Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día más esperado

El Elche espera certificar este miércoles de forma matemática su permanencia en Primera División

Helibelton Palacios lucha por un balón con Diego González, durante el entrenamiento del lunes SONiA ARCOS/E.C.F.

Puede ser un gran día para el Elche CF y para la afición franjiverde. El conjunto ilicitano tiene todo en su mano para certificar, de forma matemática, miércoles (21.30 horas), su permanencia en Primera División. 

Para ello, el cuadro franjiverde tiene varias posibilidades. Ganar al Atlético de Madrid le permitiría asegurar su continuidad en Primera División por la puerta grande. Un empate también le podría valer, siempre y cuando el Mallorca no gane en el Sánchez Pizjuán frente al Sevilla. Incluso, una derrota franjiverde podría permitir alcanzar el objetivo, siempre y cuando los baleares pierdan en el feudo sevillista. 

Todo está preparado en el Martínez Valero para vivir una gran fiesta y alcanzar la meta a falta de dos jornadas para finalizar el campeonato. Los festejos se podrían adelantar antes de que finalice el choque entre el Elche y los colchoneros. El Sevilla-Mallorca comienza una hora antes y, si se produce la derrota de los mallorquines, el conjunto ilicitano estaría salvado en el descanso de su partido. 

Francisco dijo ayer que preferiría que sus jugadores estuvieran plenamente centrados en el encuentro ante los rojiblancos y que no supieran el resultado del Sánchez Pizjuán. Pero el técnico franjiverde admitió que eso va a ser imposible, porque los aficionados van a estar pendientes del partido entre sevillistas y baleares. Seguro que si los mallorquines no obtienen una victoria y caen derrotados, al final de su encuentro la afición del Elche saltará de alegría y comenzará a cantar. «Som, som de Primera Divisió».

El resultado al descanso del Sánchez Pizjuán también podría adelantar los acontecimientos

Todo lo que no sea una fiesta a la conclusión del envite entre el Elche y el Atlético de Madrid sería una decepción, aún sabiendo que quedarían todavía dos jornadas más por delante para certificar la permanencia. 

Hoy es el día que han estado esperando los seguidores franjiverdes desde hace tiempo. A pesar de ser un encuentro entre semana y a una hora un tanto intempestiva, los aficionados van a estar con su equipo y no quieren perderse una noche festiva después de una larga temporada de sufrimiento. 

La promoción de entradas a precios reducidos para abonados, que el pasado lunes puso, de forma exprés, el club ilicitano está teniendo una respuesta aceptable y en las últimas horas se han visto pequeñas colas en las taquillas del estadio Martínez Valero. Se espera que cerca de 20.000 espectadores se den cita en el encuentro de esta noche, lo que significaría una buena asistencia para ser el partido un miércoles. 

Dudas en la alineación

Francisco recupera a Mojica, a Lucas Olaza y todo apunta a que Lucas Boyé también estará en la convocatoria, después de más de un mes fuera del equipo por lesión. 

Las únicas bajas que tiene el técnico almeriense son las de Gonzalo Verdú, lesionado hasta final de temporada; y la de Ezequiel Ponce, que ayer fue sancionado con un encuentro por su expulsión en Cádiz. 

El preparador franjiverde realizará cambios con respecto al once inicial que jugó en el Nuevo Mirandilla. Enzo Roco volverá al centro de la defensa, tras cumplir sanción en tierras gaditanas. Mojica también recuperará su puesto en el lateral izquierdo. Diego González, que no jugó en Cádiz, podría ser el acompañante del chileno y de Pedro Bigas en la línea de tres centrales; y Helibelton Palacios podría cambiar de carril y volver a su posición natural en la banda derecha para intentar frenar a Yanik Carrasco

En el centro del campo, Mascarell y Fidel, que fue suplente en tierras gaditanas, parecen que tienen un puesto asegurado. Raúl Guti, Gumbau y Kike Pérez se juegan las otras dos posiciones, siempre y cuando Francisco siga optando por poblar la medular para tratar de tener el balón y manejar el juego. Si decide apostar por dos delanteros, Pere Milla tiene la posibilidad de salir inicialmente.

Ante la ausencia por sanción de Ponce y el hecho de que Boyé, en caso de que regrese, lleva más de un mes sin jugar, Guido Carrillo cuenta con todas las papeletas para ser la referencia ofensiva, al igual que sucedió en Cádiz. 

Lo que está claro es que será una dura batalla por hacerse por el control del centro del campo. 

Joao Felix, Lemar y Llorente son bajas en el conjunto colchonero 

Al disputarse el encuentro a las nueve y media de la noche, la expedición del Atlético de Madrid viajará este mismo miércoles a tierras ilicitanas. Simeone cuenta con las bajas del portugués Joao Felix y del francés Lemar, quienes llevan varias semanas en el dique seco por problemas musculares. Además, Llorente tendrá que cumplir un partido de sanción, tras ver la quinta tarjeta amarilla en el derbi del pasado domingo contra el Real Madrid. El brasileño Renildo arrastra molestias musculares. Ayer se descartó que tuviera alguna rotura, pero todo indica a que se quedará en la capital de España. Aún con estas ausencias, los colchoneros cuentan con una plantilla plagada de figuras. Griezmann, Carrasco y Cunha apuntan a ser el tridente rojiblanco en ataque. Kondogbia, De Paul y Koke aportarán músculo y calidad en el centro del campo. Y Oblak siempre es un seguro en la portería. El Atlético de Madrid, al igual que el Elche, tiene muy cerca su objetivo. El equipo de Simeone dio un paso de gigante el pasado domingo, tras ganar al Real Madrid, para asegurar su clasificación para la Liga de Campeones. Aunque, al igual que le sucede a los franjiverdes con la permanencia, todavía no la tienen sellada. Por lo tanto, saldrán con la quinta marcha puesta en busca de los tres puntos. Además, también tiene en juego alcanzar al Barcelona en la segunda posición.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats