Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para diez años

El contrato de basura costará 327 millones en una década y no 28,5 «anuales»

El equipo de gobierno sacó la licitación en la precampaña sin dar la cifra final, que se ha publicado en el pliego

Operarios del servicio de limpieza trabajando en una de las calles del centro de Elche.

Operarios del servicio de limpieza trabajando en una de las calles del centro de Elche. antonio amorós

El contrato más caro del Ayuntamiento de Elche acabará teniendo un coste estimado máximo de 327,4 millones de euros en la próxima década. Así se puede ver desde ayer en la plataforma de contratación, una vez que el equipo de gobierno haya publicado los pliegos de condiciones del servicio de limpieza y de recogida de basura para iniciar la licitación. El ejecutivo local anunció, cuando aprobó la tramitación a una semana de las elecciones municipales, que el servicio saldría por «28,5 millones anuales», la realidad es que ese montante será el que paguen los ilicitanos solo en 2020, el primero de los diez años de vigencia. En estos momentos cuesta algo más de 22,5 millones; es decir, subirá la próxima década casi un 50%.

El coste se verá incrementado ejercicio tras ejercicio por encima del que anunció el alcalde, Carlos González. Aquel día, cuando la junta local de gobierno dio luz verde a los pliegos de condiciones para licitarlo, algo que acabó en una lluvia de críticas por parte de la oposición y ecologistas por la fecha que era, nadie del ejecutivo local quiso desvelar cuál sería el coste final de la contrata. El argumento que se esgrimió ayer, por parte del Ayuntamiento, tras conocerse la cifra, es que no se puede dar toda la información antes de la publicación de los pliegos en la plataforma de contratación y antes de que comience oficialmente el proceso de licitación.

Asimismo, el edil de Limpieza en funciones, Héctor Díez, admitió a preguntas de este diario que el precio final será de 327,4 millones porque el canon que pagará el Ayuntamiento por el servicio de limpieza y recogida de basura será «variable» en función de los servicios que se implanten cada año y de las nuevas máquinas que se vayan incorporando a la flota, ya que en 2020 no podrán estrenarse todas de golpe. Como ejemplo, hay servicios que no se pondrán en marcha el primer ejercicio, como es la implantación del quinto contenedor para residuos orgánicos, algo que será progresivo.

El responsable del área apuntó, además, que es «imposible» conocer con exactitud cuánto podrá costar cada año el servicio o cuánto podrá subir, y justificó que solo se puede saber el precio por el que sale a licitación el primer año, que es el de 28,5 millones. Algo que Díez comparó con lo que ha ocurrido con la contrata que todavía está vigente. «En 2000 salió a licitación por 12 millones anuales y ahora estamos pagando 22,5 millones», explicó. Si bien el valor estimado del nuevo contrato supera los 327 millones, el edil de Limpieza en funciones aseguró que lo normal es que las empresas presenten ofertas a la baja, por lo que el ejecutivo local confía en que los ilicitanos no acaben pagando esa cantidad en la próxima década.

Plazos

Tras abrir el proceso de licitación en el Diario Oficial de la Unión Europea y la plataforma de Contratación del Sector Público, las empresas tendrán 60 días naturales para presentar sus ofertas, hasta el próximo 5 de agosto. En caso de que haya alegaciones, será el tribunal Administrativo Central el que resuelva, con lo que podría demorarse la adjudicación del servicio, que deberá hacerse antes de que venza la actual contrata, en diciembre de este año. Si no se llega a tiempo podría haber otra prórroga del servicio.

El Ayuntamiento «premiará» más las mejoras que la rebaja económica

El futuro servicio recuperará el barrido diario, renovará toda la maquinaria e implantará los contenedores para orgánicos

Con el diseño del futuro servicio de limpieza y de recogida de basuras, el gobierno municipal en funciones de Elche ha asegurado que busca «premiar» las mejoras que presenten las empresas y huir de una subasta pública para evitar recortes de plantilla o un empeoramiento del servicio público. De ahí que, tal y como recoge el anuncio de licitación de la contrata, el Ayuntamiento dará peso a otras propuestas más allá de la oferta económica que realicen las mercantiles. Ejemplo de ello es que se puntuará el suministro gratuito de contenedores, la implantación progresiva de la fracción orgánica, la limpieza viaria, la recogida de residuos, la recogida y tratamiento de las podas, un proyecto de recogida en el centro histórico, la recogida selectiva en zonas industriales, la innovación y comunicación, la sostenibilidad, un plan de concienciación, así como la implantación de sistemas de control, entre otros.

Asimismo, entre las mejoras que traerá consigo la contrata, tal y como ha venido anunciando el ejecutivo local, habrá barrido los siete días de la semana, una modernización de toda la maquinaria y se implantará el quinto contenedor, residuos orgánicos. También se contempla el incremento de la recogida selectiva (papel y cartón); la creación de brigadas rurales con máquinas y personal adecuado para mejorar la recogida de vertidos ilegales en el campo y la limpieza de los contenedores y su entorno; mejoras en la seguridad y condiciones de trabajo de la plantilla; la apuesta por vehículos que utilizan el agua de forma eficiente y que cumplen las normativas del ruido; la creación de puntos limpios en la ciudad y en todas las pedanías con núcleos urbanos; la renovación total de los contenedores, tanto en el campo como en la ciudad durante el plazo del contrato; y la digitalización del servicio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats