30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Tempir lleva al juzgado la «valencianofobia» del Ayuntamiento desde la llegada de Alonso

La asociación cívica acude al contencioso-administrativo tras presentar unas sesenta quejas al Síndic de Greuges en las que le ha dado la razón

El Tempir lleva al juzgado la «valencianofobia» del Ayuntamiento desde la llegada de Alonso

El Tempir lleva al juzgado la «valencianofobia» del Ayuntamiento desde la llegada de Alonso antonio amorós

La Associació Cívica per la Llengua El Tempir d'Elx ha recurrido al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo lo que considera una política «valencianofóbica» por parte del Ayuntamiento de Elche desde el inicio del mandato de la alcaldesa, Mercedes Alonso (PP), que se inició ya en julio de 2011 con el cambio del logotipo municipal para sustituir el «Ajuntament d'Elx» por «Ayuntamiento de Elche». El Tempir intentó primero en abril 2012 que se rectificara presentando una solicitud para que se iniciara un procedimiento administrativo, obteniendo tan solo silencio como respuesta según asegura, y por ello acudió seis meses después a la vía judicial: El pasado mes de junio el juzgado admitió a trámite el recurso, solicitando al Ayuntamiento que remitiera el expediente administrativo completo referido a este asunto, algo que ha tenido que reiterar el pasado mes de enero porque, según fuentes judiciales, el Ayuntamiento no había respondido. Esa documentación que se le exige al consistorio se facilitará entonces a El Tempir para que formalice su demanda.

La Associació recoge entre sus argumentos que ese cambio de logotipo unido al uso casi en exclusiva del español en comunicaciones escritas y orales, cartelería, circulares y señalización urbana solo contribuyen an menospreciar «la lengua propia de los valencianos, que como indica el Estatut d'Autonomia es el valenciano, que goza de rango de lengua oficial». Entre los argumentos legales se cita contundentemente la Constitución Española en lo referente a la obligación de los poderes públicos a promover las condiciones de libertad e igualdad; el Estatut d'Autonomia de la Comunitat Valenciana, que establece que se debe garantizar el uso «normal y oficial» de las dos lenguas y «otorgará especial protección y respeto a la recuperación del valenciano»; la Llei 4/1983 d'Ús i Ensenyament del Valencià, que declara que Elche es un municipio de predominio lingüístico valenciano; o la Orden de la Conselleria de Educación de 1993 sobre la toponimia, señalización y rotulación de servicios públicos, que dice que tendrá prioridad la lengua de predominio lingüístico o en todo caso se usarán la dos.

Así, igualmente también hace El Tempir referencia al reglamento de Normalització Lingüística per al Municipi d'Elx i el seu Ajuntament, que señala que el consistorio tiene que «promover y utilizar el valenciano en todas las dependencias municipales, tantos en las centrales como en las descentralizadas, en los sellos municipales, en lo rótulos, servicios culturales, educativos, deportivos, asistenciales, fiestas locales, etcétera» y añade que «la promoción y difusión de actividades municipales» mediante anuncios, folletos, publicaciones, etcétera, deberán presentarse «mayoritariamente en valenciano». Aún otro artículo de la normativa local compromete al Ayuntamiento a que los rótulos, carteles e indicaciones en las dependencias o propiedades municipales y la información para transeúntes en la vía pública tengan que ser redactados en valenciano.

Por todo ello, la agrupación cultural considera evidente que el Ayuntamiento ha optado por obviar estas normas legales y con ello menosprecia «el valor oficial de la lengua propia, atendiendo a que arrincona el valenciano en el uso público y promueve el uso casi en exclusiva del castellano». Por todo ello, viene solicitando desde 2012 un cambio de rumbo en esa tendencia de excluir el topónimo en valenciano de su imagen corporativa y de sus acciones de comunicación, en la medida en que lo contrario significa incumplir la legislación lingüística vigente. El Ayuntamiento, que debiera dar ejemplo, consideran, «no asume cumplir la normativa por una "valencianofobia" total y absoluta», y ante ello llegarán «a las instancias que sean necesarias» sea cual sea el partido que gobierne.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats