Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bragarnik deshoja la margarita

Prefiere un técnico que conozca la liga española y haya entrenado recientemente, pero no descarta a Hernán Crespo o Berizzo

Christian Bragarnik, el pasado domingo, a su salida de las oficinas del estadio Martínez Valero. | MATÍAS SEGARRA

Christian Bragarnik, el pasado domingo, a su salida de las oficinas del estadio Martínez Valero. | MATÍAS SEGARRA

Christian Bragarnik bajó ayer al vestuario del Elche para dar ánimos a los jugadores y pedir «unión» en este difícil momento de la temporada. El propietario del club ilicitano está en pleno casting y deshojando la margarita en busca del sustituto ideal de Fran Escribá. Su intención es tenerlo cerrado a lo largo de hoy martes, en el que la plantilla tiene descanso, y que el nuevo entrenador pueda comenzar a trabajar el miércoles.

Bragarnik estuvo, prácticamente, todo el día pegado al teléfono. El deseado, aunque de antemano se sabía que iba a ser casi imposible, era Diego Martínez. La primera llamada fue al expreparador del Granada, pero, como era de esperar, declinó la oferta.

La intención del técnico gallego es entrenar en la Premier League de Inglaterra. De hecho, se encuentra en tierras británicas estudiando toda la filosofía del fútbol inglés y todo apunta a que puede ser el sustituto de Marcelo Bielsa en el Leeds para la próxima temporada. El exdirector deportivo del Elche, Víctor Orta, ya ha tenido una primera aproximación.

Además, Diego Martínez no quiere coger a ningún equipo a mediados de la temporada, siempre y cuando no sea una opción muy atractiva. El Villarreal lo tuvo en su agenda cuando se especuló con la posibilidad de la marcha de Unai Emery al Tottenham. Sus buenas campañas en el Granada, al que logró clasificar y hacer un buen papel en Europa, le han permitido disfrutar de un buen cartel y es consciente de que ofertas no le van a faltar. De hecho, antes de rechazar al Elche también hizo lo propio con el Getafe y el Levante, cuando destituyeron a Míchel y a Paco López.

Una vez esfumada la opción de Diego Martínez, Christian Bragarnik y sus ayudantes están recopilando información y están analizando los pros y contras de los entrenadores que hay en el mercado.

La preferencia, después de la mala experiencia de la temporada pasada con Jorge Almirón, es un técnico nacional, que conozca la Liga española y que haya estado entrenando recientemente. Entre la posibilidades que más gustan aparecen los nombres de Sergio González, que ha dirigido al Espanyol y al Valladolid; Paco Jémez, con amplia experiencia en equipos de la parte baja de la clasificación y que apuesta por un fútbol ofensivo; y Javi Gracia, que el curso pasado estuvo en el Valencia.

También ha habido otros ofrecimientos como los de Francisco, que ha estado en el Girona y Huesca, o incluso el veterano José Luis Mendilibar, que ha dirigido muchos años al Eibar.

En principio, la vía argentina ha quedado en un segundo plano, pero no está, ni mucho menos, descartada. El máximo accionista del Elche tiene en su cartera de entrenadores a Hernán Crespo, que logró la Copa Sudamericana con Defensa y Justicia, uno de los clubes que asesora Bragarnik, y consiguió la Liga Paulista con el Sao Paulo. Actualmente está sin equipo tras salir del conjunto brasileño en octubre.

También gusta Eduardo Berizzo, quien ha dejado la selección de Paraguay y conoce la Liga española tras su paso por el Celta, el Sevilla y el Athletic Club de Bilbao.

La intención es no dilatar la decisión y hoy martes poder anunciar el nombre del nuevo entrenador.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats