Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armónica y antideslizante

El alcalde explica en una visita al futuro nuevo eje comercial de la calle Andreu Castillejos que los vecinos pisaban sobre tres tipos de acera

Trabajos de colocación de la nueva acera en la calle Andreu Castillejos. ANTONIO AMORÓS

Trabajos de colocación de la nueva acera en la calle Andreu Castillejos. ANTONIO AMORÓS

Convertir a la calle Andreu Castillejos en un nuevo eje comercial es el proyecto que está en marcha desde hace semanas tras ser consensuados los pormenores de los trabajos con los propietarios de los negocios, que descartaron el ensanche de las aceras porque la ORA que, de otro modo, sería imposible.

El Ayuntamiento de Elche ha invertido 90.000 euros en esta vía que a mediados de agosto estará totalmente remodelada y adaptada para los establecimientos que deseen comercializar sus productos. El alcalde, Carlos González, visitó ayer las obras y recordó que «el objetivo es mejorar el espacio público para favorecer la actividad comercial y la creación de empleo».

El proyecto, que se desarrolla sobre una superficie de 1.000 metros cuadrados, es una más de las actuaciones vinculadas al urbanismo comercial local. González explicó que «dentro de las actuaciones que contribuyen también a impulsar la dinamización económica destacan la replaceta de les Barques, Porta Oriola, la calle San Vicent o la Corredora».

En cuanto a las obras que se están llevando a cabo en estos momentos señaló que se contempla la renovación y modernización de las aceras, con un nuevo pavimento más homogéneo y antideslizante. «Anteriormente había a lo largo de toda la calle tres tipos de pavimentos distintos y ahora se ha sustituido por uno más moderno que genera una sensación de armonía». Además, se llevará a cabo la implantación de mobiliario urbano con maceteros y bancos en las nuevas aceras, así como la reordenación de la zona de carga y descarga y de la parada de autobús.

La reforma urbana junto al Hospital arranca el día 22

Las obras de la nueva parada de autobuses del Hospital General comenzarán el 22 de julio, según informó ayer la concejala de Movilidad, Esther Díez en rueda de prensa. La actual parada se trasladará hacia la entrada de urgencias, que será su lugar definitivo, y mucho mejor iluminado que en estos momentos.

La obra, que comenzará a partir del 22 de julio, está incluida en los proyectos EDUSI y dotada de una inversión de 222.000 euros y un plazo de ejecución de 17 semanas. Las modificaciones que se llevarán a cabo será la peatonalización de toda la zona de urgencias, misma entrada y salida para ir a urgencias y espacios diferenciados para las paradas de taxis y buses.

«Con esta actuación se persigue conseguir un entorno más cómodo y accesible y dignificar la zona de espera del transporte público en este punto donde hay paradas de autobuses urbanos, buses a las pedanías y taxis. Otro de los propósitos a seguir es promover la sostenibilidad y generar espacios peatonales seguros», señaló la edil.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats