Conseguir que los institutos de Elche ofrezcan espacios educativos innovadores y sostenibles. Esta es la gran apuesta de la línea de investigación abierta por la Universidad Miguel Hernández (UMH), con el objetivo de dar con una radiografía del estado de los IES y ver el camino que falta por recorrer para llegar al modelo de edificio óptimo, aquel que cuenta con las mejores instalaciones para favorecer una mayor motivación por su trabajo entre los profesores y por el aprendizaje ente los alumnos, a la vez que mejor adaptado esté para integrar las tecnologías de la información y la comunicación.

La sostenibilidad de los espacios educativos es otro de los ejes vertebradores de este proyecto, que ha sido lanzado desde el Centro de Investigación Operativa por las profesoras Isabel Montiel y Asunción Martínez. Su estudio invita a una transformación progresiva y secuencial de las aulas hacia otras que sean más flexibles y prácticas. El equipo base que se está encargando de esta investigación está formado por profesionales de diversas áreas, entre los que se encuentran arquitectos, geógrafos, ingenieros energéticos o docentes.

Una de las metas que se quiere conseguir con esta iniciativa es la de cambiar denominados institutos de «aspectos carcelario», aquellos en los que sigue predominando el mobiliario anclado al suelo y las ventanas con rejas, por espacios más abiertos y funcionales, que aprovechen las energías renovables y sean eficientes, a la vez que estimulen al alumnado a la hora de estudiar. «Es un proyecto transversal en el que también hay que apostar por un cambio de mentalidad del profesorado, en el que conviene desterrar el modelo de clases magistrales de hace 30 años», sostiene la investigadora Martínez.

El acondicionamiento de las aulas para que se impliquen con las nuevas metodologías también es fundamental. Para ello, deben contar con enchufes y sistemas de conectividad que permitan la grabación y la reproducción de audio y vídeo. Asimismo, la apuesta por zonas comunes abiertas, que faciliten la tarea de aprender en grupo de manera dinámica, es otra de las líneas maestras de esta investigación de la UMH, que en este sentido toma como ejemplo la arquitectura de los países nórdicos.

Para llevar a cabo el estudio, sus responsables han elaborado y enviado a directores y profesores de centros de Secundaria de Elche una encuesta, en la que buscan detectar las carencias. «Este sondeo estará acompañado por una serie de entrevistas, del mismo modo que hemos puesto en marcha distintos grupos de trabajo y estamos realizando seminarios», explica Montiel.

El resultado final de la investigación será la elaboración de un guión que sirva, en última instancia, para orientar el diseño de futuros centros de enseñanza pública desde el paradigma de una educación actual. Todo ello apostando por la incorporación de espacios amables, metodologías activas y tecnologías.