Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dentix cierra en Elche tras actuar la Policía para frenar una avalancha de afectados

La clínica anuncia que deja de atender a los pacientes por falta de personal mientras los usuarios reclaman la devolución del dinero

Clientes con la Policía a las puertas de Dentix en Elche.

Clientes con la Policía a las puertas de Dentix en Elche.

El conflicto en el que está inmersa la clínica dental Dentix, que está en concurso de acreedores, provocó ayer tensiones a las puertas de las instalaciones de Elche que, al igual que las de Alicante, durante las últimas semanas ha abierto de forma intermitente, con un horario reducido. Por este motivo, decenas de clientes se dieron cita ayer a primera hora en la clínica para reclamar, según indicaron varios de los afectados a este diario, después de que hayan pasado varios meses sin que les atiendan ni les den explicaciones. La presión de los pacientes provocó el cierre de la clínica.

La tensión que se vivió a las puertas de la clínica, ubicada en plena Glorieta, fue tal, que hubo quien llegó a llamar a la Policía Local de Elche y la Policía Nacional. Hasta la zona se trasladaron varias patrullas que trataron de calmar a los afectados para que no se enfrentasen con los empleados de la clínica.

Los usuarios denunciaban a los agentes que la clínica no les proporcionaban hojas de reclamaciones. Ante esta denuncia los agentes informaron a los usuarios de sus derechos mientras Dentix bajaba la persiana para evitar que entrasen más personas al interior.

Uno de los afectados era Félix Aranda que explicaba que «he sacado préstamos por valor de 10.000 euros para los tratamientos, y han dejado a mi mujer con infecciones y sin la prótesis que estamos pagando todos los meses. Desde marzo que no nos atienden y cuando llamamos nos dan largas». A este hombre, como al resto de personas que se encontraban en la calle, los agentes de la Policía Local explicaron cómo puede reclamar formalmente a través de la Oficina Municipal de Atención al Consumidor de Elche (OMIC).

Tras una mañana tensa la clínica no volvió a abrir sus puertas por la tarde. De hecho, junto a una de sus puertas se podía ver un cartel escrito a mano en el que se informaba de que: «Por motivos de falta de personal esta clínica permanecerá cerrada y no se atenderán pacientes». Debajo de este cartel había otro, también escrito a mano, en el que apuntaban que: «Para reclamaciones acudir a la oficina del consumidor y/o Policía Nacional».

En la provincia de Alicante se estima que hay más de 4.000 personas afectadas por la situación que atraviesa esta clínica dental, que en todo el país cuenta con más de 100.000 clientes. La incapacidad para hacer frente a al pago de los proveedores y al personal ha llevado al propietario de esta cadena a solicitar un plan de viabilidad. Mientras tanto los pacientes, que en muchos casos están pagando créditos para financiar los tratamientos, han quedado desatendidos. Organizaciones de consumidores y odontólogos recomiendan a los afectados que recuperen el historial clínico y la documentación financiera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats