Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con un georradar

Urbanismo busca con un georradar el refugio de la Guerra para poner fin al proyecto del Mercado

La prueba de esta semana ha detectado varias cavidades en el subsuelo próximo a la plaza de las Flores que apuntan a la existencia del escondite

El Mercado Central y su acceso desde la plaza de las Flores, donde los planos recogen el acceso al refugio de la Guerra Civil.

El Mercado Central y su acceso desde la plaza de las Flores, donde los planos recogen el acceso al refugio de la Guerra Civil. antonio amorós

El Ayuntamiento de Elche ha iniciado la reivindicada búsqueda del refugio de la Guerra Civil que esconde el subsuelo del Mercado Central y cuya aparición podría detener la construcción del nuevo edificio con el parking subterráneo al estar clasificado como un Bien de Relevancia Local (BRL) por ley. Con un georradar, un laboratorio de especialistas, contratado por el área de Urbanismo, se desplazó anteayer a las inmediaciones de la plaza de las Flores para tratar de confirmar la existencia de la galería subterránea que recoge un plano de los años sesenta custodiado en el Archivo Municipal.

Las pruebas realizadas han desvelado que hay altas probabilidades de que efectivamente pueda encontrarse en las profundidades de la plaza de abastos el refugio antiaéreo que se comenzó a construir a partir del año 37, según fuentes municipales.

No obstante, aunque todo apunta, debido a las oquedades detectadas con las ondas electromagnéticas, a que pueda estar ahí la galería, el Ayuntamiento todavía está a la espera de un informe detallado que lo constate al cien por cien. Una vez reciba el equipo de gobierno los resultados del georradar, el siguiente paso será realizar una cata para comprobar en qué estado se encuentra el escondite, la profundidad y sus dimensiones.

A partir de ahí, el ejecutivo local tendrá que determinar si cataloga el refugio como Bien de Relevancia Local (BRL), lo que daría al alcalde en funciones y candidato a la reelección, Carlos González, más argumentos para rescindir el contrato con Aparcisa, como prometió en campaña electoral. Algo que sigue defendiendo amparándose en el dictamen del organismo asesor de la Unesco, Icomos, que ve incompatible un mercado con parking para el Patrimonio de la Humanidad del Misteri.

Ahora, tras la búsqueda realizada esta semana y tal y como recoge el plano municipal, todo indica que el acceso al refugio de la Guerra Civil se encuentra bajo uno de los ascensores del Mercado, frente a la plaza de las Flores. De hecho, vendedores han llegado a asegurar que fueron testigos de cómo durante los trabajos de construcción del foso se extrajeron varias traviesas del ferrocarril procedentes del refugio.

En el último suspiro

Ante la negativa de la Conselleria de Cultura a ordenar a la empresa concesionaria buscar el refugio en el transcurso de las catas, este cometido y pese a defender por activa y por pasiva que ese cometido era responsabilidad del gobierno autonómico, el ejecutivo local cambió de parecer en el último suspiro del mandato. En el pleno de marzo dio luz verde a localizar la galería subterránea y pidió después permiso a la Conselleria de Cultura para realizar la prueba con el georradar.

La decisión fue tomada a raíz de una moción de Ilicitanos por Elche que presionó a los responsables municipales para buscar de una vez por todas una salida al proyecto después de más de dos años de excavaciones, amparándose en que el hallazgo del refugio permitiría romper el contrato con Aparcisa sin indemnizaciones. Alegaron, entonces, que se salvarán de pagar a la mercantil con base en una de las cláusulas del acuerdo que firmaron con la misma y que dice que «si durante la ejecución del contrato o como resultado de las excavaciones arqueológicas deviniese la imposibilidad de ejecutarlo, se entenderá que forma parte del riesgo asumido por el concesionario, sin que pueda dar lugar a indemnización».

La empresa remite al Consell su informe de las catas para continuar

Aparcisa pedirá el derribo del edificio cuando Cultura le dé el visto bueno pese al rechazo del equipo de gobierno

Un mes después desde que acabaran las excavaciones arqueológicas en el entorno del Mercado, la concesionaria del proyecto, Aparcisa, ha remitido ya el informe detallado sobre los hallazgos encontrados a la Conselleria de Cultura. Así lo confirmaron desde la empresa a este diario, quienes descartan hacer públicos todavía los resultados hasta que la Generalitat se pronuncie sobre los restos y decida si tienen suficiente valor como para ser conservados y paralizar o no el proyecto.

De cualquier manera, y pese al más de centenar de cuerpos de época islámica hallados, así como el vasto patrimonio hidráulico aparecido, Aparcisa confía en que pueda continuar con el contrato. De hecho, la mercantil no abandona la idea de pedir la licencia de derribo del inmueble al Ayuntamiento, una vez reciba la valoración del gobierno autonómico. Algo que no espera que sea antes de un mes.

De este modo, la empresa está dispuesta a seguir con sus planes de tirar abajo el edificio y levantar uno nuevo con un aparcamiento subterráneo, tal y como firmó en el año 2015 con el gobierno del PP.

Si bien es cierto que todavía queda una cuarta fase de excavaciones que se deberán realizar entre el frontal del edificio y los Baños Árabes encontrados en el año 2014. Pese a ello, Aparcisa considera que el derribo tiene que ser antes de esas catas que quedan.

La amenaza del alcalde, Carlos González, de rescindir el contrato no ha servido para pararle los pies a la concesionaria en su propósito de continuar con el proyecto. Por el momento, aseguran que no se han reunido con el primer edil para hablar de nada y se mantienen firmes en la idea de pedir indemnizaciones si rompe el contrato. Amenazan, incluso, con reclamar una compensación aún mayor a los 15 millones de la que hablaban hasta ahora.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats