Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Revancha (con Boyé) en Madrid

Francisco duda si alinear de inicio al argentino o reservarle para el segundo acto

Lucas Boyé charla con Werner en la estación de Alicante, antes de tomar el tren hacia Madrid. | JOSE NAVARRO

El fútbol siempre ha destacado por el carácter efímero de sus victorias y derrotas, más aún en un calendario tan apretado como el actual. El sabor de un buen triunfo apenas se puede paladear, por la proximidad del siguiente compromiso. Lo mismo ocurre con el lamento por las derrotas. No hay tiempo para lamerse las heridas.

Este paradigma, elevado a su enésima potencia, lo vive el Elche, con la particularidad de repetir rival con apenas tres días de diferencia, aunque en competiciones y recintos diferentes. Con la imagen aún en la retina del balón al palo de Carrillo, la roja a Marcelo, el gol de Gonzalo Verdú, los tantos para remontar de Isco y Hazard y el «fuera de juego-falta» de Fidel; el conjunto franjiverde visita al Real Madrid, líder sólido de la Liga y verdugo ilicitano en la competición del KO, tras 120 minutos de igualdad que se resolvieron a la antigua, más a base de casta y coraje que de buen fútbol.

El Elche tratará de repetir el espíritu combativo que le llevó a creer en la hazaña de eliminar al Madrid en el Martínez Valero. Incluso tiene un motivo más para creer en la épica. Lucas Boyé regresa al equipo tras su aparición a lo Cid Campeador contra el Villarreal. Media hora le bastó para salir, marcar, ganar y volver a sus aposentos a descansar para la siguiente batalla. Sus heridas no le permitieron presentarse a la de Copa, pero estará en la de Liga. El escenario es enorme. A Boyé lo único que le falta es «romperla» ante un grande. Esta tarde tiene la oportunidad de hacerlo, en uno de esos días en el que los ojos se multiplican, dada la magnitud del oponente.

La duda de Francisco es si alinear a su máximo goleador de inicio o repetir la táctica de hace unos días, que salió de manera inmejorable. Once espartanos que aguanten hasta que el líder pueda acudir a la batalla. En el ejército no estará Carrillo, cuyo cuerpo dijo basta tras encadenar varios partidos al límite del agotamiento en lo que a esfuerzo físico se refiere. Si Boyé no es titular, el técnico almeriense tendrá que idear una alternativa en ataque.

Fidel, Palacios, Piatti y Casilla son las principales novedades con respecto al último partido de Liga. Los dos primeros ya jugaron el jueves. En la enfermería, con covid-19 o molestias físicas, permanecen Enzo Roco, Marcone, Barragán, Josema, Pastore, Omar Mascarell y el ya mencionado Carrillo. Una pléyade de bajas para tratar de asaltar el Santiago Bernabéu, algo que este curso solo ha hecho el Sheriff. En Liga lograron un punto Villarreal, Osasuna y Cádiz, todos tras empatar a cero.

El Elche está en un momento en el que su fe le hace peligroso porque se cree capaz de alcanzar cualquier hito. Cuestión de dinámicas. Entre las dos últimas victorias, las polémicas arbitrales y la dosis de valentía que ha inoculado Francisco a sus futbolistas, la eliminación copera más que un golpe a la moral ha supuesto una motivación más. En estos momentos, los franjiverdes transmiten la sensación de verse capaces de ir a una guerra armados con un tirachinas y un puñado de dátiles. Si Rocky Balboa ganó a Apollo Creed, este Elche se ve capaz de plantar cara al Real Madrid más sólido que se recuerda desde la traumática marcha de Cristiano.

Vuelven Courtois y Benzema

Un Real Madrid que se ve en una fase peligrosa de la temporada, con mucho camino (bien) recorrido, pero con los títulos realmente importantes todavía por decidirse. La Liga la querrán abrochar cuanto antes, dado el bajón de Barcelona y Atlético, para intentar centrarse en la Champions, con el PSG, Messi y Mbappé en el horizonte.

Eso sí, el calendario no da tregua a los hombres de Carlo Ancelotti. Por eso el italiano, poco dado a rotaciones, parece dispuesto a dar la enésima oportunidad a Hazard, el inesperado héroe del pasado jueves al anotar el 1-2 que dio el pase a los suyos al aprovechar una salida a la desesperada de Werner.

Si el Elche recupera a Boyé para tratar de tomarse la revancha, el líder de la Liga hace lo propio con dos de sus piezas fundamentales que no viajaron a la ciudad de las palmeras y que hoy serán titulares: Courtois y Benzema. También vuelve Militao, tras su sanción, al eje de la zaga. Y Mendy al lateral izquierdo. Alaba, Casemiro, Modric, Kroos, Vinicius... La lista de estrellas blancas es infinita, como la ilusión del Elche por mantener su buena racha. El césped decidirá si hay «vendetta».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats