Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Víctor Cabezuelo: «La industria prefiere que surjan solistas antes que bandas»

Considerado como uno de los mejores grupos españoles de 2018, Rufus T. Firefly iniciará mañana la nueva programación de La Llotja

Víctor Cabezuelo: «La industria prefiere que surjan solistas antes que bandas»

Considerado como uno de los mejores grupos españoles de 2018, Rufus T. Firefly iniciará mañana la nueva programación de La Llotja. El concierto dará comienzo a las 22 horas y la entrada vale 14 euros.

P Público y prensa coinciden a la hora de señalarles como uno de los mejores grupos de 2018...

R Estamos muy agradecidos por ello. Siempre hemos tenido la suerte de que la prensa nos ha tratado muy bien, han encontrado motivos para alabarnos. Con nuestros dos últimos discos, el gran público se ha sumado a esa opinión. Vivimos un momento bonito, en el que todos hablan bien de nosotros. Lo aprovechamos para tocar y divertirnos.

P Su apuesta por la psicodelia está teniendo respuesta...

R Con la psicodelia estamos llenando salas. Hay público para todos los estilos, el problema es que no se fomenta la cantera de bandas emergentes, la industria prefiere que surjan solistas y, por eso, les ponen muchas menos trabas. Hay un sector cultural muy rico en este país que se está echando a perder.

P ¿Por qué considera que la industria musical prefiere solistas antes que nuevas bandas?

R Porque mantener una banda es mucho más complejo. Un solista, con un ordenador y poco más, puede sacar adelante un proyecto desde su casa. Un grupo implica desplazamientos, furgonetas, alquileres, hoteles, dietas? Todo es muy difícil. Los componentes de las bandas emergentes también necesitan tener otro trabajo porque la música no da para vivir. Compaginar conciertos, días de ensayo y vida personal, multiplicado por cada integrante, hace que las posibilidades de éxito no sean elevadas.

P ¿ A su grupo le ha costado mucho labrarse un porvenir?

R Nos ha costado la vida. Nosotros empezamos en 2006 y, hasta que salió nuestro disco Magnolia en 2017, éramos unos desconocidos. Hemos estado doce años intentando sonar, sin desfallecer. Ha sido un proceso complicado y largo, en el que muchas veces te dan ganas de tirar la toalla.

P ¿La tecnología les ha ayudado durante este proceso?

R Ha sido una gran ayuda. Todos nos convertimos en productores, aprendemos a grabar nuestros propios discos. Y eso es muy positivo. Cuando no tienes dinero para meterte un mes entero en un estudio, tienes que ir con las ideas muy claras desde casa. En nuestros últimos discos, la producción la hemos hecho al 100% en casa. Al estudio sólo hemos acudido a grabar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats