Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Madrid - Elche CF: Orgullosos de este Elche (2-2)

Los franjiverdes rozan la hazaña y se quedan muy cerca de ganar por primera vez en la historia a domicilio al Real Madrid. Un gol de Militao, en el minuto 92, impide la proeza del conjunto ilicitano, que se puso 0-2 con los goles de Boyé y Pere Milla

Benzema intenta disparar ante Diego González y Gonzalo Verdú RODRIGO JIMÉNEZ/EFE

Frustración, rabia, impotencia... Ese fue el primer sentimiento que tuvieron los jugadores del Elche y todos los aficionados franjiverdes cuando De Burgos Bengoetxea decretó el final del encuentro de ayer frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. 

El conjunto ilicitano tuvo más cerca que nunca conseguir la primera victoria de su historia en el feudo madridista. Ganaba 0-2 en el minuto 80 y la puertas de la gloria estaban abiertas de par en par para escribir con letras de oro el primer triunfo en la casa blanca. 

Pero, al igual que sucedió el pasado jueves en la eliminatoria de la Copa del Rey, al Madrid nunca se le puede dar por muerto y un gol de Militao, en el tiempo de prolongación, estableció el empate y dejó al equipo de Francisco con la miel en los labios después de gran esfuerzo, que les permitió rozar la proeza. 

Esa fue la primera sensación. Sin embargo, después de la reconfortante ducha y ya en frío, el sentimiento era de haber sumado un punto de oro, en un campo casi inexpugnable y en el que, como anunció Mister Chip, el Elche es el primer visitante en toda la historia de LaLiga que puntúa en el campo del Real Madrid sin lanzar ningún penalti y teniendo dos en contra. Fueron tres, porque el VAR rectificó uno que el árbitro había señalado por un supuesto empujón de Diego González a Hazard, que no existió. 

A pesar de la decepción y la rabia inicial, este Elche es para estar orgullosos. Una vez más, desde la llegada de Francisco, volvió a demostrar que es capaz de competir contra cualquiera y en cualquier campo. Ayer rozó la hazaña ante el líder, con una equipo muy mermado por la bajas, y dio otro paso de gigante hacia su objetivo de la permanencia. 

Francisco, que tampoco pudo estar en el banquillo, no pudo contar con los lesionados Pedro Bigas, Roco y Guido Carrillo; ni con Mascarell, Pastore, Barragán y Josema por covid. Solo realizó dos cambios durante el partido y uno obligado por la lesión de Tete Morente, a los 20 minutos.

En esas circunstancias, sumar un punto ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu es toda una proeza, que quedó , en cierta manera, difuminada por haber tenido tan cerca la gloria. 

La merma de efectivos no impidió al técnico franjiverde ser valiente. Apostó por Lucas Boyé, que volvía tras sus problemas en el tobillo y se notó, aunque no estuvo pleno de facultades, y por Lucas Pérez en la delantera, con Morente y Pere Milla en las bandas. En el banquillo solo quedaban Fidel, Josan y Piatti, como futbolistas de campo del primer equipo y el argentino regresaba del covid. 

Defensa muy adelantada

El conjunto ilicitano tenía clara la consigna de su entrenador y no se encerró atrás. Con una defensa adelantada , casi en el centro del campo y presión alta, intentó frenar el juego blanco.  

La calidad de los jugadores madridistas le hicieron ir retrocediendo metros y en el primer tiempo se vieron sometidos por el equipo de Ancelotti. En los momentos más difíciles, emergió la figura de Edgar Badia, que recordó al mejor Iker Casilla, en el que fue su estadio. El guardameta abortó dos remates de Benzema y otro de Casemiro. 

En el minuto 31 parecía que todo se desvanecía cuando el árbitro señaló un penalti por derribo de Helibelton Palacios a Vinicius. Antes había habido falta previa a Pere Milla de Kroos, pero el VAR no quiso intervenir. El capitán del Madrid falló la pena máxima. Tras repeler el larguero, el balón salió fuera. 

Y en el minuto 41, en uno de los pocos ataques del Elche, Fidel le puso un caramelo en un centro a Lucas Boyé y el argentino, de cabeza, marcó el 0-1. 

Antes del descanso, Edgar Badia a volvió a aparecer con otra dos grandes parada a Benzema y a Kroos en un golpe franco en la cruceta. Al descanso 0-1 y las puertas de la gloria se iban abriendo. 

El segundo tiempo comenzó con el segundo penalti. En este caso el que el VAR lo anuló. El Elche ya no pasaba tantos apuros, se defendía con orden y trataba de mantener la pelota en campo contrario. 

Benzema se tenía que retirar lesionado y salió Jovic. Y en el 75, el equipo de Francisco asestó el segundo golpe. Boyé se llevó el balón entre dos contrarios, le metió el esférico al hueco a Pere Milla, quien de tiro cruzado y con la derecha, anotó el 0-2. Ver para creer. La hazaña estaba más cerca que nunca. Parecía que era el gran día. Casemiro estrelló una pelota en la cruceta. Todos los astros estaban alineados con el Elche. 

El cuento comenzó a trasformarse en pesadilla en el minuto 80. Tercer penalti a favor del Madrid señalado. En este caso sí que era por manos de Pere Milla. Modric no falló y puso el 1-2.

La mítica frase de Juanito: «90 minuti en el Bernabéu son molto longo» comenzó a parecer y en el 92, cuando el Elche estaba a punto de hacer historia, llegó un centro de Vinicius desde la línea de fondo que Militao, en un salto espectacular por encima de Mojica, remató alto y marcó el 2-2 definitivo. Una pena, pero orgullosos de este Elche. 

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID: Courtois, Lucas Vázquez (Isco, m. 79), Militao, Alaba, Mendy, Cesemiro, Kroos (Rodrygo, m. 63), Modric, Hazard (Valverde, m. 79), Benzema (Jovic, m. 57) y Vinicius.

ELCHE: Edgar Badia, Helibelton Palacios, Gonzalo Verdú, Diego González, Mojica, Gumbau, Guti, Tete Morente (Fidel, m. 22), Pere Milla, Lucas Pérez (Josan, m. 87) y Lucas Boyé.

GOLES: 0-1 m. 41, Lucas Boyé. 0-2 m. 75, Pere Milla. 1-2 m. 80, Modric, de penalti. 2-2 92, Militao.

ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea, del colegio vasco. Mostró tarjetas amarillas a Militao (m. 53), Fidel (m. 54), Vinicius (m. 72) y a Alaba (m. 95).

ESTADIO: Santiago Bernabeu. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats