Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia de Elche rebaja los casos pendientes un 10% pero señala ya juicios para 2024

El tribunal pide mantener a los funcionarios de refuerzo sin interrupciones hasta que se cree la Sección XI para evitar suspensiones de procesos y fija el mes de febrero como meta para ponerse al día en la resolución de los recursos

La Audiencia Provincial de Elche, que ha logrado reducir el número de asuntos en los últimos meses. | M. A.

La Audiencia Provincial de Elche, que ha logrado reducir el número de asuntos en los últimos meses. | M. A.

La Sección Séptima de la Audiencia de Elche ha cubierto ya el calendario de señalamientos hasta finales de 2023, por lo que ha abierto la agenda de juicios de cara a 2024. El organismo acumulaba, en su último informe realizado en verano, 827 juicios pendientes de celebrar frente a los más de 900 de hace un año, por lo que piden a la Conselleria que mantenga, sin interrupciones, a los seis funcionarios de refuerzo para evitar la suspensión de juicios y la paralización de parte de los procedimientos. El tribunal lleva años con este personal extra, pero no forma permanente. La falta de presupuesto hizo que, por ejemplo a finales de verano, la renovación que tocaba en septiembre no fuera automática, por lo que los interinos cesaron el 6 de ese mes y no volvieron hasta el uno de octubre, lo que originó la suspensión de juicios y la parálisis de los expedientes en los que estaban trabajando.

Desde el tribunal señalan que esta reducción del número de asuntos no hubiese sido posible sin esos refuerzos, por lo que piden que se consoliden de forma permanente, al margen del plan de la Conselleria que se aprueba cada seis meses, para garantizar la continuidad de su labor. Así, al menos, hasta que se cree la Sección Undécima de la Audiencia. Un tribunal que esperan de cara al año que viene ya que «el presidente de la Audiencia elevó un informe y el Consejo General del Poder Judicial ha elevado la petición al Ministerio de Justicia para que la aprueben», señalan fuentes de la Sección Séptima.

No en vano, recuerdan, se trata de una sección que en la práctica funciona como dos secciones y media, ya que tienen a ocho magistrados que han llegado a componer hasta tres salas diferentes cuando se estaba celebrando el caso Brugal.

El volumen de entrada de asuntos acompaña estos datos, ya que reciben el doble de causas que cualquier otra sección penal de la Audiencia Provincial a excepción de la Primera, especializada en Violencia de Género. Aun así, y gracias a las medidas implementadas por el nuevo presidente de la Audiencia, el magistrado José Teófilo Jiménez, se está logrando reducir el número de asuntos. El incremento a ocho juicios semanales para desatascar asuntos enquistados ha ido acompañado de un mayor número de ponencias de apelación. Así, cada magistrado asume una media de 11 ponencias de apelación cada semana, y se realizan tres repartos de asuntos cada mes.

Al día

Con estas cifras, esperan que para el mes de febrero el tribunal pueda ir al día en cuanto a la resolución de esas alegaciones, lo que supondrá un alivio en cuanto a la carga de trabajo y la demora de los asuntos judiciales.

Otra de las metas fijadas desde la Sección pasa por llegar a Semana Santa enjuiciando casos con, como máximo seis años de antigüedad. Actualmente aún hay casos que se arrastran desde el año 2010, e incluso más antiguos. Así, esperan que en abril-mayo se empiecen a enjuiciar casos de 2015 en adelante. En este punto, cabe destacar que no se incluyen asuntos urgentes, sino aquellos que, al darle prioridad a casos como los abusos sexuales, los delitos de sangre o las causas con preso, van «quedándose a la cola».

El objetivo es acabar con una máxima que, aunque debería ser la excepción, está a la orden del día: la aplicación del atenuante de dilaciones indebidas, que hace que se reduzca la pena a los condenados en un porcentaje significativo.

Magistrados

Otro de los problemas que arrastra la sección es la suspensión de juicios, por diferentes motivos, algo en lo que también se está trabajando. Uno de ellos es la fluctuación de magistrados, ya que no todos son titulares. En este sentido, está prevista la incorporación en los próximos días de un magistrado del Penal 3 de Elche, según señalaron fuentes judiciales. Otra de las causas del colapso, apuntan desde el tribunal, es la complejidad de las causas, que se junta con el volumen de entrada.

La Sección Séptima aborda los casos que llegan desde los juzgados de Orihuela y Torrevieja, una zona, sobre todo esta última, con un índice de delincuencia mucho mayor que el propio partido judicial de Elche. Esta complejidad retrasa aún más la tramitación de las causas, las citaciones y el propio desarrollo de los juicios, tal y como recuerdan desde el tribunal ilicitano.

Un plan de choque para medio centenar de casos

La Audiencia busca la colaboración de la Fiscalía para dar carpetazo a casos antiguos

Acabar con casos que llevan cerca de diez años esperando un juicio y aliviar así la carga de trabajo mediante un plan de conformidades. Este es el objetivo de la Audiencia Provincial para sacar cerca de medio centenar de juicios en los próximos meses. El tribunal está elaborando una lista de asuntos pendientes desde 2010 a 2014 para remitirla al Ministerio público y que éste active el protocolo de conformidades que ya realizó el fiscal jefe de Elche, José Antonio Artieda, a lo largo de todo el año pasado y que permitió dar salida a más de 200 casos.

Así, durante los próximos meses, se potenciarán las conformidades de estos asuntos y el objetivo de la Audiencia es señalar a lo largo del segundo trimestre de 2021 aquellos juicios que haya que celebrar porque no se haya llegado a un pacto.

Desde la Fiscalía han mostrado su aprobación a la hora de aplicar estos asuntos a casos enquistados. De hecho, tras concluir el año pasado el plan especial con la Audiencia Provincial se está desarrollando una iniciativa similar en los juzgados penales. Esto beneficia a todas las partes, a los denunciantes porque ven resuelto su caso, y a los condenados porque dan carpetazo a la losa de estar esperando juicios con penas de prisión de por medio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats