En un mes el centro de Elche contará con su artería principal, la Plaça de Baix y la Corredora, totalmente renovada. Tanto que varios empresarios de hostelería se están empezando a interesar por abrir negocios en estos espacios donde antes, con el paso del tráfico, este tipo de actividad resultaba menos atractiva. Con la intención de hacerlo bien desde un principio la Concejalía de Aperturas está trabajando en la elaboración de una nueva normativa municipal que regule la estética de las terrazas para el centro de la ciudad.

El objetivo, según indicó la edil de Aperturas, Ana Arabid, es aprovechar el inicio de la nueva etapa de la Plaça de Baix y la Corredora, para que esta zona sirva como banco de pruebas de cara a que toda la hostelería del centro de la ciudad unifique su imagen. Ana Arabid explicó que «en un principio solo estarían obligados a seguir los criterios que se fijen los nuevos establecimientos, ya que no consideramos adecuada, en estos tiempos que corren, exigir a los establecimientos actuales que realicen nuevas inversiones». Por este motivo, la transformación de la estética en los negocios del centros de la ciudad se llevará a cabo de forma progresiva.

El entorno de la plaza de las Flores de Murcia podría ser un ejemplo de lo que se pretende conseguir, con todos los toldos iguales, y desde el sector de la hostelería ilicitana consideran que la propuesta puede ser buena a interesante para relanzar al sector, tan afectado por la crisis del coronavirus.

Vecinos pasando por la Corredora, totalmente peatonalizada. antonio amorós

El presidente del Colectivo de Hostelería de Elche, Francisco Mora, dijo que «el proyecto es interesante y positivo para el sector de la hostelería, donde todo lo que sea unificar criterios e imagen pensamos que irá en beneficio de los establecimientos».

De esta forma, desde el Colectivo de Hostelería de Elche están dispuestos a colaborar en esta iniciativa municipal que no debe tardar mucho más en gestarse para facilitar la apertura de nuevos negocios en una zona en la que tradicionalmente solo han habido comercios de moda, calzado y otro tipo de servicios que no ocupaban la vía pública.

Ahora, tras la obra de peatonalización, llega el momento, apuntan desde la Asociación de Comerciantes del Centro de Elche (ACCE), de buscar el equilibrio entre comercio y hostelería. Para el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro de Elche, Jaime Javaloyes, «unificar la estética de las terrazas es algo que nos parece totalmente correcto y adecuado, siempre y cuando cada negocio pueda mantener su identidad en función del servicio que ofrece a sus clientes». Jaime Javaloyes apuntó que «el que todas los establecimientos pongan el mismo toldo y mobiliario será beneficioso para la imagen del centro de la ciudad». Equilibrio

No obstante, los comerciantes del centro de la ciudad insisten en que «debe haber un equilibrio entre tiendas y hostelería para que no suceda como en otras calles, donde han acabado cerrando los negocios». En este sentido, desde el colectivo de comerciantes del centro de la ciudad consideran que «la hostelería debe apostar por plazas o calles anchas, donde las terrazas no supongan un obstáculo para el tránsito de los peatones y los vehículos de emergencia. Se trata de buscar un equilibrio para que todo el centro funcione».

El sector pide tiempo y control de las nuevas normas

Entre los establecimientos de hostelería que ya están trabajando en el centro de Elche ven con buenos ojos la idea de unificar la imagen de las terrazas, aunque también aportan sugerencias. Por un lado, José Caldera, de la Boutique del Café, decía que «apoyo la medida pero luego será necesario que todos la cumplan, y para eso debe existir un control». En otro establecimiento de la plaza de la Merced pedían tiempo para que cada negocio se adapte y suponga un problema añadido. En este establecimiento también se reclama «control para que las normas sean las mismas para todos».