30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portes Encarnades: una queja tras otra

Residentes del barrio reclaman instalaciones deportivas, más limpieza y que sus lugares de estacionamiento no se reconviertan en huertos

El representante vecinal de Portes Encarnades señalando un banco roto en el parque Veleta.

El representante vecinal de Portes Encarnades señalando un banco roto en el parque Veleta.

Si Elche hiciese un ranking de los barrios más descuidados de la ciudad seguramente el de Portes Encarnades figuraría en la lista. Desde basura en algunos de sus huertos a bancos rotos en algún que otro parque y falta de mantenimiento en las aceras de algunas calles como Joaquín Santos, en las que se casi se confunde la estrecha zona peatonal con el vial en cuestión por lo deteriorada que se encuentra la infraestructura, sin arreglar en décadas, según aseguran algunos residentes. La asociación de vecinos lleva años reclamando una mejora para el barrio para garantizar ciertos servicios mínimos e incluso en los últimos tiempos han recopilado apoyos para adecentar el barrio o conseguir de una vez por todas un polideportivo, sin éxito hasta la fecha a pesar de reunirse miles de firmas para que sea una realidad.

Ahora el temor que tienen los residentes es que algunos de los solares que durante años se han utilizado como aparcamiento público y gratuito se limiten para que los huertos de palmeras ganen espacio como el que hay enclavado en la calle Blas Orts Sánchez próximo al IES La Torreta. Recientemente se restringió el acceso a vehículos en un solar colindante, por lo que temen que se vuelva a repetir la operación con unas obras que al menos para un grueso de los vecinos de la zona no serían positivas, ya que estiman que se podrían perder 59 plazas. En su lugar los residentes reclaman que los solares se asfalten para evitar la polvareda diaria y que se coloquen señales para acondicionar mejor estos espacios municipales destinados hoy a los conductores. Desde el PP ayer exigían al equipo de gobierno que no se eliminen plazas de aparcamiento «porque sin ofrecer soluciones va agravar el problema de estacionamiento de este barrio», indicaba Pablo Ruz, portavoz del PP, que incluso señalaba que por la casuística del barrio cuenta con un gran número de viviendas antiguas que en su mayoría no tienen garaje, por lo que la eliminación de plazas ocasionaría un perjuicio grande. José Gracia, presidente del colectivo vecinal de Puertas Encarnadas y Filet de Fora, critica que también se vayan a suprimir más zonas de estacionamiento con la ampliación de carril bus en la calle Eduardo Fernández García, entre la avenida de Dolores y Jerónimo Antón, así como el segundo tramo en la calle Víctor Niñoles, previsto para antes de que acabe el año. Al hilo de estas reivindicaciones, desde el colectivo reprochan que todavía no se ha instalado el semáforo en el Pont de la Generalitat que reclaman desde hace tiempo. Por otro lado, entienden que hay mobiliario que no está en buen estado.

En el parque de la Veleta sólo queda en pie uno de los ocho bancos de madera, mientras que el resto han sido arrancados por actos vandálicos , apostilla Gracia. Gaspar Gonzálvez, otro vecino, reprocha que en ciertos huertos como el de Felip apenas haya papeleras y bancos, lo que desemboca en que ciertos usuarios tiren la basura al suelo, no recojan las heces de sus mascotas y de hacerlo dejan las bolsas apiladas en algunas palmeras. «lo que da una imagen pésima de los huertos», critica este vecino. En definitiva, los residentes se sienten desatendidos y piden que se les tenga en cuenta porque ni disponen de un local para poder reunirse a pesar de llevar décadas intentándolo. «Para reunirnos tenemos que quedar en una casa o en un bar. Tenemos la sensación de que solo se hacen parches» ataja Francisco Guilabert, integrante del colectivo vecinal.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats