Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla lo tiene claro: «Frente al Espanyol hay que ganar como sea»

Pedro Bigas avisa de que será un partido «complicado», pero «los tres puntos se tienen que quedar en casa» - Gonzalo Verdú considera necesaria la victoria «para mantenernos en una posición cómoda»

Los jugadores del Elche, durante un entrenamiento en el campo Díez Iborra. | ANTONIO AMORÓS

La plantilla del Elche lo pasó mal en el viaje de regreso de Madrid, pero transcurridas las horas lo tiene muy claro. Después de la derrota del pasado domingo en Vallecas frente al Rayo (2-1), no queda otra y hay que «corregir los errores», pasar página y centrarse ya en el encuentro de este próximo sábado (18.30 horas), frente al Espanyol, en el estadio Martínez Valero, que se presenta como una de las primeras «finales» de la temporada por la importancia de sumar tres puntos, que pueden marcar el futuro del conjunto ilicitano.

Pedro Bigas, que reapareció contra el Rayo después de un mes lesionado por una rotura parcial del ligamento lateral externo de su rodilla, es consciente de que el choque ante el conjunto catalán va a ser «muy complicado», pero asegura que «los tres puntos tienen que quedarse en Elche como sea». Para ello, el defensa considera necesario «mejorar» cosas y «pulir» los errores cometidos ante el Rayo para poder ganar al cuadro perico.

Bigas señala que se encontró bien en su reaparición, aunque admite que en los últimos minutos acusó algo el «cansancio» debido a la falta de ritmo y después de tanto tiempo alejado de los terrenos de juego.

«El ritmo se coge jugando. Llevo más de un mes parado y una lesión de rodilla siempre es complicada. Pero lo más importante es que a lo largo de este tiempo de rehabilitación no he pensado en ella», comenta el central franjiverde.

El futbolista mallorquín sabe que la derrota en Vallecas también ha dolido mucho entre la afición, pero pide «tranquilidad» y confianza a los seguidores «porque hay equipo de sobra para sacar esto y lo estamos demostrando», asegura.

Por su parte, el capitán, Gonzalo Verdú, lamentó que «después de salir fuerte, igualar la intensidad del Rayo y ponernos por delante, no supimos aprovechar la ventaja que nos dio el gol de Lucas Boyé».

Para el defensa cartagenero, la clave del encuentro en Vallecas fue no saber «seleccionar posesiones largas y gestionar los minutos» en los que fueron por delante en el marcador.

Verdú asegura que la derrota ante el Rayo «no cambia nada» la situación del equipo, pero sí que pide «analizar, corregir los errores y mejorar» para poder vencer al Espanyol el sábado.

El central franjiverde confía en que en el choque ante al cuadro barcelonés, que será el primero sin restricciones de aforo en el Martínez Valero se vuelque con el equipo. «Jugamos ante nuestra gente, que es parte de nosotros y nos van a ayudar. Tenemos que sumar los tres puntos para poder mantenernos en una posición cómoda, como la que teníamos hasta ahora y alejados de los puestos de descenso».

Entrenamientos

Los futbolistas del Elche llevaron a cabo ayer por la mañana un entrenamiento de recuperación, en el campo Díez Iborra de la Ciudad Deportiva Juan Ángel Romero, que, como es habitual, fue muy suave para los jugadores que disputaron todo el partido en Vallecas y un poco más intenso para los que no lo hicieron o solo salieron al campo en los últimos minutos».

La plantilla tendrá este martes jornada de descanso y a partir del miércoles será el momento de comenzar a preparar de manera más intensa el choque ante el Espanyol.

Fran Escribá ha diseñado tres sesiones, miércoles, jueves y viernes, todas ellas, a partir de las diez y media de la mañana, en campo Díez Iborra.

Sin pisar el Martínez Valero

En principio, según el plan de trabajo que ha ofrecido el club ilicitano, los futbolistas franjiverdes no va a pisar el césped del estadio Martínez Valero hasta el mismo día del encuentro frente al Espanyol, debido a la resiembra a la que fue sometida la hierba tras el último envite en casa contra el Celta.

No obstante, no se descarta que el mismo sábado por la mañana se realice un breve entrenamiento de activación y en ese momento sí que podrían tener un primer contacto con el césped para ver cómo se encuentra y poder adaptarse un poco más rápido que los futbolistas espanyolistas.

Tras la sesión del sábado, los jugadores del Elche se concentrarán en el hotel Milenio para comer juntos, descansar y escuchar la charla técnica de Escribá hasta que hora y media antes del partido se trasladen al estadio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats