Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local intensifica los controles en la playa y las zonas de ocio para evitar nuevos rebrotes

Un dispositivo específico recorre de madrugada los «puntos calientes» de la ciudad y los enclaves turísticos durante los fines de semana para certificar que se siguen las medidas de seguridad en lugares de gran afluencia

Efectivos de la Policía Local, durante los controles específicos nocturnos para asegurar que se lleva puesta la mascarilla y se mantiene el distanciamiento de seguridad.

Efectivos de la Policía Local, durante los controles específicos nocturnos para asegurar que se lleva puesta la mascarilla y se mantiene el distanciamiento de seguridad. MATÍAS SEGARRA

La Policía Local de Elche ha comenzado recientemente a intensificar sus controles, sobre todo nocturnos y en las zonas de ocio, para velar por el cumplimiento del distanciamiento recomendado, las medidas higiénico-sanitarias obligatorias en los establecimiento y, sobre todo, el uso de la mascarilla, que es obligatorio salvo en unas pocas excepciones.

La Concejalía de Seguridad Ciudadana no quiere que Elche tenga que volver a verse confinada por la irresponsabilidad de unos pocos y por eso hace una llamamiento a «no bajar la guardia», en palabras del concejal responsable Ramón Abad, conocedor de que todos los ciudadanos nos jugamos mucho.

En este sentido, desde hace escasos días, la Policía Local ha aumentado sus visitas a negocios con terrazas, bares, restaurantes y otros locales de ocio donde pueden darse aforos masivos, con el fin de recordar a propietarios, trabajadores y clientes cuáles son las nuevas normas, que cada pocos días van cambiando.

Sin embargo, desde el pasado lunes, cuando ya la mascarilla fue obligatoria en la Comunidad Valenciana, la vigilancia ya se extendió a grupos de ciudadanos que no la llevaban puesta por la calle. En este sentido, en menos de una semana se han elevado cerca de 500 propuestas de sanción.

Y es que la Policía no ha tenido más remedio que empezar a imponer multas como medida correctiva. «Es efectivo y disuasivo, aunque me consta que para los agentes, por mucho que se diga, emocionalmente no es plato de buen gusto poner una multa», aclara Ramón Abad, quien, por otra parte, quiere agradecer a las personas, que son la mayoría, que lleven puesta en todo momento la mascarilla.

«Los datos son preocupantes y no hay que relajarse con las medidas de precaución», declara Abad, quien agrega: «De nada sirve que de lunes a viernes nos pongamos la mascarilla y el fin de semana nos relajemos, nos vayamos de fiesta y no llevemos la mascarilla, y encima estando en aglomeraciones».

Por este motivo, al caer la noche entre semana, pero sobre todo durante las madrugadas del fin de semana, la Policía Local está atenta y acude a los principales puntos de encuentro para los jóvenes. Esto es, el centro, la zona de Altabix, determinados parques o recintos al aire libre donde suele haber botellones y también en las zonas turísticas del litoral de Elche, como son Arenales del Sol y La Marina.

Pero también se está al tanto de las pedanías, sin olvidar a las más grandes como Torrellano o El Altet. «En las pedanías algunos creen que la cosa no va con ellos, pero el coronavirus no entiende de densidad de población», relata Abad, quien avisa que los agentes están poniendo multas en serio porque parece ser que en ocasiones solo así aprendemos.

Equipos especializados de la Policía Local acuden a primera hora de la noche, pero también al cierre de los establecimientos y a esos «puntos calientes».

«Hacemos un llamamiento a la gente, sobre todo a los más jóvenes, porque a lo mejor ellos pueden ser asintomáticos, pero pueden transmitir el virus a sus padres, abuelos...», indica el concejal de Seguridad Ciudadana. «En nuestra mano está que podamos disfrutar este verano».

100 euros de multa por ir sin mascarilla

Las sanciones no tienen de momento pronto pago y el perfil del incumplidor suele ser un joven de entre 18 y 30 años.

100 euros de multa por ir sin mascarilla y de momento no hay pronto pago. La situación es muy seria y parece que la amonestación verbal no es suficiente para que reaccionemos por el bien de nuestra salud y la de los demás.

La Policía Local de Elche pone en marcha en fin de semana un dispositivo específico, con refuerzos en numerosos puntos del municipio, además de contar con agentes formados específicamente para garantizar la seguridad de todos nosotros en estos tiempos de covid-19. Lo primero es concienciar a los ciudadanos de la importancia, por ejemplo, de llevar la mascarilla y además bien puesta.

A primera hora de la noche de viernes y sábado, los agentes acuden a la zona centro y, conforme avanza la madrugada, se pone especial interés en la zona de ocio de Altabix y los parques donde suelen hacerse botellones tras salir de la discoteca, según fuentes de la Policía Local de Elche, desde donde se indica que el perfil de la persona que desoye las recomendaciones suele ser un joven de entre 18 y 30 años.

Pero la cosa no queda ahí. La vigilancia también se hace por el bien de los locales de ocio, establecimientos de comida y de copas. La Policía asegura que está siendo muy sensible con la hostelería por lo mal que lo está pasando, por lo que aquí fundamentalmente se informa. Así , se constata que hay geles o que los trabajadores llevan mascarilla, se vigilan posibles problemas en colas para entrar a lugares o que se cumplen los aforos y los distanciamientos dentro y fuera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats