Un trabajador resultó ayer herido, así como un bombero precisó recuperarse intensamente ante las altas temperaturas que soportó durante su intervención, a raíz de un incendio que se originó en una nave ubicada en el polígono de Carrús y que se extendió a otras tres, además de afectar a una zona de pinar. Por precaución, se ordenó desalojar a los trabajadores de zonas próximas, dado que el fuego podía haber adquirido tintes mucho más serios, tanto que obligó a movilizar a más de veinte bomberos de seis zonas distintas, incluidos bomberos forestales, así como a una brigada helitransportada, según informaban ayer fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos.

El fuego se iniciaba en pleno polígono de Carrús poco antes de las 15 horas, en una fábrica en parte dedicada a muebles, pero también con una zona abierta destinada a chatarra. Fue en ese enclave exterior donde se inició, por causas que no han trascendido, las llamas, que se dirigían hacía el interior de la nave y que terminarían por afectar a otras tres, una empresa de suelas de calzado, otra de grúas y una tercera relacionada con el ámbito aeroespacial, según las mismas fuentes.

En vista de que el fuego empezaba a coger mayor virulencia, además de los efectivos de Elche y Crevillent, tuvieron que desplazarse hasta el lugar medios procedentes de Almoradí, San Vicente del Raspeig, el vehículo del retén estival de Santa Pola, efectivos forestales con base en Guardamar del Segura e incluso el Halcón Alfa 2 con la brigada transportada en helicóptero.

Los trabajos se tuvieron que dividir en dos frentes, ya que las llamas terminaron por extenderse a una zona de pinar. Así las cosas, por un lado una parte de los medios se esforzaron al máximo para que las llamas no se propagaran al interior de las naves, algo que sí ocurrió en el caso de una de ellas, y otra parte de los efectivos trabajó en sofocar el fuego en el pinar.

La columna de humo que se generó desde un primer momento se veía a varios kilómetros de distancia, causó una gran expectación y preocupación entre los trabajadores y personas cercanas al polígono de Carrús y de inmediato hizo recordar el otro incendio que originó también en este enclave, en una chatarrería y que costó varios días antes de darse por sofocado. El incendio de ayer se dio por controlado a las 15.46 horas y se daba por extinguido totalmente sobre las 20 horas, es decir, cinco horas después de que se detectara.