Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La avenida de Libertad, País Valenciano y Reina Victoria forman el triángulo de la contaminación

Un estudio de la UMH advierte de que el tráfico es el causante del 80% de la polución de la ciudad y que sus emisiones van en aumento

La avenida de Libertad, País Valenciano y Reina Victoria forman el triángulo de la contaminación

La avenida de Libertad, País Valenciano y Reina Victoria forman el triángulo de la contaminación

El triángulo formado por la avenida de la Libertad, País Valenciano y Reina Victoria es el lugar de Elche donde más contaminación ha detectado un estudio sobre la calidad del aire elaborado por la Universidad Miguel Hernández (UMH) para el Ayuntamiento. La elevada densidad del tráfico, junto a las calles estrechas y los edificios altos a ambos lados, lo que dificulta la dispersión de las emisiones, son las principales causas.

Ésta es una de las conclusiones de la última radiografía de la ciudad, presentada ayer, en la que también se ha registrado que, por ejemplo, el dióxido de nitrógeno se reduce hacia las afueras del casco urbano, en particular, al este y noroeste, debido a que en las zonas residenciales hay menos coches y las calles son más amplias, lo que evita la concentración de toxinas. En este sentido, el tráfico es el principal culpable de la contaminación en el municipio. La investigación de la UMH ha advertido de que el 80% de la polución que sufre Elche está relacionada con el uso del transporte privado y comercial, al tratarse de un municipio con una alta tasa de actividad industrial.

Precisamente, en las dos últimas décadas las emisiones por el tráfico del municipio se han disparado en un 30%, vinculado al aumento del parque móvil que, según el último padrón, supera los 146.000 vehículos. Con estos resultados, Elche se sitúa por debajo de los niveles de contaminación que exige la Unión Europea y de la media nacional, pero está por encima de los parámetros que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS). En concreto, la localidad ha registrado entre 2018 y 2019 un promedio anual de 28 microgramos por metro cúbico de partículas contaminantes, cuando a nivel europeo y nacional la media es de 40, mientras la OMS exige un límite de 20 microgramos.

«Estamos en niveles aceptables que no ponen en riesgo la salud de las personas pero tenemos que seguir mejorándolos», reconoció ayer la edil de Movilidad, Esther Díez, que presentó el estudio y anunció medidas preventivas, junto al director del mismo, Javier Crespo; el coordinador de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Juan Carlos Aranda y el técnico de Movilidad, Jesús Moreno.

El Sahara y las fiestas

Las mediciones realizadas en el aire de la ciudad recientemente han desvelado además otros datos relevantes en agosto. Este es el mes en el que se detecta el mayor pico de partículas contaminantes en suspensión en el municipio.

¿El motivo? Las intrusiones de polvo mineral procedente del Sahara y el lanzamiento de fuegos artificiales y otros artefactos pirotécnicos durante las fiestas patronales y los actos de Moros y Cristianos.

Por contra, es en invierno, en general, cuando más emisiones se detectan respecto a otras épocas del año, y esto se debe, según el estudio, a que en el periodo estival la radiación solar es más elevada, por lo que la oxidación fotoquímica del dióxido de nitrógeno se produce con mayor intensidad que en la época invernal.A ello se suma el aumento de las emisiones y la menor capacidad dispersiva de la atmósfera en la estación fría del año.

Aunque la polución por el tráfico va en aumento en Elche, desde el Ayuntamiento indicaron que hay datos «para la esperanza», ya que, en líneas generales desde 2008 han bajado los gases efecto invernadero. Asimismo, la edil de Movilidad, hizo hincapié en que el estudio recoge que en el ámbito municipal se ha hecho una «política correcta de ahorro de consumos».

Por ejemplo, el Ayuntamiento ha logrado recortar en un 35% las emisiones en todos sus edificios y actividades. No obstante, el Consistorio reconoce que puede mejorarse en lo referente al transporte urbano con la apuesta de más autobuses híbridos, por ejemplo.

Medidas

A partir de la fotografía obtenida sobre el aire de la ciudad, la edil Esther Díez hizo un llamamiento ayer para aplicar «esas políticas en materia de movilidad que nos lleven a tener un municipio más verde, más limpio, más saludable y más amable». El estudio fue trasladado ayer a diferentes colectivos de la ciudad y el ejecutivo local aseguró que atajará esa contaminación en el casco urbano con un nuevo plan de movilidad urbana, que tendrá que estar listo en el primer trimestre del próximo año.

Con esta iniciativa están previstas el aumento de zonas peatonales, no solo en el centro, donde se incluye la supresión del tráfico en la Corredora, sino también en otros barrios.

Asimismo, la concejalía dirigida por Esther Díez está trabajando para la remodelación de las zonas de carga y descarga y de estacionamiento limitado para dar prioridad a los residentes.

Ahora, el Ayuntamiento abrirá un periodo de participación ciudadana para recoger propuestas sobre la movilidad y la sostenibilidad antes de poner en marcha las actuaciones.

Prioridades: peatonalizar la Corredora y regular los patinetes

El equipo de gobierno, a través de la Concejalía de Movilidad, se ha marcado como prioridad la peatonalización de la Corredora, incluida en el llamado «Plan Centro», a corto plazo. La intención es empezar a licitar antes de que acabe el año o a principios de 2020 las obras para poder comenzar el ejercicio próximo con la actuación pendiente desde el pasado mandato.

Ayer, en la Mesa de Movilidad, el Ayuntamiento acordó crear un grupo de trabajo específico para el Plan Centro con colectivos y recoger aportaciones antes de los trabajos. Igualmente se hará lo mismo para modificar la ordenanza de circulación y empezar a regular los vehículos de movilidad personal, ante el repunte de los patinetes y la ausencia de una normativa específica.

El departamento dirigido por Esther Díez también acordó realizar grupos de trabajo específicos para abordar el nuevo plan de movilidad, las mejoras para el autobús urbano y la infraestructura ciclista. Como proyetos pendientes en estas áreas destacan las plataformas de accesibilidad para subir y bajar del bus y la ampliación del carril bici.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats