Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Misteri se remueve

Patronos de la junta rectora acusan al Ayuntamiento ilicitano de utilizar La Festa contra el proyecto del Mercado Central

El protagonismo que el Misteri d'Elx ha cobrado durante las últimas semanas a propósito de la polémica del proyecto del Mercado Central ha sido objeto de debate y duras críticas en el seno de la Casa de La Festa. Han sido varios los patronos que trasladaron el pasado martes por la noche su malestar al alcalde de Elche, Carlos González, por permitir que la pelota del nuevo Mercado Central esté en la actualidad sobre el tejado de la Casa de La Festa, cuando, insistieron, el drama asuncionista siempre ha querido estar al margen de este conflicto que se eterniza en la ciudad.

En la reunión mensual de la junta rectora del Misteri d'Elx el primer edil expuso, dentro del orden del día, el informe que el Ayuntamiento recibió del Icomos (Comité del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) sobre el proyecto del Mercado Central y su impacto negativo en el Patrimonio de la Humanidad. Un documento, se expresó durante la reunión, que en ningún momento se ha hecho llegar a la Casa de La Festa, pese a la importancia que se está dando a su contenido, ya que refleja que el proyecto, con el aparcamiento subterráneo, pone en peligro el reconocimiento de La Festa como Patrimonio de la Humanidad.

El presidente de la junta rectora del Misteri, Fernando García, padre a la sazón del arquitecto del proyecto, tuvo que dar la palabra a más de cinco patronos que quisieron expresar su opinión y acusaron al Ayuntamiento de hacer uso de La Festa para tratar de resolver un problema que consideraron que le es ajeno. «Buscan en el Misteri una excusa para no tomar una decisión política», afirmaron a este diario personas que estuvieron presentes en la tensa reunión de la junta rectora.

Es más, los patronos más críticos con este tema, llegaron a poner en duda la relevancia del informe del Icomos, y, sobre todo, cuestionaron que su presidenta, Begoña Bernal, abandonara el cargo la semana pasada, poco después de reunirse con el alcalde de Elche, Carlos González en Burgos, aunque fue porque ya se había convocado el proceso electoral y no repetía. Y todo a pesar de que una de las funciones del Icomos es, literalmente, afianzar ante la Unesco su papel de consejero técnico, especialmente en el campo de la elaboración de la Lista del Patrimonio Mundial y del seguimiento de los bienes inscritos en la misma.

En cualquier caso, desde la Casa de La Festa se insistía en que el Icomos no se ha puesto en contacto con ellos en ningún momento para advertirles del riesgo que supone para el Patrimonio de la Humanidad el proyecto del Mercado Central.

Según el informe del Icomos, al que se aferra tanto el alcalde de Elche, Carlos González, como la edil de Compromís, Mireia Mollà, para considerar que el proyecto del nuevo Mercado Central es cada vez más inviable, la conservación del Patrimonio de la Humanidad es incompatible con la construcción de una aparcamiento en la zona que incremente de forma considerable el volumen de tráfico que pasa por el entorno de la Casa de La Festa y la basílica de Santa María, que es el corazón del Misteri.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats