Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco comienza a construir un fortín en el Martínez Valero

El conjunto ilicitano ha sumado siete puntos de nueve posibles en los tres primeros partidos como local con el técnico almeriense - En dos de ellos ha conseguido dejar la portería a cero

Los jugadores del Elche aplauden y agradecen el apoyo de la afición después de la victoria del pasado domingo contra el Villarreal. | MATÍAS SEGARRA

Hacer de tu estadio un fortín. Ese es el deseo de la mayoría de los equipos, jugadores y entrenador, porque, de conseguirlo, alcanzar los objetivos está más cerca.

El entrenador del Elche, Francisco Rodríguez, está construyendo ese fortín y desde su llegada el conjunto ilicitano se está mostrando muy fuerte en el Martínez Valero. El cuadro franjiverde ha disputado tres partidos como local con el preparador almeriense y los resultados no pueden ser mejores: dos victorias y un empate y siete puntos de nueve posibles, que han permitido dar un salto importante en la clasificación. Además, en dos de ellos, ha conseguido dejar la portería a cero

Francisco debutó frente al Cádiz, en un envite que se presentaba como crucial para el futuro al tratarse de un rival directo. El Elche venció 3-1 siendo muy superior al equipo andaluz.

En el segundo encuentro en casa del nuevo entrenador, el conjunto ilicitano recibió al Granada. El resultado fue de empate a cero. Fue un punto muy trabajado jugando toda la segunda parte con un futbolista menos por la expulsión de Diego González. Además, le fue anulado un gol a Guido Carrillo y no le señalaron un posible penalti al delantero argentino. La igualada dejó un sabor casi de victoria.

El pasado domingo frente al Villarreal era una importante prueba de juego. El equipo de Emery llegaba al Martínez Valero en plena buena racha de resultados y en plena remontada en la clasificación. El equipo de Francisco volvió a hacerse fuerte en casa y venció por 1-0.

Desde la llegada del técnico almeriense, el cuadro franjiverde solo ha encajado un gol en sus partidos como local. Fue en el primero contra el Cádiz y llegó con 2-0 en el marcador, por lo que apenas tuvo incidencia en el resultado.

El papel de la afición

El apoyo de la afición también está resultando determinante para la buena racha en el Martínez Valero. Sobre todo a tenor de las polémicas arbitrales, en los dos últimos encuentros frente al Granada y el Villarreal, los seguidores franjiverdes se han mostrado más incisivos a la hora de animar.

En el choque ante los granadinos, los propios jugadores reconocieron que la afición fue clave para poder sumar el empate por su apoyo en los momentos más complicados cuando jugaban con diez.

El pasado domingo ante el Villarreal también se vio una grada muy involucrada desde el primer momento. Esa comunión afición-equipo debe ayudar a lograr el objetivo de la permanencia.

Rivales directos

Queda aún mucho campeonato por delante, pero si el Elche es capaz de mantener la buena línea de los últimos encuentros como local tendrá en su mano conseguir el objetivo de la permanencia.

El conjunto ilicitano tiene que recibir durante la segunda vuelta en el Martínez Valero a rivales directos en la lucha por la salvación como son el Alavés, que será el próximo; Osasuna, Getafe, Mallorca o Rayo Vallecano. Cinco partidos de los denominados de «su» Liga particular, que pueden y deben resultar determinantes.

Junto a esos contrarios, también llegarán en esta segunda vuelta al coliseo ilicitano el Barcelona, el Valencia, la Real Sociedad y el Atlético de Madrid. El triunfo ante el Villarreal también debe servir para convencerse que ante este tipo de rivales los franjiverdes también pueden sumar puntos.

Lucas Boyé, autor del gol del triunfo en el encuentro del pasado domingo aseguró que «las últimas victorias reflejan el buen trabajo que venimos realizando desde hace mucho tiempo. Por suerte, ahora se ve respaldado por los resultados».

El delantero argentino destaca el buen ambiente que reina en el vestuario: «El clima de trabajo es estupendo y ahora queremos estirar la distancia y el margen con los puestos de descenso».

Por su parte, Gerard Gumbau señala que «estamos contentos porque el trabajo está dando sus frutos», y considera como una de las claves de la mejoría que «cada uno de los jugadores hemos subido el nivel individual y se está uniendo al colectivo. Estábamos trabajando muy bien y estábamos convencidos de que con la mentalidad ganadora que nos exige el entrenador los resultados iban a llegar», argumentó.

Por último, el guardameta Edgar Badia, que volvió a dejar su portería a cero, reconoce que «hemos dado un paso al frente importante con la victoria contra el Villarreal. El equipo está compitiendo muy bien, pero hay que seguir porque todavía queda mucha temporada».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats