Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sección VII alcanzará los ocho jueces titulares con la llegada de la exdecana de Orihuela

Joaquina de la Peña gana el concurso de traslados y eleva con los tres refuerzos actuales a once los magistrados destinados en la sala, que es la más grande del país

Una imagen de la sección VII de la Audiencia de Elche.

Una imagen de la sección VII de la Audiencia de Elche.

La que fuera durante los últimos años la jueza decana de Orihuela, Joaquina de la Peña, e instructora, entre otros asuntos, del caso Brugal, será la nueva incorporación de la sección VII de la Audiencia, elevando a 8 los magistrados titulares destinados a la misma después de haber ganado el concurso de traslados, según confirmó el diario en fuentes judiciales. A esta cifra se suman los tres jueces de refuerzo que hacen de la sala penal ilicitana la más grande del país sin que nadie llegue a saber los motivos por los cuales no se ha desdoblado desde hace muchos años, lo que ha venido a ir aumentando el colapso de forma progresiva y que en estos momentos se busque fechas para juicios de cara a 2022 y que se estén celebrando procedimientos que se incoaron hace 15 años, lo que ha dado lugar a tener que atenuar decenas de penas al contemplarse las dilaciones indebidas.

A priori, el nombramiento de De la Peña abre la puerta a partir la sala en dos, que tendría cuatro magistrados en cada una, aunque nadie sabe cómo se resolvería la carga de asuntos que arrastra la actual, que son más de 800 procedimientos pendientes de celebrar. Algunas fuentes apuestan por repartirlos entre ambas secciones -lo que obligaría a reseñalar las fechas de muchos asuntos-, mientras otras consideran que la nueva sala debería asumir sólo los nuevos sumarios, eximiendo a la actual del reparto hasta que la pendencia (tiempo de espera hasta la resolución) se sitúe en plazos sensatos.

Los once magistrados trabajan, realmente, como tres salas al mismo tiempo porque pueden formar tres ternas de forma simultánea y, de hecho, algún día han coincidido celebrando. Ahora bien, si se desdobla, sería imposible seguir haciéndolo ya que el trasvase entre los jueces de una y otra sería imposible. La solución pasaría entonces por aumentar el número de jueces de refuerzo. En cualquier caso, la solución pasa por dos organismos: la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial, que conocen sobradamente la situación de esta sección y que serán, al final, los que decidan qué se hacen.

Preocupación

PreocupaciónLa preocupación en cualquier caso por el colapso de la sala no es solo de los magistrados pues la Fiscalía puso hace meses en marcha un plan que ha servido para firmar sentencias por acuerdo sin necesidad de esperar a juicio, con el consiguiente ahorro de tiempos. El problema, en cualquier caso, no ha sido nunca de los magistrados porque arrojan módulos de trabajo mensuales por encima del 100%, lo que se ha venido refrendando en todas las inspecciones que se han realizado.

Madaria de baja y meditando su futuro

Madaria de baja y meditando su futuroEl presidente de la sección VII, José de Madaria, está de baja desde hace un mes y, aunque prevé reincorporarse en breve, ha comenzado a meditar la posibilidad de dejar la sala, a la que está ligado al menos hasta agosto de 2021, fecha en la que si no solicita una prórroga, se jubilaría. Madaria volvió a la ciudad de Elche para presidir la sección cuando el Gobierno decidió abrir salas en ciudades que no fuesen capitales de provincia (Gijón, Vigo, Elche....). Hasta entonces, los asuntos de calado del Baix Vinalopó y la Vega Baja se resolvían en Alicante, con el lógico problema de desplazamiento para los justiciables. Junto a él se incorporaron otros dos magistrados que tienen su misma antigüedad en la sección VII, Gracia Serrano y José Teófilo Jiménez.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats