Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los técnicos hallan más de medio centenar de deficiencias en el proyecto del Mercado

El Ayuntamiento da un plazo de un mes a la empresa para que subsane los problemas porque no contempla el retranqueo del edificio 8 metros y se dan incompatibilidades de tráfico

Difíciles pintan las cosas para Aparcisa, la empresa concesionaria para acometer el nuevo Mercado Central de Elche, a tenor de los últimos informes realizados por los técnicos municipales sobre el proyecto. El concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, confirmó con concreciones ayer lo que ya había pronosticado la semana pasada: el proyecto (en realidad son seis proyectos) para remodelar el entorno y construir el nuevo edificio presenta numerosas y graves deficiencias.

A raíz de los nuevos informes sobre los proyectos básicos, de derribo, de mejora de urbanización, de tráfico, de integración paisajística y económico-financiero, las obras propuestas por la concesionaria de las obras presentan más de medio centenar deficiencias, muchas de ellas de alcance.

Las mismas hacen referencia sobre todo a la necesidad de retranquear todo el edificio unos 8 metros con respecto a los restos arqueológicos que han quedado al descubierto, una nueva delimitación del perímetro de éstos, problemas en cuanto a su integración paisajística, carencias importantes en cuanto al volumen de tráfico, incompatibilidades con el acceso de Bomberos y, en consecuencia, necesidad de nuevos cálculos en el informe económico-financiero.

Requerimiento

A raíz de este documento de los técnicos del Ayuntamiento, la junta de gobierno aprobó ayer requerir nuevamente a la concesionaria «el cumplimiento del acuerdo de adjudicación del contrato de concesión de obras públicas para la redacción del proyecto, construcción y explotación del nuevo Mercado Central, debiendo subsanar los documentos y proyectos aportados adecuándolos al contenido de los informes técnicos».

El edil de Urbanismo indicó que para ello se le va a dar a la empresa un mes de plazo a partir de que se le comunique a la misma, posiblemente la próxima semana.

«Los proyectos presentados siguen adoleciendo de un rigor evidente», manifestó José Manuel Sánchez, quien no obstante llamó la atención sobre el hecho de que, según siempre el edil, Aparcisa ya conocía qué deficiencias tenía que resolver desde julio de 2014, cuando un informe del arquitecto municipal ya avisaba a las dos empresas que concurrían a la adjudicación de aquellas cuestiones que debían subsanar.

Entre esas cuestiones, según José Manuel Sánchez, se recogía la necesidad de retranquear el edificio 8 metros, que era inviable crear sótano en la zona de los baños árabes, la necesidad de adecuarse al plan de reforma interior (PRI), el hecho de respetar los vuelos de la fachada oeste o los problemas con la visualización hacia Calendura.

El concejal subrayaba así que «esas deficiencias en su mayor parte no son nuevas» y que daba por hecho que la empresa estaba bien informada, para aseverar a continuación que la mercantil «desde 2014 viene incumpliendo reiteradamente y consecutivamente las condiciones de adjudicación y que desde el Ayuntamiento le venimos pidiendo que se ajuste a lo que se solicita. Aquí nadie se ha sacado una nueva condición de la manga».

Anteproyectos

José Manuel Sánchez recordaba a su vez cómo el Consistorio tuvo que solicitarle a finales de julio a la empresa que presentara los seis proyectos puesto que a la fecha, según el concejal, sólo había presentado los anteproyectos.

«Somos conscientes de la situación de los placeros, queremos una necesaria actuación sobre el mercado, pero debemos mirar por los intereses de los ilicitanos», apuntó el titular de Urbanismo.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista y de la junta de gobierno, Patricia Macià, pidió a Aparcisa «responsabilidad» al considerar que «esta desinformando a las personas afectadas. Están jugando con mucha gente».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats