Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche

Sanidad pide ayuda a la Policía Local para que los contactos de contagiados no salgan

Desalojan a más de 50 personas que bailaban en una discoteca del Puerto en Alicante sin respetar la distancia social y denuncian al local por infracción grave, castigada con más de 30.000 euros

Imagen de archivo de la Policía Local de Alicante durante un servicio el pasado julio.

Imagen de archivo de la Policía Local de Alicante durante un servicio el pasado julio. HËCTOR FUENTES

La Policía Local en Elche ha comenzado a colaborar con el departamento de Salud Pública en determinadas notificaciones que se están realizando a personas que han dado positivo por covid y, en especial, a sus contactos con el fin de que que no salgan de sus domicilios y cumplan la cuarentena correspondiente. Como no se han cansado de repetir los responsables sanitarios desde el pasado mes de junio, el haber estado más de 15 minutos sin mascarilla con una persona con coronavirus es motivo suficiente para proceder a su autoconfinamiento durante un periodo que ronda los diez días porque, aunque dé negativo en los test a los que se les someta, podría estar incubando la enfermedad.

A medida que han transcurrido las semanas, desde los distintos departamentos de Salud Pública de la provincia han comenzado a detectar lo difícil que es hacer entender a personas, bien trabajadoras o que están de vacaciones, que, pese a no ser positivos, el mero hecho de haber estado junto a estos les obliga a llevar a cabo las mismas prevenciones.

La labor de la Policía Local no deja de ser una presencia física en la vivienda de algunas personas que se muestran más reacias a aceptar la cuarentena durante un periodo de una semana y media.

Fuentes sanitarias insisten en algo que es muy importante: no existe un medio coercitivo para obligar a nadie a quedarse en sus casas y, si ha dado negativo, aunque la lógica diga que puede estar incubando la enfermedad, es aún más difícil de lograrlo, pero no cabe otra. Las mismas fuentes explican que el «toque de atención» a los contactos se está dando en grupos de edad muy distintos porque la mayoría de casos son asintomáticos y es muy complicado aceptar que hay que quedarse en casa a expensas de tener o no la enfermedad.

El cumplimiento de las medidas preventivas de seguridad y sanitarias para hacer frente al covid-19 en locales de ocio y hostelería es otro de los frentes abiertos que tienen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la provincia. Una intervención llevada a cabo en la madrugada de ayer por la Policía Local, Policía Nacional y Autoridad Portuaria de Alicante acabó con el cierre de una discoteca en la zona de ocio del Puerto y su desalojo tras descubrir a más de cincuenta personas que bailaban sin respetar las distancias mínimas de seguridad interpersonales. Esta irregularidad fue descubierta al acudir a una pelea ocurrida en otra discoteca cercana.

Esta es la segunda discoteca que se desaloja por este motivo desde el pasado fin de semana en Alicante y la Policía Local tiene previsto mantener este refuerzo de los controles con el fin de prevenir nuevos contagios. Desde el viernes por la noche hasta el domingo, la Policía Local de Alicante impuso 189 sanciones, de las cuales cerca de medio centenar fueron a establecimientos de hostelería por incumplimientos de las normas derivadas del covid-19, como no mantener las obligadas distancias de seguridad entre mesas y clientes.

La discoteca desalojada ayer en el Puerto fue denunciada por la Policía Local y se enfrenta a una multa de entre 30.001 y 60.000 euros por infracción grave.

Sin mascarillas

Según la Concejalía de Seguridad, los agentes acudieron a las cuatro y media de la madrugada y en el interior de la pista de la discoteca pudieron comprobar cómo se encontraban los clientes bailando a escasos centímetros unos de otros. Además, muchos de ellos no llevaban puesta la obligada mascarilla de protección, por lo que se procedió a incoar un expediente sancionador y se cerró el local de ocio, aunque ayer podía abrir de nuevo si se cumplían las medidas de seguridad.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, mostró ayer una especial preocupación por haber tenido que clausurar «otra discoteca donde no se cumplían ni la distancia social, ni el uso de las mascarillas». El edil realizó un llamamiento a los jóvenes para que se conciencien y les recuerda que «no son inmunes al covid, que lo pueden transmitir a sus familiares, amigos, abuelos, padres..., a todos con los que se relacionan».

Por ello, González insta a los jóvenes a que sean conscientes de que tienen que cumplir las medidas de la distancia social y el uso de la mascarilla de forma obligatoria». El concejal destacó el excepcional trabajo que están realizando los cuerpos policiales de vigilancia y control para hacer cumplir las medidas de seguridad y evitar contagios. «En esta ciudad, el Gobierno local y la Policía Local está trabajando intensamente todos los días con operativos y dispositivos para evitar los rebrotes que en otras ciudades se está produciendo con centenares de sanciones», afirmó González

«Alicante vive del turismo, del ocio y de la economía que los restaurantes, discotecas y locales nos ofrecen. Por eso es muy importante que los jóvenes sepan que no son inmunes y deben colaborar para parar la pandemia que nos asola», concluyó el concejal.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats