Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Elche detecta que la gente sin recursos es la que más usa la Administración Electrónica

La petición de ayudas para pagar el recibo del IBI, el agua o el alquiler lideran el ranking de gestiones online con el Consistorio - Más de 45.600 usuarios han utilizado el nuevo sistema

La Oficina de Atención al Ciudadano de la Plaça de Baix, con usuarios a la espera de ser atendidos. | ANTONIO AMORÓS

La Oficina de Atención al Ciudadano de la Plaça de Baix, con usuarios a la espera de ser atendidos. | ANTONIO AMORÓS

La petición de ayudas sociales para pagar impuestos, el recibo del agua o bien el alquiler está liderando el ranking de las gestiones realizadas con el Ayuntamiento de Elche a distancia a través de la Plataforma Electrónica. Este sistema, que requiere certificado y firma digital para poder realizar las gestiones ha acabado convirtiéndose en un aliado de la gente sin recursos económicos, al coincidir su puesta en funcionamiento con el estallido de la pandemia.

La implantación de esta plataforma para realizar las gestiones online desde casa ha supuesto que en sus primeros nueve meses de vida (de marzo a diciembre) más de 8.300 usuarios accedieran para reclamar al Consistorio una ayuda para poder hacer frente al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y otras 5.840 lo utilizaran para pedir una reducción en el recibo del agua.

Asimismo, otras 4.480 usuarios reclamaron ayudas de emergencia para poder pagar el alquiler, la luz o el agua. A ello se suman las 3.367 personas que solicitaron la renovación de la tarjeta del Bus Lliure y las más de 2.300 que reclamaron acogerse al programa municipal de ayudas dirigido a autónomos y pequeñas empresas que tuvieron que cerrar por el estado de alarma.

Más allá de la petición de ayudas sociales, hay otros trámites que han ido realizando los ilicitanos sin tener que desplazarse a las instalaciones municipales, como son las instancias generales (4.978) o la comunicación sobre el Impuesto del Incremento del Valor del Terreno de Naturaleza Urbana, Plusvalía (3.160 personas).

Entre las gestiones con más peso registradas en la Administración Electrónica destaca, asimismo, la solicitud de reconocimiento de la ley de dependencia (más de 2.000) o los trámites para participar en los procesos selectivos de funcionarios (1.900).

La declaración responsable de edificaciones, el registro de agente de quema agrícola, la presentación de facturas, los certificados de empadronamiento, la Renta Valenciana de Inclusión, las bajas en el padrón de habitantes del municipio por cambio de residencia son otros de los «papeleos» que con más frecuencia están tramitando los ilicitanos a través del sistema electrónico.

En total, la Administración Electrónica ha registrado más de 45.600 usuarios en sus nueve primeros meses de funcionamiento. Sin embargo, la reivindicada plataforma pensada para agilizar el papeleo todavía no ha permitido conseguir uno de sus objetivos, aliviar la carga de trabajo en las oficinas municipales de atención al ciudadano (OMACS) y reducir las esperas. Desde el Ayuntamiento, su edil responsable, Ramón Abad, lo justifica en que el sistema para hacer gestiones online arrancó en plena pandemia, lo que ha trastocado todo.

Inicios

Los inicios de este sistema coincidieron prácticamente con el confinamiento domiciliario que llevó a cerrar durante varias semanas las instalaciones para tramitar las gestiones de forma física. Después, con la limitación del aforo se produjeron varios colapsos, que coincidieron con el verano, algo que también pudo motivar el aluvión de solicitudes online para pedir las ayudas.

El edil Ramón Abad apuntó además que las colas no han podido reducirse porque el Consistorio ha tenido que rediseñar las oficinas municipales con la cita previa, que abarca mucho más tiempo entre cita y cita. De cualquier manera, en volver a la normalidad sanitaria, según el concejal, el objetivo de aliviar las esperas en las OMACs será «muy asumible».

Valoración positiva y formación para llegar a más ilicitanos

La puesta en marcha de la Administración Electrónica en el Ayuntamiento de Elche tiene todavía mucho camino por recorrer para llegar a más ciudadanos y cosas por mejorar. La valoración que hace el edil del área, Ramón Abad, es muy positiva. Sin embargo, reconoce que por el covid «no hemos podido hacer la expansión con charlas formativas a colectivos y ciudadanos», algo que el equipo de gobierno quiere hacer en cuanto se pueda.

El concejal aseguró también que «la fase de reciclaje de los funcionarios hacia este nuevo sistema está funcionando bien lo que pasa que requiere cierto tiempo para hacer una valoración más global»

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats