Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla se aísla y se centra en el partido frente a Osasuna

El técnico del filial René Martínez puede poner el carné

Raúl Guti y Marcone, durante uno de los entrenamientos de esta semana en el estadio Martínez Valero. | SONÍA ARCOS/E.C.F.

La plantilla del Elche trata de mantenerse al margen de todos los problemas que está teniendo el club para la contratación del nuevo entrenador. Los jugadores están aislados y centrados en preparar el encuentro del próximo lunes (21 horas), en el estadio de El Sadar de Pamplona, frente a Osasuna.

De hecho, el club ha programado todos los entrenamientos de esta semana a puerta cerrada. El lunes -el martes hubo descanso- el miércoles y ayer jueves se llevaron a cabo en el interior del estadio Martínez Valero. Hoy viernes, la sesión ha sido anunciada para las diez y media de la mañana, en el campo Díez Iborra de la Ciudad Deportiva Juan Ángel Romero.

A los preparadores físicos de la casa, Manolo Sempere y Fidel Agulló, al entrenador de porteros, Miguel Escalona, y al analista, Óscar Suárez, se ha unido en los últimos días Pablo Manusovich, que fue ayudante de Almirón en la etapa del técnico argentino en el banquillo franjiverde y que en los últimos meses estaba desempeñando funciones en la secretaría técnica. Manusovich, hermano del exlateral izquierdo franjiverde Damián «El Ruso» Manusovich, es una persona de plena confianza del propietario, Christian Bragarnik, quien le ha pedido que vuelva a enfundarse el chandal y ayude en la preparación del equipo en estos días de ausencia de un entrenador.

El propietario del club aseguró ayer que mantiene el contacto directo con los jugadores y que, a pesar de no contar con un primer técnico, la plantilla está trabajando «muy bien». «No están haciendo cuatro carreritas como pueda parecer, porque no hay un entrenador. Están preparando de forma intensa el partido frente a Osasuna», señaló.

Si finalmente el Elche no contrata un nuevo técnico antes del fin de semana, como así parece que va a suceder, Manolo Sempere y Pablo Manusovich serán los encargados de dirigir al equipo en El Sadar. Además, Bragarnik también comentó ayer que en el club cuentan con varias personas que disponen del carné habilitado para dirigir al equipo, en caso de que fuera necesario. Uno de ellos es el entrenador del filial, René Martínez, que a pesar de no haber estado esta semana en los entrenamientos del primer equipo, podría viajar a Pamplona.

Junto a Sempere y Manusovich, Óscar Suárez, que también es el encargado de estudiar a los equipos rivales, va a jugar un papel fundamental a la hora de estudiar a Osasuna y realizar el planteamiento del encuentro del lunes. Suárez ha llegado esta temporada al club ilicitano y, entre otras funciones, es quien se encarga de grabar y de analizar los entrenamientos y los partidos.

Pendientes de Fidel

Para el choque del lunes, el Elche va a poder contar con toda la plantilla. La única duda es el estado físico de Fidel Chaves, quien sufrió una pequeño rotura fibrilar durante el encuentro frente al Mallorca y se perdió el partido del pasado domingo ante el Betis.

El extremo onubense cumple su tercera semana de recuperación y podría estar a tiempo para jugar contra Osasuna. De todas formas, el conjunto ilicitano afronta tres partidos en siete días (Osasuna, Leoia en la Copa del Rey y Cádiz) y la intención del cuerpo médico es no es arriesgar con Fidel.

El posible once inicial es esta semana una incógnita más que nunca debido a la falta de un primer entrenador que tome las decisiones. En un principio, todo apunta a que el equipo titular se va a determinar en consenso entre todos los técnicos que han estado en los últimos días al lado de los jugadores y son los que mejor los han visto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats