Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La playa para perros, en el aire

Fernando Durá sondea la opinión de las partidas tras la fuerte oposición vecinal al proyecto

Reunión ayer entre los pedáneos de Arenales, El Altet y La Marina con el edil de Turismo y la coordinadora de Visitelche.

Reunión ayer entre los pedáneos de Arenales, El Altet y La Marina con el edil de Turismo y la coordinadora de Visitelche. INFORMACIÓN

La primera playa para perros en Elche no tiene, a día de hoy, todas las garantías de que vaya a ser una realidad. Al menos tal y como lo tenía previsto inicialmente la Concejalía de Turismo y Visitelche.

La fuerte oposición de colectivos de La Marina a que se habilite una zona para mascotas en El Pinet, tal y como concretó el pasado 18 de enero Turismo y Visitelche, así como las diferentes opiniones en el seno propio equipo de gobierno, pueden dar al traste con esta iniciativa si no se maneja con tacto.

La cuestión ha generado inquietud en el equipo de gobierno. Para empezar, el más contrariado, a parte de los vecinos de La Marina, que se sienten muy molestos por la falta de diálogo, según afirman, que ha habido como quien dice hasta hace dos días, con el Consistorio, es el propio concejal de Turismo, Fernando Durá, quien en su día se mostró muy satisfecho por contribuir a que Elche pudiera contar con un atractivo turístico más. No obstante, estas buenas intenciones se han convertido, como ha ocurrido en otras localidades, en un asunto polémico.

Tanto que ayer mismo, en vista incluso de que en La Marina se ha llegado a formar una plataforma en contra de esta playa canina y en favor de lograr la bandera azul, se reunió de inmediato con distintos representantes vecinales.

Los pedáneos de El Altet, Arenales del Sol y La Marina acudieron a esta cita, en la que también estuvo presente la coordinadora de Visitelche, Pilar Maciá, entre otros. Al término, se emitió desde el área municipal de Turismo un sucinto comunicado: «Tras la reunión, ambas partes han acordado seguir trabajando para alcanzar un consenso. Fernando Durá ha señalado que la propuesta inicial del proyecto, de playa para perros, sigue adelante. Además, ambas partes han quedado citadas a una reunión, la próxima semana, para explicar a los vecinos de La Marina dicho proyecto».

Antes de esa reunión, Durá recordaba que se había elegido esa playa porque, según dijo, es la única que carece de bandera azul, y ubicarla en cualquiera otra hubiera supuesto perder ese distintivo. También agregó que cabía otra posibilidad: en una de las zonas limítrofes con Santa Pola, pero que se trata de una zona de rocas y fue descartada.

Desde Arenales, su alcalde pedáneo, Alejandro García, indicaba que, «de momento, la playa (para perros) sigue donde está», es decir, en El Pinet. «Estamos trabajando para buscar un consenso entre las pedanías e intentar que se contente a todos», añadía.

Ángel Soler, pedáneo de El Altet, se mostraba también optimista: «Creo que sí va a haber un consenso. Llevarla a otro sitio es bastante complicado, porque lo que no se quiere es perder la bandera azul».

La pedánea de La Marina, Mari Carmen Molina, cree que la próxima semana se podrá saber definitivamente qué pasa con la playa de perros. «Todo lo que sea diálogo nos encanta, y si hay diálogo hay esperanza», manifestó, al tiempo que se mostró partidaria de lograr una solución para todos.

Pero la polémica no se circunscribe sólo al ámbito vecinal. En el seno del equipo de gobierno también hay disparidad de opiniones. Distintos ediles del Gobierno local, tanto de Compromís como del PSOE, evitaban pronunciarse ayer sobre este tema, más bien huían, al tiempo que alguno respondía: «Pregunta a Ilicitanos por Elche», como dando a entender que era un «berenjenal» que debían asumir los dos ediles de esta formación que se incluyen en el tripartito.

La edil Mireia Mollà, de Compromís, recordaba ayer que la playa de perros ha sido objeto de polémica siempre en cualquier municipio, a la vez que era clara: «Playa para perros, de acuerdo. Y podemos entender que no se quiera perder una bandera azul para ponerla», para añadir, a renglón seguido, que siempre es bueno hablar con los vecinos y que, en cualquier caso, hay que evaluar si la playa canina debe estar exactamente ahí siempre o si vale la pena trasladarla o buscar otra alternativa.

Además, desde el Ejecutivo se deja claro que, de momento, la playa de perros en El Pinet «es una propuesta. La decisión aún no está tomada». De hecho, al ser preguntado ayer el alcalde sobre esta polémica, llegó a calificarla de «hipotética decisión municipal que está en ciernes». Carlos González, en calidad en este caso de secretario general del PSOE, señaló ayer que la semana próxima quiere mantener una reunión con los colectivos de La Marina para escuchar su opinión. «El PSOE está muy preocupado por el malestar que se ha generado», añadió el líder socialista.

Preguntado, esta vez como mandatario de la ciudad, si debía Elche tener en El Pinet la playa para perros o no, Carlos González respondió: «Una vez que hayamos pulsado el sentir los vecinos, el PSOE y yo como alcalde nos pronunciaremos».

Por su parte, el grupo municipal del PP considera que esta playa va en contra del interés general de los vecinos de La Marina.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats