Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El norte de Elche y el Medio Vinalopó reclaman agua del Júcar para huir de la sequía

Agricultores de Monforte, Agost, Hondón de las Nieves o de San Enrique confían en que se apruebe el miércoles el trasvase en el Consejo Nacional del Agua y antes de tres meses en el Consejo de Ministros

Una imagen de archivo de cultivo de uva en el Medio Vinalopó.

Una imagen de archivo de cultivo de uva en el Medio Vinalopó. jesús cruces

Los regantes del norte de Elche y de la comarca del Medio Vinalopó tienen la vista puesta en el Consejo Nacional del Agua que se celebrará el próximo miércoles y que tomará una decisión sobre el Plan Hidrológico del Júcar, en el que está contemplado el trasvase Júcar-Vinalopó que ahora mismo está en suspenso y que permitiría escapar de una situación de sequía a la que los agricultores estarán condenados de cara al verano. Así lo plantea Ángel Urbina, presidente de la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) San Enrique de Elche, una comunidad que pertenece a la Confederación Hidrográfica del Júcar y al acuífero sobreexplotado de la Sierra de Crevillent, de cuyos pozos no se puede extraer agua por su mala calidad y por la profundidad a la que se encuentra (a unos 600 metros, según concreta Urbina). Precisamente, el Júcar-Vinalopó se justificó «técnica y jurídicamente» cuando se aprobó (aunque posteriormente se bloqueó y sigue en suspenso) en la necesidad de «paliar la sobreexpltación de los acuíferos del Vinalopó», explica el presidente de la SAT San Enrique.

«Si no traen agua del Júcar-Vinalopó en mayo o junio estaremos condenados a la sequía», asegura Urbina, quien concreta que espera que el día 26 se apruebe el Plan Hidrológico del Júcar en la asamblea del Consejo Nacional del Agua y que después, en un plazo máximo de tres meses, pase también satisfactoriamente por el Consejo de Ministros y se publique, dándole de ese modo validez legal al trasvase. Urbina concretó que los territorios que están esperando este agua son San Enrique en Elche, Monforte, Hondón de las Nieves y de los Frailes o Agost, una zona en la que especialmente se produce uva pero que también tiene una vasta extensión dedicada al cultivo de hortalizas.

«Esperamos que se acelere todo un poco y que de cara a mayo o principios de junio se apruebe definitivamente el Plan Hidrológico del Júcar para traer agua a esta zona como sea, porque estamos secos», urge el presidente de la SAT San Enrique, quien también ejerce como portavoz de Riegos de Levante y de la Federación Provincial de Entidades de Riegos.

Precisamente, el próximo día 28 está previsto que pasen por Consejo de Ministros los planes hidrológicos del Tajo y del Segura. Con todas estas novedades sobre la mesa, se espera que la asamblea general ordinaria que celebrará el sábado 29 de marzo la SAT San Enrique sea prácticamente un día de celebración, en el que se den por consolidadas muchas de las demandas en materia de agua que el sur de la provincia de Alicante ha reivindicado históricamente.

El orden del día incluye la aprobación de las cuentas de 2013 o del canon y los gastos a aplicar en 2014, además de la intervención de Francisco Gabriel Santiago (vicepresidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó L'Alacantí y Consorcio de Aguas de la Marina Baja), quien expondrá el modelo de gestión de agua de la Marina Baixa (un uso integral con depuración y desolación incluidas); la alcaldesa de Elche, Mercedes Alonso; la presidenta de la Diputación de Alicante y de la Mesa Provincial del Agua, Luisa Pastor; el presidente de Riegos de Levante y de Entidades de Riego de la Provincia de Alicante, Manuel Serrano; y del conseller de Agricultura y Agua José Císcar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats