Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los delitos bajan un 24% en Elche pero se incrementa un 21% el tráfico de drogas

El mayor descenso de la tasa de criminalidad se da en los hurtos, 1.218, un 41,5% menos durante los primeros nueve meses de 2020. Los robos con violencia e intimidación y los perpetrados en domicilios (335) caen una cuarta parte

Una patrulla de la Policía Nacional de Elche, en una imagen de archivo. |

Una patrulla de la Policía Nacional de Elche, en una imagen de archivo. |

La delincuencia ha bajado en lo que va de año en Elche una media de un 24,3%. Un descenso que se ha dado en prácticamente todas las tipologías delictivas que recoge la estadística publicada ayer por el Ministerio del Interior. La excepción son los delitos relacionados por el tráfico de drogas, que han crecido un 21,1% de enero a septiembre de este año, comparado con el mismo periodo del año anterior y los homicidios, aunque lo extraordinario de estos casos, con dos registrados, no son determinantes en las estadísticas. Fuentes policiales han señalado a este diario que 2020 es un año atípico en cuanto a estadísticas se refiere, por lo inusual del propio año en sí. Sin embargo, estos datos reflejan ya la actividad tras la desescalada, en los meses de julio, agosto y septiembre, y permiten realizar una fotografía de la vuelta a las andadas en cuanto a delincuencia se refiere.

El hecho de que hayan subido las infracciones por el tráfico de drogas se debe, según señalan las mismas fuentes, a que las adicciones no entienden de confinamientos y, precisamente el hecho de que se hayan puesto restricciones horarias y de movilidad permiten detectar mejor estos «trapicheos». Así, desde las autoridades no lo atribuyen tanto a un incremento de la delincuencia y el tráfico de estupefacientes en sí mismo, sino a una mayor detección por parte de los agentes y grupos policiales especializados en este tipo de delitos. Aun así, se trata de un dato especialmente alto, pues el mismo informe del Ministerio del Interior arroja un incremento en el tráfico de drogas del 2,5%, casi 10 veces menos que el municipio ilicitano.

Los datos hablan por sí solos. En los tres primeros trimestres del año la ciudad registró 5.638 denuncias, frente a las 7.443 ingresadas en el mismo periodo del año pasado. Así, durante cada día del año 2020 se han producido una media de 55 denuncias. Los hurtos, que suelen ser la tipología delictiva más numerosa en el desglose que realiza el Ministerio del Interior en su balance de criminalidad, es precisamente lo que más baja. De enero a septiembre se produjeron 1.218 hurtos, frente a los 2.081 del año pasado. En este punto sí influye directamente la restricción de movilidad, ya que la mayoría de estos delitos se producen en la vía pública, aprovechando descuidos de las víctimas, ya que aquí se engloban todas las sustracciones que se realizan sin que la personas se de cuenta de que le han robado. No obstante, los robos con fuerza e intimidación también han caído, en este caso un 26,2%.

Robos en casas

Los robos con fuerza en domicilios siguen con esta tendencia a la baja, un 27,2% menos, registrándose de enero a septiembre 335 denuncias. En este punto ha influido tanto el hecho de que al no salir tanto de casa es más difícil que los ladrones accedan a viviendas habituales y, por el otro, que las restricciones de movilidad y los controles realizados por la Policía para que ésta se cumpla han complicado la labor a los ladrones a la hora de entrar en segundas viviendas durante el periodo estival.

Una de las ciudades más seguras de la provincia

La tasa de delincuencia está por debajo de la media entre los municipios con más de 30.000 vecinos

El descenso de la delincuencia registrado en los primeros tres trimestres del año en Elche afianzan a la ciudad como una de las más seguras de toda la provincia de Alicante e incluso de la Comunidad Valenciana. Así lo desvela la tasa de criminalidad, pues el municipio registró 24 delitos por cada 1.000 habitantes en lo que va de año. Una cifra por detrás de Alicante, que alcanzó 34 delitos por cada 100.000 personas. La capital registró un descenso en el número de delitos menos acusado que Elche, un 21,4% frente a un 24,3%.

Todo y pese a que las diferentes fuerzas y cuerpos policiales destacan la complejidad de la ciudad de las palmeras a la hora de controlar la actividad delictiva por el gran número de pedanías, casas de campo y la amplia extensión del término municipal, que dificulta la labor de patrullar la zona.

Por el contrario, Torrevieja y Benidorm registran las tasas más altas de criminalidad. En el caso de la localidad torrevejense, la tasa asciende hasta los 52 delitos por cada mil habitantes, más del doble de Elche. En Benidorm, pese a que la delincuencia ha caído un 41% en lo que va de año. la cifra más alta de la provincia, la tasa de criminalidad asciende a 40 denuncias por cada 1.000 habitantes, lo que no le permite abandonar este podio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats