Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bernardo Sánchez Moreno: «El relajamiento en las terrazas es enorme»

El Presidente de la Federación Asociaciones Vecinales de Elche cree que la población le ha perdido el miedo al virus aunque ahora debería seguirse más que nunca el protocolo de seguridad

Bernardo Sánchez, tras la entrevista, en Carrús.

Bernardo Sánchez, tras la entrevista, en Carrús. MATÍAS SEGARRA

Hace unos días emitieron un comunicado reclamando más control del uso de la mascarilla y de aforos en locales. ¿Qué relación están teniendo con el Ayuntamiento desde que se contabilizan brotes de covid-19

No ha habido contacto, pero tenemos una reunión la semana que viene con el alcalde y concejales por otras cuestiones donde también abordaremos la problemática. Desde que enviamos el comunicado sí que es verdad que en el mismo día o al día siguiente se incrementaron el número de sanciones por no llevar mascarilla, pero seguimos con precaución el tema.

¿A qué creen que se debe esta velocidad del virus en la ciudad?

No tenemos datos ni experiencias del resto de municipios, conocemos la realidad de Elche. Debíamos tener más contacto con otras federaciones para hacer una radiografía sobre el movimiento vecinal. Percibo que sigue habiendo mucha gente en la calle sin mascarilla, en las terrazas notamos un relajamiento enorme. Luego, sobre las distancias en las mesas y actitud en ciertos camareros que dejan juntar grupos de hasta 15 o 20 personas sin saber si conviven. Se ha perdido el miedo y pensamos que corremos riesgos, porque a superficies grandes acude demasiada gente. Ahora que hace calor hay concentraciones importantes en los pasillos a partir de las 18-19 horas.

Pero los centros comerciales de la ciudad ya anunciaron extensos protocolos de seguridad. ¿No se cumplen?

Han hecho una inversión en señalizar los centros comerciales en el suelo para seguir las flechas y está muy bien, pero no lo respeta casi nadie. Las flechas están ahí y poco más. Desde la dirección tendrían que poner más personal para obligar a la gente que siga estos circuitos, porque hay puerta de entrada y hay quien entra por la de salida. ¿Quién controla esto? Se que no puede haber una pareja de policías en la puerta, pero se tienen que comprometer desde los centros porque hay muchos comportamientos incívicos.

Y en el pequeño comercio, ¿cuál es el comportamiento que más les sorprende?

Casi todo el mundo lleva la mascarilla pero en comercios pequeños es muy complicado controlar las distancias. En la entrada tiene que haber un control para que solo puedan entrar una o dos personas, pero ahora que no hay aforos es incontrolable y siempre se ha incumplido generalmente. Reivindicamos un cierto protocolo para grandes superficies y también para que los pequeñitos que cumplan algunas medidas. En cualquier sitio hay gel hidroalcohólico y carteles, pero muchas veces se reduce a eso.

El alcalde aseguraba que la mayoría de casos se están dando en el entorno privado. ¿Plantean alguna iniciativa para sensibilizar a los jóvenes?

Debido a la pandemia estamos teniendo unas restricciones económicas y con respecto a la sede, hasta que no recuperemos el convenio, no tenemos capacidad para emprender campañas, pero seguramente hagamos algo. El Ayuntamiento hará campañas de concienciación dirigidas sobre todo a los jóvenes con medios digitales. Entendemos que con campaña o sin campaña les da igual y vemos comportamientos muy insolidarios, porque luego van a casa y están en contacto con personas mayores, pasando la enfermedad. El perfil que se da es más joven y síntomas leves, pero igual dentro de dos semanas nos llevamos una sorpresa de personas más mayores que requieren ingresos. Se están haciendo reuniones familiares y a veces es el cóctel molotov.

¿Han localizando un foco incontrolable en urbanizaciones, sobre todo en zonas comunes como piscinas?

No. A parte de que muchas no se han llegado a abrir, están tomando las medidas suficientes y la piscina entendemos que no es un ámbito donde se producen muchos contagios. Nos ha llegado del tema de terrazas, discotecas, pubs, parques...

¿Qué fallos detectan en el ocio nocturno ilicitano?

Hay ocio nocturno como si no pasase nada. No es la mayoría, pero hay casos puntuales donde hay concentración de gente, los porteros no dan a basto y también hay dejadez. Ellos dicen que si se cierra el ocio nocturno y proliferan los botellones sería más incontrolable todavía, pero podrían restringir más el aforo y si el cliente tiene que estar sentado, que no se le permita estar de pie.

Los rastreadores están teniendo dificultades para hallar la cadena de contactos de quiénes han dado positivo. ¿Falta conciencia?

Una compañera hace una labor de rastreo y hay quienes se niegan. Algunos usuarios dan información vaga que no es creíble y por teléfono no puedes hacer más. También pensamos que no se deberían traer médicos de Atención Primaria para el rastreo. Empezaron a ratos pero hay gente a jornada completa. Entendemos que deberían contratar personal a parte, y más teniendo en cuenta que el acceso por teléfono a la atención primaria está colapsado. La gente se pasa días intentando coger citas, y no hemos llegado a un momento malo...

¿Pronostica que la situación se agravará en agosto, aunque no haya fiestas?

Entendemos que habrá concentraciones desde la semana de antes. Son días en los que se debería montar un dispositivo para evitar que no haya una concentración. Hay que anticiparse porque convocatorias habrá seguro. Ya nos ha llegado de conocidos que el botellón no se lo quitarán.

Asociaciones de vecinos de las pedanías proponen más pedagogía para cumplir las normas sanitarias, a través de medios como megafonía por parte de la Policía Local. ¿Lo ven efectivo?

Es efectista porque hay que tomárselo en serio, pero creo que todos hemos tenido información. Se sabían las medidas que había que implementar, ha habido campañas, aunque siempre se puede hacer más ante una situación así. Seguramente donde hay menor presencia policial hay más probabilidad de que haya comportamientos incívicos, pero en las pedanías están bastante concienciados y creo que el riesgo está más en las ciudades y en los barrios populosos. Los brotes se producen más en ciudades grandes y en barrios con densidades altas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats