Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ideas para mejorar la convivencia en las aulas

Alumnos y profesores participan en una convivencia para profundizar en la resolución de conflictos

Un momento de la formación.

Un momento de la formación. SERGIO FERRÁNDEZ

Tienen entre 12 y 18 años y su cometido es mejorar el clima de convivencia en los institutos. Se trata de jóvenes que han sido designados por sus compañeros y profesores para ejercer como mediadores ante cualquier problema que pueda surgir en el centro escolar. La Granja Escuela la Loma ha acogido este fin de semana unas jornadas de convivencia en las que han participado más de un centenar de chavales quienes, junto a sus profesores, han profundizado en las estrategias para resolver problemas de forma pacífica. Este encuentro lúdico-formativo ha sido organizado por «ConviElx», una iniciativa que nació hace más de nueve años en el IES La Asunción y al que se sumaron todos los institutos de la ciudad, con el objetivo de adoptar medidas que fomentaran la convivencia en los centros educativos.

«Lejos de lo que la gente pueda pensar, los partes disciplinarios abiertos en los institutos han disminuido en los últimos años», explica el director del instituto de la Hoya, José Antonio Corral, quien valora muy positivamente el hecho de que sean los propios alumnos quienes medien en conflictos entre compañeros.

«Junto al mediador está la figura del observador», explica Julia Miquel coordinadora de ConviElx, que aclara que «su labor es la de observar y detectar posibles problemas. Por ejemplo, un chaval que día tras días esté sólo en los recreos». Además, los institutos cuentan con el «buzón negro» en el que cualquier alumno puede denunciar de forma anónima un problema que le afecte a él u a otro compañero.

José Antonio lleva tres años actuando como mediador. «Básicamente entramos en problemas personales, por ejemplo en conflictos entre dos compañeros por una chica. Seguimos un guión, y para resolver el problema es básico fomentar el diálogo y la comunicación. La asertividad tiene una gran importancia, ya que no hay que ser demasiado pasivo, ni demasiado agresivo».

La iniciativa cuenta con el respaldo del Ayuntamiento ya que como explica el edil de Educación, Daniel McEvoy, «es una experiencia muy positiva».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats