Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde reclama el auditorio y pide una reunión urgente con Mazón

Carlos González envía una carta al presidente de la Diputación con la intención de alcanzar un acuerdo sobre la ubicación de la infraestructura

Antiguo solar de Jayton en el que el Ayuntamiento quiere que se construya el auditorio provincial que prometió la Diputación.

Antiguo solar de Jayton en el que el Ayuntamiento quiere que se construya el auditorio provincial que prometió la Diputación. MATÍAS SEGARRA

El Ayuntamiento de Elche quiere dar un paso al frente en la materialización del auditorio en la ciudad y, por este motivo, ha elevado sus exigencias a la Diputación. Así lo hizo público ayer el alcalde, Carlos González, tras anunciar una comparecencia extraordinaria ante los medios. En ella, el regidor hizo público que esta semana ha enviado una carta al presidente de la Diputación, el popular Carlos Mazón, en la que le solicita una «reunión con carácter urgente» para abordar el ambicioso proyecto, encuentro que también debe servir, según las intenciones del Consistorio ilicitano, para que se elabore un cronograma que permita avanzar en la materialización de la infraestructura.

Tras felicitar a Mazón por su reciente elección como presidente provincial del Partido Popular, González, que ayer se refirió en todo momento al proyecto como «palacio de congresos», cuando en los orígenes se habló de que en Elche se construiría un auditorio de ámbito provincial, a semejanza del ADDA de Alicante, urge a la celebración de una reunión que permita «avanzar de forma definitiva» en la concreción de un proyecto que sirva como revulsivo para la ciudad ilicitana, tanto en el plano económico como en el turístico.

Carrús

El propósito del Ayuntamiento ilicitano es que de la reunión entre Mazón y González salga un compromiso concreto sobre la ubicación del recinto, punto en el que el regidor se mantiene firme en su apuesta por el barrio de Carrús, pese a que empresarios de Elche (Cedelco, AETE, Elche Piensa) respalden a la Diputación en su intención de encargarle un informe a la Universidad Miguel Hernández que decida el modelo y la ubicación que debe tener el nuevo auditorio que la institución provincial se comprometió a finales de 2018 a construir en la ciudad de las palmeras. El ejecutivo local también espera que la próxima reunión entre Mazón y González permita establecer, del mismo modo, el cronograma que debe servir como hoja de ruta del proyecto.

El alcalde reiteró ayer que «el palacio de congresos no puede convertirse en un arma arrojadiza con fines políticos» y aseguró que «la infraestructura servirá de compensación a Elche por la falta de inversiones de la Diputación durante las últimas dos décadas». González también añadió que ha llegado el momento de «dejar de hacer política partidista» y de empezar a actuar con «altura de miras, lealtad y respeto institucional», dada la importancia estratégica que tiene el proyecto para el actual mandato y la convicción de que ejercerá como revulsivo turístico y económico ante las complicaciones que se han agravado a consecuencia de la emergencia sanitaria.

Desde el Ayuntamiento de Elche se insiste en la idea de que la ubicación ideal para este auditorio o palacio de congresos sigue siendo el solar de Jayton, en el barrio de Carrús. «La decisión sobre la ubicación es una responsabilidad del gobierno municipal y no puede depender de factores externos», reiteró ayer González, postura que choca que los han expresado recientemente la presidenta de AETE, Esther Guilabert, -«Un informe técnico es la mejor vía, los profesionales tienen que hablar a través de los informes»-, la secretaria general de Cedelco, Beatriz Serrano, -«El informe lo harán los expertos de una de las mejores universidades»- o el presidente de Elche Piensa, Fermín Crespo, -«Necesitamos un informe técnico para el debate social de la iniciativa y la toma de decisiones»-.

Los tres colectivos ilicitanos realizaron estas declaraciones tras reunirse en mayo con el presidente Mazón en un encuentro telemático al que no fue invitado el alcalde de Elche. González no vio bien esta cita y calificó como «improcedente» la forma de actuar de la institución provincial, más si cabe en un momento como el actual, en plena pandemia del coronavirus. De ahí que ayer el primer edil hiciera hincapié en la «altura de miras» y el «respeto institucional». El PP ilicitano, por su parte, está promoviendo desde el inicio del proyecto que la ubicación ideal de la infraestructura es el céntrico aparcamiento de Candalix, propuesta que el regidor intentó tumbar a principios de este mismo año cuando anunció que en ese emplazamiento se construirá un estacionamiento de concesión privada.

Un Plan Económico Financiero que tendrá que modificarse

El Ejecutivo retira del pleno el debate sobre este informe a la espera de que Hacienda y la FEMP lleguen a un acuerdo

Mucho se ha hablado en Elche esta semana del Plan Económico Financiero que se ha visto obligado a realizar el Ayuntamiento tras haber incumplido la regla de gasto en la liquidación del presupuesto de 2019. De hecho, se esperaba que en el pleno que está previsto para el próximo lunes fuera motivo de un enconado debate tras las críticas que ha ido vertiendo la oposición los últimos días. Finalmente, esto no sucederá en el pleno del lunes después de que en la junta de portavoces que se celebró ayer se acordara retirar del orden del día del pleno el punto relativo al Plan Económico Financiero.

La razón de que se haya tomado esta decisión, según anunció el alcalde, Carlos González, reside en el acuerdo que están ultimando el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), un trato con el que se suspenderá la obligación de cumplir la regla de gasto. El Ayuntamiento espera que esto suponga una modificación sustancial de las actuales condiciones financieras a las que deben someterse los consistorios y, por lo tanto, se abra la puerta a la posibilidad de utilizar los remanentes de tesorería, algo más de 10 millones en el caso de Elche

Según la versión que defendió González, ante el nuevo escenario, el Plan Económico Financiero, que incluía un importante tijeretazo para las pedanías y en el que se fijaba que la nueva contrata de basuras de Elche no entrará en servicio hasta junio del próximo año, queda desfasado y puede ser susceptible de modificaciones. «El acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP va a tener una importante repercusión en las haciendas locales», manifestó un González que también estimó, basándose en las informaciones que maneja, que el pacto está cerrado en un 90%, por lo que su materialización es inminente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats