Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación excluyó por un error en el concurso a la adjudicataria del IES 11

Consideraba que incurrió con su oferta en una baja temeraria y rectificó tras ver que otras tres aspirantes eran del mismo grupo empresarial

Vista del solar donde se ubicará el nuevo instituto público. antonio amorós

La empresa constructora que ha ganado el concurso público para construir el IES número 11 de Elche, que llevará el nombre del escritor y periodista Vicente Verdú, fue descartada en un principio durante el proceso de adjudicación por baja temeraria. En un primer momento, la oferta económica que presentó esta firma quedó por debajo del mínimo establecido en el proceso de contratación, pero finalmente volvió a ser admitida, según indicaron desde la Conselleria de Educación, «al detectarse errores en el proceso administrativo».

Concretamente, desde la Conselleria de Educación explicaron a este diario que «en un principio esta fue una de las cuatro empresas que quedó excluida al considerar su oferta económica baja temeraria, pero luego se rectificó porque no se había advertido que las otras tres empresas excluidas por baja temeraria concurrían por separado aunque pertenecían al mismo grupo empresarial».

Según indicaron desde el departamento que dirige Vicent Marzà, una vez que se detectó que las otras tres excluidas, que son Dragados, Cobra Instalaciones y Servicios, y Vías y Construcciones, pertenecen al mismo grupo, que es Actividades de Construcciones y Servicios (ACS), se volvió a recalcular la baja temeraria, atendiendo a la normativa que rige las contrataciones en estos casos. En estos casos, la legislación marca que solo se tiene que tener en cuenta la menor oferta de las empresas que formen parte de un mismo grupo. De esta forma, la baja temeraria pasó de estar establecida en un 20,98% a subir hasta el 21,15%.

Con esta variación, de 0,17 décimas, que ha quedado justificada en un informe de corrección de errores, que se rige por la Ley 9/2017 de Contratos de Sector Público, la oferta económica de Vialterra dejó de estar considerada baja temeraria y la constructora andaluza volvió a entrar en el proceso de licitación que finalmente ganó. «Al obtener la mayor puntuación económica, junto con la puntuación que tenía de la oferta técnica, la convirtieron en la que obtuvo los mejores resultados y, por tanto, la mesa propuso que se le adjudicase la obra», apuntaron fuentes de la Conselleria de Educación. El instituto se ha adjudicado por un total de 11 millones de euros.

La obra de construcción del IES Vicente Verdú de Elche va a ser la segunda educativa que se adjudica a la empresa Vialterra en la Comunidad Valenciana. La primera obra fue el CEIP Nº 103 de València, que entró en funcionamiento el pasado septiembre. En este sentido, desde el Consell aseguraron que en la obra de este colegio «destacó por cumplir todos los plazos previstos sin contratiempos ni modificados de obra, entregando el colegio a tiempo y en perfectas condiciones».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats