Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRÓNICA

El Elche naufraga en Vallecas (2-1)

Los franjiverdes se ponen por delante con un gol de Lucas Boyé, pero dejan escapar su ventaja frente a un Rayo muy superior, sobre todo en el segundo tiempo - Los franjiverdes no saben frenar el juego por las bandas y la presión vallecana

4

El Elche naufraga en la segunda parte (2-1) INFORMACIÓN

Todo se puso de cara. Lucas Boyé adelantó al Elche a los 13 minutos. Parecía que iba a ser el día y que los franjiverdes iban hacer saltar por los aires el fortín de Vallecas, donde el Rayo contaba por goleadas todos sus partidos de la presente Liga.

Pero eso fue solo un espejismo. El equipo franjiverde naufragó de forma preocupante. Ni el técnico Fran Escriba, con su planteamiento, ni los jugadores, dentro del terreno de juego, supieron leer el partido. No supieron jugar con la ventaja en el marcador y se vieron totalmente desbordados por los bandas, donde Álvaro García e Isi Palazón le hicieron un estropicio; y por la mayor intensidad y presión de los vallecanos.

De salida, Fran Escribá planteó el encuentro en función del juego del Rayo. Apostó por el músculo y la altura para intentar frenar el juego directo y vertical de su rival. El preparador valenciano realizó hasta seis cambios con respecto al once inicial que jugó y ganó el anterior encuentro ante el Celta. Demasiados.

El delantero del Rayo Vallecano Sergi Guardiola dispara a portería ante la oposición de Pablo Piatti y de Omar Mascarell. | J.J. GUILLÉN

Cambió prácticamente la defensa. Dejó en el banquillo a los internacionales Mojica y Roco. Algo que puede ser entendible por su cansancio tras del regreso de sus selecciones. Situó a Helibelton Palacios en el lateral derecho para tapar a Álvaro y no lo consiguió. Principalmente porque no tuvo la ayuda de Piatti, que fue la otra novedad en el extremo derecho,. E l extremo rayista, junto a su lateral Fran García, le hicieron un dos contra uno en muchas ocasiones.

En el centro de la defensa optó por Pedro Bigas, después de su rápida recuperación, como acompañante de Gonzalo Verdú. El balear no tuvo fallos de bulto, pero se le notó la inactividad de un mes sin jugar y en la acción del 2-1 de Nteka podría haber encimado más al delantero francés.

Josema jugó de lateral izquierdo. Aunque habitualmente cumple, no es Mojica e Isi Palazón también le creó muchos problemas.

La mayor sorpresa estuvo en el centro del campo, donde alineó a Gumbau, en lugar de Raúl Guti, junto a Mascarell formando un doble pivote de características defensivas, lo que impidió tener más posesión y circulación de balón.

Y en ataque apostó por la dupla Boyé-Benedetto relegando a Lucas Pérez al banquillo, a pesar de que el gallego estaba muy motivado en su vuelta a Vallecas. Benedetto apenas apareció, incluso desperdició una buena ocasión y la salida en la segunda parte de Lucas Pérez se notó.

El Elche naufraga en Vallecas

El primer tiempo resultó intenso, trepidante y con intercambios de golpes. El Elche asestó el primero con el gol de Boyé, que se fabricó una gran jugada personal, que no pudo acabar con su pierna izquierda, la buena, pero sí finalizó con la derecha sorprendiendo a Dimistrievski (0-1 m.13)

Pero la alegría duró muy poco y los franjiverdes no supieron jugar con la ventaja en el marcador y con la ansiedad del Rayo. Mario Hernández, que debutaba en Primera, aprovechó un desajuste de la defensa del conjunto ilicitano, le ganó la espalda a Josema, que estaba pendiente de Isi, y anotó el empaté (1-1 m. 25).

El choque siguió siendo un toma y daca. Fidel pudo marcar un gol olímpico en saque de esquina. Mario Hernández no terminó de encontrar a Sergi Guardiola en otra incorporación al ataque del lateral rayista. Comesaña también tuvo el 2-1 y Benedetto el 1-2 tras una buena triangulación con Lucas Boyé y Fidel, en la mejor jugada franjiverde. Al descanso se llegó con unas tablas en el marcador, que se podían considerar hasta justas.

Debacle tras el descanso

Sin embargo, en el segundo tiempo llegó la debacle. El Elche no encontró nunca el camino. Se metió muy atrás ante la presión del Rayo y los vallecanos dominaron el juego por completo. Un centro de Fran García que se paseó por el área y un remate de Saveljilch que detuvo Kiko Casillas pudieron terminar en gol.

Se notaba que el conjunto ilicitano necesitaba cambios como el comer. Y Escribá, en el minuto 64, acertó sacando de golpe a Josan por Piatti para ayudar más a Hilibelton Palacios; a Guti para intentar recuperar el control del centro del campo; y a Lucas Pérez por un desaparecido Benedetto. Incluso hasta debieron salir antes y también podía haber salido Mojica por Josema para arreglar la banda izquierda.

Pero esas buenas intenciones se fueron al traste un minuto después. Nteka, que también acababa de salir, aprovechó otro desajuste de la defensa, nadie le apretó y al llegar a la frontal del área enganchó un disparo que se coló ajustado al poste. Kiko Casillas también pudo hacer más.

A partir de ahí, el encuentro se acabó. El Elche estuvo perdido y el Rayo supo jugar con los tiempos parando el partido y dejando correr el tiempo. El primer disparo a puerta de los franjiverde de la segunda parte llegó en el minuto 78 con un lanzamiento lejano de Mascarell. Escribá se la jugó con Mojica y Guido Carrillo por Fidel, situando a Lucas Pérez en la banda izquierda.

Al falta de fútbol, el Elche, por lo menos tuvo orgullo y un arreón final en el que pudo empatar. Primero con un remate de cabeza de Carrillo y en el minuto 96, en una buena acción de Josan por la banda derecha, cuyo centro lo remató con dificultad Lucas Pérez y se marchó por encima del larguero.

Entre medias, el Rayo también tuvo el tercero en un fallo en una salida de Kiko Casilla, que estuvo a punto de aprovechar de Unai López.

La reacción franjiverde llegó demasiado tarde, el conjunto de Escribá no tuvo identidad en ningún momento y dio muchas facilidades en defensa. Derrota justa. Hay muchas cosas que reflexionar y mejorar, porque esto es Primera División.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats