Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jefe de la UHD de los Hospitales de Torrevieja y Vinalopó

Maikel Ayo González: «La pandemia nos ha llevado a ofrecer a domicilio tratamientos de quimioterapia o transfusiones»

Uno de los procesos que la pandemia ha obligado a acelerar en el sector sanitario es el de la telemedicina y la asistencia domiciliaria a pacientes. Así lo explica Maikel Ayo, quien también analiza la aplicación de nuevas restricciones o el estrés acumulado por los profesionales.

El jefe de la Unidad de Hospitalización a Domicilio de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, Maikel Ayo González.

El jefe de la Unidad de Hospitalización a Domicilio de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, Maikel Ayo González. INFORMACIÓN

En plena tercera ola y con una presión hospitalaria cada vez mayor, el doctor Maikel Ayo ofrece respuestas a cuestiones como la campaña de vacunación o los cambios que se han producido desde el inicio de la pandemia.

¿En qué momento de la pandemia nos encontramos?

Estamos en un momento delicado en el que se suman múltiples factores. Nuestra provincia ha superado el pico máximo de ingresos de la primera ola y la Comunidad Valenciana ha registrado el mayor número de hospitalizados en las últimas horas, por lo que esta situación debe hacernos reflexionar.

¿Cómo valora las nuevas restricciones que se aprobaron la semana pasada?

Son acertadas. El objetivo principal de las mismas era forzar el confinamiento parcial de la población pero desgraciadamente, por sí solas no han resultado suficientes. Para ello es indispensable, una vez más, la colaboración ciudadana.

La campaña de vacunación está alcanzado la velocidad deseada. ¿Qué le parece?

Todavía no había alcanzado la velocidad de crucero deseada pero se ha demostrado que, con una adecuada organización, se pueden obtener excelentes resultados. En nuestro hospital se ha realizado un gran esfuerzo por llegar al mayor número de profesionales en el menor tiempo posible. Pienso que los resultados y la acogida han sido positivos.

¿Qué diferencias ve entre la situación actual y la que se vivió en marzo del año pasado en la primera ola de la pandemia?

La primera ola nos enfrentó a una patología poco conocida, de la que cada día aprendíamos algo. Ahora tenemos mayor experiencia y la realización de un mayor número de pruebas diagnósticas que facilitan la detección precoz de pacientes potencialmente graves. Actualmente existe una mayor incidencia de pacientes jóvenes, que puede estar en relación con una menor tasa de cumplimiento de las recomendaciones sanitarias, sobre todo el distanciamiento social.

Usted dirige la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital del Vinalopó. ¿De qué manera ha cambiado la forma que tienen de trabajar con motivo de la pandemia?

Ha sido un gran reto, nos hemos tenido que adaptar en un tiempo récord a la nueva realidad de atender a pacientes afectados por covid-19 en los domicilios, donde las condiciones que nos encontramos son muy diferentes al medio hospitalario. Hemos intensificado la telemedicina y la colaboración con múltiples servicios, como Urgencias, Cirugía, Atención Primaria, Oncohematología, centros residenciales y Medicina Interna.

¿Puede destacar alguna actuación en concreto?

En el último caso, el de la Medicina Interna, hemos ofrecido atención sanitaria tras el alta hospitalaria de pacientes afectados por covid-19 que precisaron ingreso en el hospital. Desde el inicio de la pandemia hemos realizado más de 1.600 ingresos, ofreciendo en los domicilios tratamientos y atención de rango hospitalario, incluido transfusiones y quimioterapia.

¿Es más difícil llegar a la gente que está en sus domicilios? ¿Hay mucha población desatendida en sus hogares?

Todo lo contrario. La acogida de los pacientes está siendo muy positiva, sobre todo en el caso de los pacientes paliativos oncológicos, cuya situación precisa de un abordaje multidisciplinar por parte de personal sanitario especializado en cuidados paliativos, incluidos psicólogos. Gracias a nuestra intervención estamos evitando el traslado de estos pacientes a centros hospitalarios y las complicaciones que puedan derivarse de ello pero manteniendo los estándares de la calidad asistencial.

Después de varios meses de pandemia, ¿cuál es la situación mental y física del personal sanitario actualmente?

Es cierto que la intensa carga asistencial de los últimos meses nos ha marcado física y emocionalmente. El personal sanitario tiene un alto sentido del deber y vocación de servicio pero en la situación actual precisa de una respuesta unánime y una implicación de toda la población.

Más restricciones en función de la presión hospitalaria

Conocedor de primera mano de la situación que se vive en los hospitales por su labor al frente de la UHD de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, Maikel Ayo González se muestra partidario de aumentar las restricciones que fueron aprobadas la semana pasada si la presión hospitalaria continúa la tendencia al alza que se ha instalado en la tercera ola que se vive ahora. «Aún nos queda camino por recorrer y nos esperan semanas difíciles. Será necesario ajustar las restricciones en función del ritmo de contagios y la presión hospitalaria», indica.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats