiera que sea la elección será la correcta al tratarse de tres delanteros que ya han demostrado su calidad.

Vuelta a los entrenamientos

La plantilla franjiverde regresó en la tarde de ayer al trabajo después de disfrutar de descanso desde el pasado viernes. El conjunto ilicitano entrenó en las instalaciones de La Finca Golf Resort de Algorfa, aunque mañana miércoles ya volverá al campo Díez Iborra de la Ciudad Deportiva Juan Ángel Romero tras la resiembra del césped.

Gonzalo Verdú y Josan, que rebajaron la intensidad la semana pasada por la molestias que arrastraban en el gemelo y en el tobillo, ya entrenan con normalidad y estarán disponibles para Vallecas.

Diego González y Pedro Bigas siguen entre algodones y van a tener complicado poder entrar en la convocatoria. Con el gaditano, el cuerpo médico no se quiere precipitar y el mallorquín lleva apenas un mes de recuperación tras la rotura parcial del ligamento lateral externo de su rodilla de baja. Su evolución está siendo positiva y va a reducir los dos meses de baja estipulados en un principio, pero todavía debe esperar.

Los otros dos ausentes en el entrenamiento fueron Mojica, que jugó los 90 minutos en el partido que Colombia disputó frente a Brasil (0-0) y Enzo Roco, que disputó el segundo tiempo con Chile ante Paraguay (2-0). El colombiano juega el jueves por la noche frente a Ecuador y el chileno en la madrugada del viernes ante Venezuela. Ambos regresarán a tierras ilicitanas el viernes por la tarde.

El partido del Espanyol cambia de horario y se jugará sábado por la tarde

El Elche-Espanyol correspondiente a la jornada 10 no se jugará finalmente el domingo 24 de octubre, a las dos de la tarde, como estaba previsto en un primer momento. LaLiga dio a conocer los nuevos horarios y el encuentro entre los ilicitanos y los catalanes ha sido adelantado y se disputará el sábado 23, a las seis y media de la tarde, en el Martínez Valero. El cambio ha sido bien recibido tanto por los jugadores, a los que no les gusta jugar a la hora de la comida; como por la afición, porque el domingo a las dos de la tarde interrumpe muchas comidas familiares. Además, hubiera sido el tercer partido consecutivo de los franjiverde a las 14 horas tras los del Celta y el de este domingo frente al Rayo. El adelanto del partido ha venido motivado por los horarios de la jornada 11, en la que el Elche visitará el estadio de Mendizorroza para medirse al Alavés. El partido en Vitoria ha sido fijado para el martes 26 , a las siete de la tarde y será el que abra la jornada intersemanal. De esta forma, el Elche juega este domingo día 17 (14 horas) en Vallecas contra el Rayo. El sábado 23, a las 18,30 hoeA, recibirá al Espanyol y el martes 23 (19 horas) será el turno de jugar ante el Alavés.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats