Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exportación zapatera acumula 5 años de crecimiento por encima de las expectativas

El sector en la provincia, pese a la crisis y la deslocalización, se ha visto relanzado en el extranjero gracias al comercio digital, la apuesta clara por el diseño y la calidad y también por el prestigio que viene sumando el sello «Made in Spain»

Un operario en una fábrica de calzado de Elche, en una imagen tomada recientemente.

Un operario en una fábrica de calzado de Elche, en una imagen tomada recientemente. SERGIO FERRÁNDEZ

Una apuesta decidida por el diseño y la calidad, las ventas por Internet y también la revalorización en los últimos años de la marca «Made in Spain» han llevado a que el calzado de la provincia, el principal impulsor de esta industria sin comparación en otras zonas de España, supere las expectativas de ventas en el extranjero.

La crisis internacional y la deslocalización empresarial han sido aprovechadas en general por la industria zapatera como un revulsivo para cambiar el rumbo de cómo se estaban haciendo las cosas anteriormente.

Así lo demuestran las estadísticas, que indican, entre otros muchos aspectos, que la industria zapatera, en cuanto a ventas foráneas, va camino de completar un quinquenio altamente positivo.

En concreto, desde 2009 y hasta la fecha, el crecimiento ha sido constante, hasta el punto que en 2013, 2014 y lo que llevamos de 2015 el calzado español está batiendo sus propios récords en cuanto al valor de las ventas en el extranjero.

De enero a mayo de este año el calzado español se ha vendido en el extranjero por valor de 1.269 millones de euros, lo que supone un 15,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Pero es que además, en 2014 las ventas, a cerca de 180 países, fueron ya un 17% superior que en 2013. Se vendieron entonces 154,2 millones de pares por valor de 2.640,5 millones de euros.

«El sector ha hecho una apuesta clara por el diseño, la calidad, la innovación, marca... y se están viendo los frutos», señalan desde la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE).

Para los que consideren que esto en realidad es consecuencia de la depreciación del euro, cabe recordar que 9 de los 10 principales importadores de calzado español son europeos, con Francia a la cabeza de manera destacada, y seguida por Italia, Alemania y Reino Unido

El último informe sobre la industria en Elche elaborado por el Ayuntamiento ilicitano indica que en la Comunidad Valenciana los índices de producción de la industria del cuero y calzado han ido descendiendo paulatinamente en la última década. Esta industria pierde así tamaño, pero, a cambio, se pisa el acelerador en la vertiente más comercializadora dado que el volumen de la exportación va creciendo.

Sólo la provincia de Alicante exportó en 2014, según datos provisionales aportados por este informe municipal, productos de la industria del cuero y el calzado por valor de 1.448,3 millones de euros e importado 1.043 millones, lo cual da un saldo positivo de 405 millones de euros.

«La provincia presenta saldos comerciales siempre positivos en estos productos, aunque desde el año 2011 van creciendo notablemente y sobre todo en 2014. Y eso a pesar de que las importaciones han subido un 16,7% ese año (1.043 millones de euros) porque lo decisivo ha sido el nivel del valor exportado que creció en un 26,7%», según se indica en dicho informe municipal.

En referencia concreta al calzado, el saldo todavía es más favorable: 665,6 millones de euros y un aumento interanual del 151,5%. En 2014 se exportó calzado por valor de 1.309,3 millones de euros, lo que supuso crecer casi un 61% anual. En unidades de producto se exportaron casi 61 millones de pares de calzado, según se recoge en el mismo estudio, en el que se añade que el valor del par exportado ha pasado de un mínimo en 2012 de 14,8 ?/par a 21,5 ?/par en 2014, la cifra más alta de la última década.

Desde FICE indican que el aumento de las exportaciones viene por dos vías: «Por un lado, el buen hacer de las empresas con fuerte marca y modelo de negocio. Y también por la relocalización de la producción en España. Muchas marcas internacionales buscan el "Made in Spain"».

De igual modo, la Federación insiste en que el calzado español ofrece la mejor relación calidad/precio y que la clave es el control de la distribución.

«Según los mercados, las marcas apuestan por agentes o distribuidores y/o por la apertura de tiendas propias. La gran revolución de estos últimos años es el "e-commerce"», subrayan por último desde FICE.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats