Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La palma blanca pide ayuda para evitar el hundimiento del gremio en Elche

Productores y artesanos calculan unas pérdidas de 1,3 millones y temen que la falta de liquidez ponga en peligro las próximas celebraciones del Domingo de Ramos

La palma blanca pide ayuda para evitar el hundimiento del gremio en Elche

Los artesanos y productores de palma blanca de Elche temen que el gremio no tenga liquidez para seguir elaborando el producto típico ilicitano y por ello piden ayudas concretas al Ayuntamiento y a la Diputación Provincial. El cierre de establecimientos y la parálisis de la economía debido a la crisis sanitaria por el coronavirus ha golpeado fuertemente a un gran número de sectores, entre el que se encuentra este minoritario de la producción y comercialización de palma blanca, que calcula una inversión de 1,3 millones que no tendrá salida después de que esta campaña de Semana Santa se haya dado por perdida, teniendo en cuenta que se produjeron cerca de un 90% de cancelaciones de pedidos al suspenderse el Domingo de Ramos y el resto de celebraciones litúrgicas, así como el reparto online.

Desde el gremio estiman que con una aportación de unos 260.000 euros podrían salvar la campaña haciendo frente a algunos gastos como el mantenimiento de las cámaras de frío, ya que la mayoría de productores han tenido que alquilar estas infraestructuras en algunos puntos de la provincia o incluso en otras comunidades como la Región de Murcia para intentar salvar la producción de este año. Aún y así, y según explica la portavoz del colectivo, Paqui Serrano, pronostican que entre un 30 y un 40% de la producción almacenada se deteriorará y no podrá usarse, a pesar de que se han extremado las precauciones para proteger las palmas.

El colectivo pide a las administraciones que se tenga en cuenta a este sector, que tiene ciertas particularidades ya que trabajan a un año vista. Podría peligrar más la campaña de 2022 que la de 2021 porque para ese año no pueden asegurar que tenga liquidez para atar las palmeras y pagar a los palmereros, por ello urgen medidas concretas.

La opción que se baraja desde las administraciones, según el colectivo, es a través de un préstamo, aunque tienen ciertas dudas sobre si será una buena opción porque reconocen que es una modalidad que da cierta incertidumbre dentro del gremio.

Paqui Serrano explica que en la ciudad hay unas diez familias que se dedican a este oficio centenario y si no se apoya podría poner sobre las cuerdas a los artesanos y perderse "una seña de identidad, porque a las arcas municipales no aportamos mucho pero sí lo hacemos a nivel cultural". Sin embargo, esta grave situación que atraviesa el país a causa de la pandemia ha motivado que los productores se reunan para visibilizar la situación que atraviesa el sector.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats