Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcelona-Lisboa como hace 30 años

Dos alumnos de la UMH cruzarán la península ibérica con un coche de 1989 y sin utilizar el GPS

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La aventura les iba a llevar hasta Mongolia pasando por más de una veintena de países pero, como en todos los ámbitos de la vida, la pandemia ha tenido incidencia y, finalmente, el rally arrancará en Barcelona y tendrá su punto final en Lisboa. Dos estudiantes de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Borja Gallud y Ana Ramos, ejerciendo como piloto y copiloto respectivamente, participarán en la prueba solidaria Iberian Classic Raid como integrantes del equipo Sabinar Raid que representa a la institución académica ilicitana. Lo harán en una competición que divide su recorrido por etapas y en la que conducirán un Peugeot 205.

El coche y las particularidades de la prueba llevarán a los alumnos de la UMH a un viaje en el tiempo de tres décadas, más allá de los 2.000 kilómetros que componen el itinerario que separa Barcelona de Lisboa, ya que el vehículo es del año 1989 y, para su conducción, no podrán apoyarse en los modernos sistemas GPS que tanto facilitan las cosas hoy en día. Gallud y Ramos tendrán que orientarse a la antigua usanza, con la única ayuda de un mapa y una hoja de ruta. Todo ello a partir de este sábado y hasta el próximo día 24.

Los jóvenes aventureros de la UMH tendrán que hacer frente a múltiples adversidades durante la prueba, principalmente a las que se vayan encontrando sobre el terreno: ríos, barrancos, precipicios… Para hacer frente a ello han estado trabajando a lo largo de los últimos meses en la puesta a punto del coche de 1989, sobre todo en lo que conlleva la mejora de sus características en cuanto a las ruedas, la suspensión o la cubierta del motor.

El Iberian Classic Raid en el que participan destaca por su carácter solidario y de concienciación medioambiental. Por este motivo, y con el objetivo de visibilizar los problemas que se desprenden de la emergencia climática, el equipo de la UMH ha destinado más de 1.000 libras a una ONG que centra su trabajo en la conservación y reforestación de las selvas de Perú. En pruebas anteriores los representantes de la Universidad han repartido material humanitario por Europa del Este y el norte de África.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats