Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche crece hacia el Este

La autorización para construir dos nuevos supermercados, próximos a la gran superficie anunciada esta semana junto a Mesalina y al centro comercial del Martínez Valero, evidencia la expansión de la ciudad en la zona nueva de Altabix

La parcela de la carretera de Alicante, junto a Mesalina, donde se va a construir un nuevo supermercado. Antonio Amorós

La aprobación en la junta de gobierno de ayer de nuevas licencias para construir más espacios comerciales en la zona de Altabix, donde esta semana se ha presentado el proyecto de una gran superficie con un hotel y donde otro promotor quiere construir 1.200 viviendas, viene a confirmar el crecimiento que está a experimentando la ciudad hacia el Este. Son solo unos ejemplos de los planes de desarrollo que hay en marcha en este entorno del municipio, a ellos se suma el centro comercial que ha empezado a levantarse en el estadio Martínez Valero. El ejecutivo local ha dado luz verde a la licencia de demolición de dos naves, una de ellas dedicadas al alquiler de vehículos y otro a la venta, en la carretera de Alicante (N-340), para construir un supermercado, en concreto de la cadena Mercadona.

Paralelamente, en esta zona, conocida como el área de reparto 71, los responsables municipales acordaron recepcionar provisionalmente unas obras de urbanización donde se han creado zonas verdes y nuevos viales.

No muy lejos, en la avenida de Alicante, número 18, en el antiguo polígono de Altabix, frente a la Ciudad Deportiva, otro establecimiento comercial, Lidl, obtuvo ayer la licencia de obras.

De este modo, la nueva zona de expansión de la ciudad sumará a corto plazo dos nuevas zonas de servicio a pocos metros del centro comercial que anunció el miércoles un promotor ilicitano, con una inversión estimada de 200 millones y con el fin de empezar a construir en dos años, una vez supere los trámites urbanísticos pertinentes. Un proyecto muy inicial que ya ha generado muchas expectativas por las tiendas, cines, restauración y zonas de coworking previstas, además del complejo hotelero. El equipo de gobierno realizó ayer la primera valoración sobre la gran superficie. Su portavoz, Héctor Díez, aseguró que «toda iniciativa es bienvenida, ahora hay que ver cómo se plasma y que siga todos los trámites que en parte exceden al Ayuntamiento, ya que la Generalitat también tendrá que emitir informes».

Con todo ello, el regidor socialista apuntó a que es un «buen momento» para el desarrollo urbanístico y comercial en la ciudad, poniendo como ejemplo los proyectos que hay en marcha como el del sector E-21, junto a la Ronda Este, también cerca de Mesalina, donde hay 182.000 metros cuadrados para un residencial. En este punto, los promotores acaban de lograr el permiso para continuar con las obras de urbanización tras medio año paralizadas por la exigencia de un estudio acústico.

Otro de los proyectos que ha empezado a gestarse ya es el centro comercial, junto al estadio Martínez Valero, que también puso en valor ayer el equipo de gobierno, donde se abrirá establecimiento de comida rápida, una bolera y un parque infantil, entre otros, además de un aparcamiento de dos plantas. En este enclave, el Ayuntamiento ya ha dado el visto bueno al proyecto de urbanización para mejorar de los accesos, con la creación de avenidas de cuatro carriles y de dos rotondas.

En racha

Estos son algunos de los proyectos urbanísticos que le depara al enclave del municipio que más está creciendo desde las últimas dos décadas, con el barrio Altabix-Universidad y el de Travalón como puntas de lanza. Este último es, de hecho, el lugar de la ciudad donde más licencias de obra está concediendo el Consistorio para levantar nuevos edificios y donde más grúas se concentran.

Toda esa expansión ha hecho que sean necesarias más dotaciones públicas y de servicios en esta parte de Elche, que se ha beneficiado de la apertura de dos colegios, el «Clara Campoamor» y el «Princesa de Asturias». Sin embargo, todavía quedan otras reivindicaciones por cumplir, como la construcción de un nuevo centro de salud, porque el de Altabix se ha quedado pequeño, un equipamiento que el Consell se ha comprometido a construir junto a Travalón y San Antón entre 2021 y 2022. La otra consecuencia que ha desencadenado el crecimiento en la zona Este es la necesidad de más infraestructuras deportivas, que ya están demandando los clubes, a través del Consejo municipal de Deportes.

Ese frenético desarrollo contrarresta con el ritmo que han experimentado otros sectores, que también fueron concebidos para la expansión del casco urbano, como el de El Corte Inglés del Hospital del Vinalopó, que sufrió un estancamiento en la construcción de nuevas viviendas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats