Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arabid: «Integrarnos en una lista que no representa la renovación no encaja»

«La agrupación han tenido un periodo de estabilidad necesario y ahora hace falta un cambio de dinámicas», argumenta

Arabid: «Integrarnos en una lista que no representa la renovación no encaja»

¿Por qué se presenta Ana Arabid a la Secretaría del PSOE?

Por una razón fundamental, por mi disposición a trabajar por el futuro del partido. Estamos en un momento crucial para el futuro de la agrupación. Éste es quizás el proceso interno más importante de los últimos años, porque creo que debe marcar un punto de inflexión. Debemos dar a la agrupación un aire nuevo, un aire fresco, renovar caras y personas, y renovar ideas, y ése es el objetivo que me propongo.

¿Se siente un títere o un instrumento al servicio de alguien?

No, en absoluto, y en eso sí que tengo que ser muy tajante. Hablar de títeres o de marionetas presupone la incapacidad de alguien para poder liderar un proyecto, y yo no me siento en absoluto así, sino todo lo contrario. Desde la humildad más absoluta, entiendo que puedo liderar este proceso y que no estoy influida por nada ni por nadie. Es un proyecto absolutamente autónomo, absolutamente. Además, hablar de títeres o marionetas es más fácil cuando se trata de una mujer. Seguro que no es la intención de quien pueda pensar así, pero creo que sí hay un trasfondo en ese sentido: estoy segura de que si fuera un hombre muy probablemente no se utilizaría ese argumento.

Hasta hace poco, Carlos González no ocultaba sus reticencias a la bicefalia. ¿Qué ha pasado?

La bicefalia no es algo ni bueno ni malo en sí mismo. Simplemente, en cada momento hay que valorar lo más positivo para el Partido Socialista. No me gusta hablar por boca de nadie, pero como él también lo ha expresado... Yo creo que él entiende que es necesaria esa renovación, y es un gesto de generosidad y de saber entender qué necesita el partido en cada momento. Como decía, la bicefalia no es ni buena ni mala. Sí creo que, en el caso de que la persona que ostenta la Alcaldía y la que está al frente del partido no coincidan, sí que debe haber una sintonía total.

Sin embargo, esa decisión se ha tomado casi en el tiempo de descuento. ¿Ha podido el miedo a perder? ¿Ha podido la presión del sector más afín a usted?

Yo no hablaría de tiempo de descuento, sino de un periodo de reflexión que ha culminado en ese desenlace. Todas las decisiones en la vida, y sobre todo en la vida política, tienen que venir después de un proceso de reflexión y de valorar qué es lo mejor para el partido, y, al final, eso ha culminado en esa decisión.

¿Cómo se explica la fuga de compañeros que hasta hace nada estaban muy cercanos a González?

No me voy a referir a la posición en concreto de otros compañeros y compañeras. Entiendo que las razones que tengan para apoyar a unos o a otros, en el caso de que quieran, deberán explicarlas ellos.

¿Está la agrupación socialista paralizada en estos momentos?

No, en absoluto. Eso no significa que no se puedan hacer cosas por mejorar. La actual ejecutiva ha conseguido algo importante, que también es necesario poner en valor, como es conseguir recuperar la Alcaldía en un momento muy complicado, y tanto el grupo municipal, con Carlos González a la cabeza, como la agrupación han tenido un periodo de estabilidad que era bastante importante y necesario. A partir de ahí, hay que trabajar más, y con un cambio de dinámicas. La agrupación de Elche a lo largo de muchos años ha tenido un lastre fundamental, que son las luchas internas, que quizás no nos han dejado dedicarnos de una manera absoluta a la consecución de los objetivos políticos. Durante muchos años, estuvimos gobernando con mayorías absolutas, y eso quizás ha paliado esa situación interna, y ahora, cuando tenemos más dificultades, porque hay más fragmentación política y ha habido un cambio económico y social, no hemos sabido afrontarlo porque estábamos ocupados en otras cuestiones.

¿Cómo se puede acabar con esos enfrentamientos internos?

Se puede acabar poniendo todos y todas algo de nuestra parte, sabiendo dejar eso a un lado, y contando con la gente que ha trabajado, trabaja y trabajará mucho y bien, con independencia de dónde venga, y en eso voy a trabajar.

Habla mucho de renovación. Visto lo visto, ¿eso es posible?

Si pensara que no es posible, no habría puesto en marcha este proyecto. Es posible, y hay gente muy válida en este partido para conseguir esa renovación, que no significa renegar de nada ni de nadie. Tenemos que aprovechar la experiencia que tenemos en el Partido Socialista. Este partido ha cambiado la ciudad y eso hay que ponerlo en valor, y aprovechar esa experiencia para ponerla al servicio de esa renovación, y entre todos conseguir consolidar al grupo municipal, y poner al partido en el centro de la actividad política y social de la ciudad.

¿Qué pasará si pierde?

Que el domingo seguiré trabajando, como siempre, y estaré a disposición del partido.

¿Y si gana?

Pondré en marcha mi proyecto, esa renovación que quiero y deseo para el Partido Socialista, y pondré todo mi empeño para consolidar el Gobierno municipal, para que Carlos González pueda ser el alcalde, y para que nuestra agrupación sea efectivamente esa fábrica de ideas que nutra al grupo municipal.

¿Por qué Carlos González le acompaña cómo presidente?

Considero que el actual alcalde debe formar parte activa de esa ejecutiva, y es un valor añadido que tendría ese equipo de trabajo.

¿Qué papel va a jugar Rodes en este nuevo engranaje si gana?

Antonio Rodes jugará el papel de un militante más, un papel importante en la medida en la que él se quiera implicar, que estoy convencida de que lo querrá hacer, y el papel que le toca a nivel institucional.

Soler ya ha dejado claro que, en todo caso, sólo cabe una integración en su lista. ¿Podría darse?

Este proyecto no nace con el objetivo de integrarse en otra lista. Es autónomo y, desde luego, lo que no voy a hacer, porque no encaja en mi proyecto, es integrarme en una candidatura que no sea renovada. Por eso, a día de hoy es complicado.

Defina a Alejandro Soler en tres palabras...

Es difícil definir a una persona con la trayectoria de Alejandro Soler en tres palabras. Es un compañero que destaca por su trabajo y su trayectoria. Ha sido secretario general doce años, ha sido alcalde y, desde luego, tiene mi admiración por eso.

¿Su pronóstico para el sábado?

El pronóstico es que vamos a ganar todos y que va a ganar el PSOE de Elche.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats